Provinciales | Juntos por el Cambio | gente | lista

"Debemos hacer un gran esfuerzo para conciliar a todos en Juntos por el Cambio"

Luis Juez, diputado nacional y líder del Frente Cívico, señaló que mañana se inscribirá esa alianza, lo que evitará el riesgo de dispersión. Dijo que debería haber una lista única pero a la vez cuestionó la postura del radicalismo

Luis Juez arrastra las metáforas futboleras desde el sábado. Dice que, en la política, como pasó con la selección, deben entrar quienes están mejor y no quienes tienen historia. Así, se refirió al radicalismo y su pretensión de encabezar las listas que Juntos por el Cambio llevará en las legislativas de este año en Córdoba.

El diputado nacional y líder del Frente Cívico adelantó que mañana se inscribirá el Frente Juntos por el Cambio en Córdoba, lo que despeja la posibilidad de un quiebre como el que ocurrió en 2019. Pero, a la vez, Juez no descarta una interna si el radicalismo no cede en su criterio de ocupar el número 1 en las listas.

- Se está en etapa de definiciones, cerca del cierre de las alianzas y de las candidaturas. ¿Cómo está Juntos por el Cambio en la provincia?

- El miércoles (por mañana) entiendo, por lo que hemos hablado con los presidentes de los partidos que integran Juntos por el Cambio, estaríamos firmando la alianza, así que ya les hemos dado instrucciones a los apoderados para que preparen el instrumento legal y el reglamento interno. La verdad es que estamos intentando, yo por lo menos lo estoy haciendo, hablar con todo el mundo. Lo ideal sería tener una lista muy competitiva en Córdoba, donde podamos expresar todas las fuerzas de Juntos por el Cambio y concentrarnos en la agenda que tiene la gente. La agenda de la gente, claramente, pasa por el tema económico, el tema sanitario, la pandemia, la pérdida de empleo. La gente no quieren que sus chicos pierdan otra vez el año lectivo. La gente no está pensando en las Paso pero ese proceso se avecina y habrá que estar a la altura de las circunstancias. Entiendo que debemos hacer un gran esfuerzo para conciliar a todos los sectores y, si lo hacemos, no debería haber inconvenientes. Si cada fuerza -como lo hemos analizado con Horacio Rodríguez Larreta, con el mismísimo Mauricio Macri, con Patricia Bullrich- retiene lo que puso en juego cuando se constituyó por primera vez Juntos por el Cambio no debería haber problemas porque cada uno mantendría el espacio y ahí podríamos conformar una lista muy competitiva. Pero, bueno, claramente hay que tratar hasta el último momento de hacer un esfuerzo para que estemos todos.

“No hay humor social para la pelea de vanidades”, declaró Juez.

- La idea entonces es que haya una lista de unidad y evitar que las Paso sean una instancia de competencia interna.

- No hay humor social para pelea de vanidades. Pero, bueno, si esto no se logra habrá que ir a disputarla, claramente. Pero no voy a mentir, la gente tiene otros problemas. A mí la gente no me para en la calle para decirme: “Che, Luis, le vamos a pelear a Negri, vamos a discutir con Rodrigo de Loredo”. No. La gente me pregunta si las peleas que tenemos no nos van a condenar a tener que vivir de rodillas frente al kirchnerismo. La gente es muy contundente. Lo dijo el 9 de julio, lo dice permanentemente. Este es un gobierno que no tiene límites. Es un gobierno que, mientras estamos festejando el gol del Fideo Di María, los tipos te clavan un nuevo cepo al dólar. Es un gobierno que, mientras estás discutiendo una cuestión y estás concentrado en el tema de la pandemia, te aparece Máximo Kirchner diciendo que no nos van a torcer los brazos los laboratorios cuando la gente está suplicando que a sus hijos con capacidades diferentes los puedan vacunar con Pfizer, que es la única vacuna. Es un gobierno que, mientras estás concentrado en la agenda de los argentinos, los tipos te sacuden con cualquier locura. Y la gente tiene miedo, le tiene miedo al kirchnerismo. La gente no quiere vivir de rodillas frente al kirchnerismo. Entonces, vamos a tener que hacer un esfuerzo para tratar de ser una alternativa y una opción seria a la hora de que la gente pueda evaluarnos.

- Hay que conciliar muchas fuerzas políticas pero también muchos candidatos enJuntos por el Cambio en Córdoba. Por otro lado, el radicalismo tuvo un Congreso y definió estar adelante, ser la columna vertebral de la alianza. Esa es la condición fundamental.

- Pero eso tiene que ver más con un dejo de vanidad histórica que con un hecho de la realidad. La lista hay que hacerla y la tienen que encabezar los dirigentes que mejor parados están.Esto en cualquier lado es así.En el fútbol es así. Me hubiese gustado que jugara de nueve Agüero, pero no está en condiciones. No le podía quitar el lugar al 9 que decidió el técnico porque Lautaro Martínez está en mejores condiciones. Uno no puede jugar por lo que fue alguna vez. Eso se lo he dicho a los dirigentes radicales:“Muchachos, ¿queremos ganarle en serio al peronismo, al kirchnerismo enCórdoba? Tenemos que ir con los mejores dirigentes, con los que más miden, con los que más contacto y relación tienen con la gente, con los que mejores expectativas generan”. Aparte la vida es así. Me ha tocado. He ido en la lista de diputados número 5, colgado de los dientes en la boleta y no se me cayó nada. Fui a Río Cuarto como candidato quinto a diputado nacional y todavía me acuerdo con el cariño que la gente me aplaudía, me saludaba y no me preguntaba en qué lugar estaba en la lista. Esas son cosas que no entiendo y se lo he dicho a todos los dirigentes: “Muchachos no vengan con esa ‘nosotros debemos encabezar’”. Eso puede haber sido en otro momento, hoy la realidad dice otra cosa, los números dicen otra cosa, las encuestas dicen otra cosa. Pero, bueno, si no hay acuerdo y tenemos que ir a las Paso, iremos a las Paso. Nosotros desde el Frente Cívico estamos preparados para dar la pelea que haya que dar pero también somos conscientes de que la gente quiere otra cosa. Eso no quiere decir que estemos dispuestos a que porque la gente quiere otra cosa terminar siempre cediendo hasta la embestida final de aquellos que creen que porque tienen un partido de ciento y pico de años eso los habilita a estar en un lugar donde la gente no los puso, donde la gente no los tiene.

- Más allá de que usted señale que el 2021 es la oportunidad para decirle que no al kirchnerismo, ¿también se empieza a definir el 2023 en la provincia?

- Depende. Juntos por el Cambio es una franquicia que existe a nivel nacional. A nivel provincial no existe. Si usted me pregunta si el posicionamiento que adquieren los dirigentes ahora les va a servir para la elección de 2023, le digo que a Juntos por el Cambio a nivel provincial va a haber que construirlo. Si usted me apura más todavía, le diría que la historia reciente de la provincia de Córdoba nos dice que nos ha costado muy mucho conformar una alianza con otros actores políticos e inclusive con los que vamos a coincidir ahora el miércoles firmando la alianza. Con lo cual son dos partidos distintos, totalmente distintos. Son dos escenarios totalmente distintos y dos disputas totalmente distintas. Nosotros nos vamos a preparar muy bien para las dos. La primera es esta. Una vez que pase este proceso político desde el Frente Cívico nos vamos a preparar para disputar, lo he dicho al hartazgo, la gobernación de esta provincia como nos venimos preparando desde 2007. Pero esa es una discusión para otro partido.El que vamos a jugar el 12 de septiembre y en noviembre es un partido que tiene en juego la representatividad parlamentaria donde, si el kirchnerismo tiene la mayoría que anda buscando, el año que viene vamos a estar discutiendo cosas muy graves porque estos tipos no conocen límites, se van a llevar puestos el país completo. Es un tema serio. A pesar de que no está en la agenda de la gente, la gente tiene que saber que, si el kirchnerismo consigue la mayoría que anda buscando, el año que viene la discusión va a ser la modificación de la Corte, la destitución del Procurador General de la Nación, la idea de modificar la Constitución. Es un gobierno con pocos frenos éticos, con lo cual si consigue la mayoría parlamentaria la discusión va a ser terrible por la agenda que van a imponer. Es una elección que, si bien no está en la agenda de la gente, no hay que subestimarla de ninguna manera.

Marcos Jure. Redacción Puntal