Villa María | Juliana Companys | Roberto Mercadal | cámaras de seguridad

No pasaría de este año el juicio contra la pareja acusada de asesinar a un médico en barrio Santa Ana

Los imputados por el crimen -Nicolás Altamirano y Sofía Radici- serían juzgados en septiembre. El profesional de la salud, de 74 años, fue hallado sin vida por su nieta. Lo mataron de 14 puñaladas. El hecho ocurrió a principios de noviembre de 2020

Según pudo saber este medio, el debate oral y público por el crimen del cardiólogo Roberto Mercadal (74) se llevará a cabo durante el mes de septiembre en Tribunales de Villa María.

Por este brutal episodio, ocurrido durante la noche del viernes 7 de noviembre de 2020, la Justicia ordenó la detención de Nicolás Altamirano (27) y Sofía Alejandra Radici (29).

El masculino fue imputado por el delito de homicidio doblemente calificado por criminis causa y alevosía; en tanto, sobre la femenina, quien a su vez es su pareja, recayó la imputación de homicidio calificado por criminis causa.

La muerte del septuagenario se dio en su propia casa, situada sobre calle Roma 190, en el tranquilo barrio Santa Ana.

El crimen se dio en un marco de aterradora desmesura. Mercadal fue hallado sin signos vitales con 14 puñaladas en su cuerpo. La víctima del hecho había sido maniatada por los presuntos autores del crimen, quienes se habrían apersonado en la vivienda del jubilado con fines furtivos.

El cuerpo del hombre sin vida fue hallado un día después por su nieta, quien de inmediato dio aviso a la Policía.

Para dar con los supuestos asesinos, fue clave para los investigadores el análisis de diferentes cámaras de seguridad, tando privadas como públicas.

Vale destacar que durante las primeras horas de la investigación estuvo a cargo de la causa la fiscal Juliana Companys. Luego, todo lo actuado fue trasladado a las oficinas de la Fiscalía de Instrucción de Primer Turno de Silvia Maldonado, quien se encargó de dar continuidad a las averiguaciones.

Justamente ante Maldonado, los imputados por el crimen utilizaron su derecho de abstenerse a prestar declaración indagatoria, instancia que se efectuó en Tribunales casi un mes después del hecho.