Villa María | Justicia | Tribunales | absolución

Absolución y libertad para los acusados

El fallo del Tribunal fue unánime y benefició tanto a Nelson Druetta como a sus hijos, Máximo y Agustín. El crimen del productor agropecuario de Laboulaye quedó impune

Con la absolución de los tres acusados, se dio por terminado este miércoles en la Cámara del Crimen el juicio oral y público por el asesinato del productor agropecuario de Laboulaye Luis Vidal Martínez (55), quien murió a fines de 2020 en el Hospital Regional Pasteur a los pocos días de haber recibido una brutal golpiza.

Por ese violento y trágico episodio, en el que también resultó lesionado su cuñado, Nicolás Héctor Ancovic (62), fueron enviados a juicio Nelson Fabián Druetta, vecino de esta ciudad de 49 años, y sus hijos Fabián Agustín Druetta Scheffer, de 22 años, y Máximo Stéfano Druetta Scheffer, de 20 años.

Según se indicó, el fallo que terminó por liberar a los miembros del grupo familiar fue unánime (los 12 jurados populares coincidieron en que la absolución de los encartados era la pena más justa).

Vale destacar que los tres Druetta llegaron al juicio acusados por los mismos delitos:“homicidio calificado por alevosía” (por la muerte de Martínez) y “homicidio calificado en grado de tentativa” (por las heridas leves que sufrió Ancovic).

Alegatos y sentencia

Horas antes de la sentencia, las partes involucradas en el juicio llevaron adelante los alegatos. Durante esta etapa, tanto el fiscal de Cámara Francisco Márquez como el abogado querellante, José Manuel Prieto, y los abogados defensores, Eliseo Boiero, Erik Zamponi y Luciano Vay, elaboraron sus conclusiones y luego le hicieron saber al Tribunal cuáles eran las penas que ellos consideraban justas para los acusados.

Durante su alegato, Márquez dijo que no había pruebas para intentar condenar al más grande de los hijos, Agustín. “Nunca estuvo en el lugar del hecho”, enfatizó el funcionario judicial, al tiempo que añadió que cuando Martínez fue violentado, el joven se encontraba “en la casa de la abuela de su novia, en barrio Los Olmos, a más de 3 kilómetros de distancia”.

En otra parte de su discurso, el fiscal indicó que las pruebas no terminaban de ser del todo claras para avanzar en la imputación de Máximo, el otro hermano. Por todo lo dicho, solicitó que ambos jóvenes fueran absueltos.

Por último, el magistrado requirió que Nelson, el padre de los adolescentes, fuera condenado a 10 años de prisión por el delito de homicidio simple.

Al momento de alegar, el abogado querellante, José Manuel Prieto, pidió que Nelson y Máximo fueran condenados a 15 y 10 años de cárcel. En tanto, para el restante solicitó la absolución.

Los abogados Boiero, Zamponi y Vay, con difererentes fundamentos, se encolumnaron detrás del pedido de absolución y posterior liberación de los imputados.

El hecho

El violento acto que terminó con la vida de Martínez se produjo durante la madrugada del jueves 24 de diciembre.

El vecino de Laboulaye, tras recibir golpes en diferentes partes del cuerpo, fue trasladado al Hospital Pasteur, hasta donde llegó con un grave traumatismo de cráneo.

Su deceso, finalmente, se dio el 29 de ese mismo mes.

El crimen de Luis Vidal Martínez quedó impune.