Justicia | acusada | familia

En su tercera marcha, familiares de Ayelén piden prisión domiciliaria

Pasado el mediodía ratificaron su reclamo ante las puertas de Tribunales. En torno a la petición realizada y la oposición a la preventiva, el abogado defensor afirmó que hoy o el lunes tendrán una resolución por parte de la jueza de Control

Pasado el mediodía los familiares y amigos de Ayelén Fernández se hicieron presentes por tercera vez en las puertas de Tribunales para pedir el regreso con sus hijos.

En diálogo con Puntal Villa María, los presentes manifestaron que desean que la acusada obtenga la prisión domiciliaria tras estar recluida desde mediados de abril.

Por su parte, el abogado defensor, Jorge Olmedo, dio a conocer que tendrían novedades hoy o más tardar el lunes de la semana próxima sobre cómo continúa la causa tras la presentación a la jueza de Control.

El entrevistado expresó que solicitaron su intervención debido a que la fiscal del Tercer Turno, Juliana Companys, denegó la domiciliaria por riesgo de fuga o entorpecimiento de la investigación.

En este sentido, aseguró: “No sabe manejar ni siquiera una bicicleta y tiene dos hijos menores. Tampoco posee los medios económicos ni de movilidad, ¿consideran que una persona así puede darse a la fuga?” y siguió: “Parece un tanto descabellado. Más allá de la declaración de este efectivo que participó del allanamiento, no tienen otra prueba”.

En efecto, ratificó que esperan la resolución por parte de la jueza de Control, quien podría dar lugar a la domiciliaria o la libertad.

En la manifestación, familiares y amigos aseguraron que volverán el lunes al Palacio de Justicia ante la falta de respuestas.

Familia

En su tercera movilización, el tío de la acusada y hermano de la supuesta víctima, Edgard Fernández, expuso: “Creemos que existe una mala actuación por parte de la Fiscalía que ha arrasado a la familia”. Al respecto, señaló que la Justicia lleva adelante la causa “criminalizando” y con “atropello”.

Sobre la apropiación del espacio para llevar a cabo su reclamo, aseveró: “Estamos poniendo una cuota de verdad en esta situación”.

Por su parte, la madrina de Ayelén y amiga de José por muchos años, Evelin Lorenzatti, afirmó: “Estamos ambas familias unidas, esta más que claro que todo es una injusticia”.

Asimismo, comentó que la acusada niega la supuesta declaración que la Justicia utiliza como prueba tomada el día del allanamiento y que llevó a su posterior detención.

Sobre esto, describieron que la imputada habría hablado con un efectivo el día en que realizaron el operativo en barrio Trinitarios. Al parecer, según la Justicia, Ayelén confesó haber cometido el crimen y ser abusada por su padre.

La madrina desestimó tal postura y fundamentó: “Fue en un momento en que ella estaba sola con sus hijos y cayeron a su casa a realizar el allanamiento”.

Sobre el operativo, Edgard Fernández aseguró: “Hay vecinos que son testigos de cómo la retaban y apremiaban en la vereda de su casa con los niños dentro y sin nadie que la respalde”.

Luego de la intervención por parte de la Fiscalía, llegaría la pareja del difunto, Mónica Hernández, quien, según los familiares, estuvo presente el día en el que ocurrió el accidente y puede garantizar dónde estaba, también qué hacía la acusada en el momento del hecho.

Pruebas

La familia enfatizó que la Justicia desoyó a Hernández y solo se basa en la declaración del efectivo.

Al respecto, el abogado defensor aseguró: “Mónica declaró cómo fueron los hechos y fundamenta que Ayelén estaba alimentando a sus hijos en el momento que ocurrió”.

En consecuencia, sostuvo: “No tiene prueba más que la evaluación del perito donde se establece un supuesto homicidio. Para la defensa no tienen ninguna”.

El primo de Ayelén y sobrino del difunto, Elías Maineri, precisó: “La base objetiva de la causa se desmorona por todos lados, por eso desoyen la voz de Mónica”.

En este sentido, expresó que está preocupado si las pruebas se sostienen en un solo testimonio por parte de un efectivo.

“No queremos que la Justicia sea atropelladora, que se clave en una tesis y nada más”, dijo y siguió: “Como dicen los economistas, si tu única herramienta es el martillo a todo lo vas a ver como clavo. Es lo que parece que está sucediendo, poseen una sola herramienta que es criminalizar y no ha variado su hipótesis”.

En relación con el motivo que lo lleva nuevamente al Palacio de Justicia, solicitó: “Lo que pedimos más que nada es que Ayelén pueda volver con sus hijos. Si ella tiene que seguir en su carácter de acusada y en prisión, que sea en el domicilio, para que no se vulneren los derechos de las criaturas”.

En efecto, enfatizó que “jamás” estuvieron contra el accionar de la Justicia, inclusive, resaltó que quiere saber lo que ocurrió con su tío.

Por otro lado, tanto la familia como el abogado defensor garantizaron que fueron excluidas de las pericias. “No pudimos proponer perito de control ni mucho menos”, indicó Olmedo.

Pedido

“Pedimos que se baje la preventiva y que ella pueda estar en su casa con una domiciliaria hasta que esto se esclarezca porque ella es completamente inocente”, exteriorizó con lamento la madrina de Ayelén y agregó: “Si se han equivocado, que lo reconozcan”.

En sintonía, la mujer mencionó que “jamás pensaron” que un accidente doméstico iba “a derivar en semejante barbaridad y sobre una niña discapacitada”.

También indicó que la acusada posee una inocencia en la que es incapaz de realizar una acción de semejante magnitud.

“Esto es dudoso y mal intencionado desde el comienzo. Primero hay que investigar bien, no que una persona inocente este detenida sin ver a sus hijos desde mediados de abril”, puntualizó.

Para terminar su testimonio, señaló: “Queremos que se sepa la verdad y esta no es”.

En torno a cómo está siendo esta situación para la familia, Maineri reveló: “Te digo personalmente no he llorado a mi tío, a mi padrino, porque uno no sabe cómo reaccionar ante esta conmoción de sentimientos”.

Sobre esto, profundizó: “Estamos de luto por mi tío y a la vez preocupadísimos por Ayelén, por el futuro de sus hijos que están con Mónica”.