Policiales | Justicia | hermano | Villa Nueva

Pedido de justicia frente a la sede policial de Villa Nueva

En Marcos Juárez al 500, vecinos solicitaron la liberación de dos hombres y una mujer, quienes, según explicaron, se encuentran detenidos "injustamente" y "sin haber hecho nada"

Vecinos protestaron este jueves frente a la sede policial villanovense, situada sobre calle Marcos Juárez al 500, y frente a la plaza céntrica, pidiendo la liberación de tres personas, quienes, según indicaron, se encuentran detenidas “sin haber hecho nada”.

Los hechos que causaron el arresto de estas tres personas ocurrieron el día martes, minutos antes de una balacera que tuvo lugar en barrio Florida, secuencia que se viralizó rapidamente vía redes sociales, en la que se ve a un grupo de policías disparando balas de goma y persiguiendo a dos sujetos.

Todo se originó por un control vehicular, explicaron familiares de las tres personas detenidas, quienes fueron identificadas como Juan Carlos Fernández (63), Claudia García (53) y Hernán Fernández (23) -este último es el hijo de los anteriores-.

Encabezando la protesta estuvieron Claudia y Yamila Fenández, familiares directas de los aprehendidos.

Cronología de los hechos

Frente a la sede policial villanovense, Claudia contó cómo se originaron los hechos. “Los patrulleros de la Policía llegaron el martes al almacén de mi hermano (Juan Fernández), donde había una moto estacionada afuera, propiedad de él”, sostuvo.

Al parecer, los uniformados estaban investigando el robo de una motocicleta. “Mi hermano sale del negocio y pregunta qué pasaba. En ese momento, presenta los papeles y la Policía corrobora lo que querían saber, que no era robada”, dijo Claudia.

Y agregó que entre los uniformados y Juan hubo un cruce de palabras, que por momentos se volvió bastante tenso. “Los policías y mi hermano estaban nerviosos”, indicó.

Juan Carlos y Claudia, padres del dueño de la moto, ambos con problemas de salud, escucharon los gritos y salieron para ver qué pasaba. “Llegaron mi papá y mi mamá, los dos con discapacidad, mi mamá tiene un problema de obesidad mórbida y a mi papá le falta una pierna producto de un ACV que le dio hace mucho tiempo. Mi papá no entendía el porqué de la discusión”, aseveró la mujer ante los micrófonos de este medio.

En escena también aparece otro hermano, Hernán, el tercer detenido que tiene esta historia. “Sin insultarlos, les dijo a los policías que le parecía una exageración la cantidad de patrulleros que había en el lugar, a lo que respondieron: ‘Usted cállese’ y lo esposaron. Él nunca se resistió a la detención”, relató su hermana.

Y añadió: “A mi papá le agarró la desesperación, tiró las muletas, pegó un salto y se subió al techo del patrullero gritando: ‘A mi hijo no me lo llevan’”.

Claudia manifestó ante este matutino que sus padres fueron maltratados. Dijo que su madre terminó con moretones en el cuerpo.

Por esas lesiones, Juan Carlos y Claudia, asesorados por un estudio de abogados de esta ciudad, fueron a hacer la denuncia.

Primero se dirigieron a la Unidad Judicial de Villa María, luego a la de Villa Nueva y finalmente visitaron la alcaidía de Avenida Perón, donde quedaron alojados por orden de la fiscal de turno.

“Los metieron al calabozo. Hoy a las tarde nos avisaron que mi hermano, Hernán Fernández; mi papá, Juan Carlos Fernández; y mi mamá, Claudia García, estaban en la cárcel de barrio Belgrano; todo, sin tener antecedentes”, acentuó.

“Justicia, justicia”

Claudia y su hermana Yamila, acompañadas por una veintena de personas, pidieron justicia al pie de la Policía.

“Queremos defendernos. No entendemos qué pasó para que todos hayan sido trasladados a la cárcel”, dijo una de ellas.

“No sabemos qué va a pasar. Mis papás tienen problemas de salud. No pueden estar en la cárcel de barrio Belgrano. Somos gente normal, de bien. Por qué no les tomaron la denuncia. Por qué los metieron al calabozo. No me da vergüenza salir a defender a mis padres. Es todo una mentira, somos gente de bien, educada, pedimos justicia”, reclamaron.

Fuentes allegadas al caso indicaron que la detención de Juan Carlos Fernández y su mujer, Claudia García, fue por “entorpecimiento a la investigación”.

“Ese delito no existe”, expresó un abogado consultado por este matutino, quien agregó: “El delito que sí existe es desobediencia a la autoridad o resistencia, que tiene penas de un mes a un año”.

Justicia 1.jpg