“No voy a parar. Hoy (por ayer) es el segundo aniversario de la muerte de mi hijo. Yo estoy yendo al cementerio y uno de los asesinos está libre”, afirmó en declaraciones a este matutino.

Vale mencionar que por el asesinato de Nano fueron juzgados a fines de abril Joaquín Munarriz y Eliéser Tomás Canova. El primero de los citados jóvenes fue condenado a la pena de 14 años de prisión efectiva; su amigo, en tanto, quedó absuelto y recuperó la libertad.

“Dejaron en libertad a uno y al otro le dieron 14 años, como si se tratara de un homicidio simple. Nunca existió una pelea, mi hijo murió sin poder defenderse, es algo que me lo dijo desde un principio la fiscal Companys”, exclamó la mujer.

“No le dieron valor a la vida. Dónde están los derechos de mi hijo. Nosotros somos las víctimas. Quiero perpetua para los asesinos de mi hijo, no concibo lo que hace la Justicia de Villa María, jamás se probó nada”, agregó.

“Si Nano hubiese sido hijo de un juez o de un senador, la mano de la Justicia hubiese sido diferente, lo que hicieron conmigo es una total impunidad y fraude”, soltó.

Mirta volvió a cargar contra el abogado defensor de Munarriz, Marcelo Martín Silvano, a quien acusó de “haber armado todo”.

El abogado de la querella, Manuel Argüello, afirmó semanas atrás que cuando sean dados a conocer los fundamentos del juicio solicitará la impugnación de la sentencia.