kirchnerismo | Gobierno | Córdoba

Negri se diferenció de Juez, pero lo invitó a esperar juntos los resultados

El candidato a senador de Juntos por Córdoba dijo que no hay que ser petulante y aseguró que no busca respaldos nacionales. Pero indicó que sería bueno compartir el búnker con las otras listas

Mario Negri, el precandidato a senador de Juntos por Córdoba, una de las cuatro boletas que este domingo competirán dentro de Juntos por el Cambio en la provincia, se diferenció de su adversario directo en las Primarias, Luis Juez, pero remarcó que sería positivo que todos los integrantes de las cuatro listas se reúnan para esperar los resultados de las Paso.

El actual jefe del interbloque en la Cámara de Diputados remarcó que “no se trata de gritar más” sino de “imponer ideas y tratar de ampliar a la oposición” cuando fue consultado por la definición de la “lista más fuerte”, como se autodenomina la integrada por Juez y Rodrigo de Loredo.

“Lo que vamos a jugar es si ponemos equilibrio en el poder y qué tipo de Argentina vamos a construir hacia adelante. Si volvemos a cuando vivíamos con lo nuestro y que el mundo se nos venga encima o encontramos un camino de desarrollo y de una economía que recupere empleo, algo central porque tenemos 50% de pobreza y muchos jóvenes que se quieren ir. Además hay que bajar ya la presión impositiva porque afecta a los sectores de la producción de manera escandalosa. Es necesario también que el Gobierno dialogue para encontrar un rumbo porque si no nos vamos a chocar contra un iceberg”.

¿No falta debate de los temas centrales como pobreza, empleo, educación?, se le preguntó.

Hubo poco debate de los temas importantes, a pesar de que superan a la vacuna en interés, y aunque en Salud la gestión fue un desastre. Pero son temas para discutir y espero que de cara a noviembre el debate se profundice porque es crucial analizar por dónde vamos a salir. Nosotros planteamos, por ejemplo, la emergencia educativa, con 8 años, en los que se trabaje en la recuperación de tiempos perdidos, aumento de presupuesto, recapacitación de docentes. Y tenemos que ir a un equilibrio de poder que permita frenar el intento de querer copar la Justicia para buscar la impunidad. Porque mientras la gente estaba encerrada iban por la reforma judicial, la reforma del Ministerio Público para resolverle los problemas a Cristina. Y en materia tributaria impulsamos un acuerdo, y espero que lo votemos todos los candidatos, para comprometernos a no votar más aumentos de impuestos. Que blindemos además la jubilación. Recordemos que el Presidente dijo que entre los jubilados y los bancos se quedaba con los jubilados y cuadruplicó la cantidad de Leliq y les bajó el ingreso más del 10% a los jubilados.

En otro tramo de la entrevista, Negri destacó: “Estamos ante el peor gobierno peronista desde la vuelta de la democracia, y mire que con Menem yo no coincidía para nada. Pero acá tenemos desgobierno, una gestión sin rumbo, no sabe hacia dónde va y con el poder que reside en la vicepresidenta y no en el Presidente. Estamos viajando con los ojos vendados y cuando uno escucha al Presidente ve que trata de enemigo todos los días a la oposición y en el medio de la cuarentena la única obsesión era que si estaba Macri íbamos a tener 10 mil muertos y resulta que ahora tenemos casi 120 mil. Es una locura lo que hicieron con la salud y con la economía. Cómo no va a estar fatigada la gente. Recuerden que había que cruzar una montaña de tierra para ir a San Luis. Y en Olivos había fiesta mientras la gente estaba encerrada.

Para el actual diputado y candidato a senador, “si no hay inversión en el país no va a haber más empleo y para eso necesitamos confianza, que significa que un Gobierno no estafe o cambie las reglas de juego. Nos están pasando nuestros competidores como Perú o Paraguay. Vivimos del pasado”, indicó.

¿Cómo se lleva con los otros candidatos de Juntos por el Cambio?

Yo no tengo problemas con nadie y de parte nuestra no van a encontrar ningún agravio. El adversario nuestro no está en Juntos por el Cambio, más allá de que trajeron gente para que nos insulten, que nos digan cosas quienes no conocen Córdoba. Pero eso es parte de la miseria humana. El 12 a la noche tenemos que estar todos juntos y si podemos esperar el escrutinio todos reunidos, mejor. Deberíamos encontrar la manera de esperar todos juntos el resultado. Para eso uno tiene que tener buena predisposición y buena leche.

¿Cree que la hay en las otras listas?

Supongo que sí. En definitiva acá lo que hay es una selección de candidatos. Yo conozco la provincia y quiero llevar al Senado mi experiencia de conducir un interbloque de 114 diputados, siempre en minoría, y habiendo estado durante el Gobierno anterior en las buenas y las malas. Porque uno ve ahora a grandes campeones que les gustan los beneficios pero después disparan y empiezan a criticar. Con el kirchnerismo yo nunca viajé ni en una bicicleta juntos, tenemos una visión muy diferente sobre el país, las instituciones, la lucha contra la corrupción. No pasé ni cerca. En todo caso me tocó con el radicalismo, cuando una parte se iba con ellos, enfrentarlos solo. Pero creo que al populismo hay que ganarle con las ideas, que en su caso están en la madriguera del Senado, donde está Cristina. El gobierno de Córdoba no tuvo un senador que defienda la provincia. Además al kirchnerismo no se lo enfrenta como en una pelea callejera, se lo enfrenta con ideas y con coherencia, buscando acuerdos opositores y ampliando los espacios.

La lista de Juez y De Loredo se define como la más fuerte, ¿cómo define la suya?

Yo no defino mi lista. El problema no es gritar. Acá el más fuerte es el senador Esteban Bullrich y su pelea por la vida. En el caso nuestro lo más fuerte son los cordobeses, no un dirigente, hay que dejar de ser petulante. Los cordobeses en 2015 pararon el populismo y en 2019, a pesar de perder la elección, impidieron que tuvieran mayoría. Sacamos 6 diputados en esa elección. Pero esto no es una batalla personal que va a ir Mario Negri a controlar a Cristina. Pero además, el cordobés y el kirchnerismo son incompatibles, son como el agua y el aceite. Son dos visiones muy diferentes. Esto independientemente del peronismo provincial, que a mí me gustaría que deje de poner una pata en cada canoa. Porque también votó 17 leyes con el kirchnerismo. Y yo entiendo que puede haber razones, pero votaron una ley de emergencia que les bajó 10% los ingresos a los jubilados, y que le volvió a aumentar los subsidios al AMBA en transporte y energía.Pero insisto en que lo que más me preocupa es que el kirchnerismo no se quede con mayoría absoluta.

Gonzalo Dal Bianco