Villa María | justicia | Remisero | crimen

Crimen del remisero: aseguran que la decisión de liberar a los adolescentes "va contra la ley"

Así lo afirmó Florencia Vottero, abogada querellante de la familia Maldonado. Dice que el entorno de los menores no superó las pericias socioambientales

La abogada querellante de la familia Maldonado, Florencia Vottero, dijo ante Puntal Villa María que la orden de liberar a los menores de 13 y 14 años, acusados por el homicidio de un remisero oriundo de James Craik “va contra la ley”.

Según explicó, y de acuerdo a las pericias y los informes que le realizaron a sus respectivas familias, correspondería que los chicos permanezcan en un instituto de menores.

La letrada dijo que en ese contexto los adolescentes podrían recibir un tratamiento psicológico acorde a su realidad, e incluso retomar la escolaridad, situación que no estaría garantizada de continuar viviendo donde lo hacen.

Cabe mencionar que son tres los menores que fueron puestos a disposición de la Justicia por el asesinato de Ramón Venancio Maldonado, el vecino craikense de 68 años que fue hallado sin vida hace casi tres meses en un camino rural, entre las localidades de Oliva y Pampayasta.

Los presuntos autores del hecho tienen 13, 14 y 18 años, y solo el más grande de ellos es imputable.

La explicación de Vottero

La abogada querellante explicó a grandes rasgos qué dice la ley y cómo se aplica en los casos en los que el o los autores de un delito no superan la mayoría de edad.

“La ley de los menores inimputables no condena, sino que su objetivo es resociabilizar. Lo que hace es garantizar que se alejen de una situación de riesgo”, contó.

Mientras los acusados se encontraban alojados en el Complejo Esperanza de Córdoba Capital, el Juzgado de Menores de Villa María solicitó que los hogares de los dos más chicos sean sometidos a pericias socioambientales. En ambos casos, el resultado fue negativo.

Estos informes no fueron tenidos en cuenta ni por la Senaf de Córdoba ni por el Juzgado de Menores de Río Segundo y, en consecuencia, se libró la orden para que los adolescentes de 13 y 14 vuelvan con sus familias, las que se establecieron en Villa María y en Laguna Larga.

La situación del menor de 18 es totalmente diferente, ya que por su edad es imputable. Por ese motivo, la fiscal Juliana Companys ya le dictó la prisión preventiva, situación que lo obliga a continuar privado de su libertad.

Los menores no pueden acercarse a la familia Maldonado

En la edición de ayer, este medio publicó una entrevista con Paola, una de las hijas del remisero asesinado. En el marco de la charla, la mujer reconoció que se encontraba a la espera de una resolución que le prohiba a los menores acercarse a la familia Maldonado. Y esa resolución, finalmente, llegó. “La jueza largó una orden de restricción y de acercamiento para proteger a las hijas, a la esposa y a la madre de la víctima”, confirmó ayer Vottero.

Maldonado.jpg