Policiales | La Carlota | adolescente | juicio

La Carlota: once años de prisión para el padre acusado de abusar de su hija

La adolescente fue sometida durante casi dos años. La resolución fue dictada por la Cámara de Segunda Nominación, a partir de un juicio abreviado. La querella cuestionó la metodología, ya que la víctima "no fue escuchada", y adelantó que apelará la sentencia

La Cámara Segunda del Crimen de Río Cuarto condenó ayer a once años de prisión a un hombre de 35 años por haber abusado de su hija en reiteradas ocasiones en la ciudad de La Carlota, en un caso que conmocionó a la población cuando salió a la luz el aberrante hecho.

La pena contra Federico Crosa fue acordada entre la defensa y la fiscal de Cámara Laura Huberman, a través de un juicio abreviado, que fue refrendado ayer por el juez Pablo Bianchi.

Crosa había sido detenido hace un año en la ciudad de La Carlota cuando su hija tenía 15 años y luego de casi un año de sometimiento pudo relatar lo sucedido.

La adolescente de 16 años primero fue abusada por su padre biológico y luego por el policía al que le pidió ayuda.

El resonante caso trascendió la frontera de la provincia, ya que a la semana de la detención de Crosa fue apresado un policía de 39 años acusado también de abuso sexual contra la joven.

El condenado llegó al juicio acusado de abuso sexual con acceso carnal calificado por el vínculo reiterado y promoción o facilitación a la corrupción de menores calificado por el vínculo, que contempla una pena que va de 10 a 40 años.

El abogado querellante José María Bonino cuestionó la figura del juicio abreviado en este caso, al sostener que la víctima “sufre una doble revictimización”, al considerar que el acuerdo se hizo a “espaldas de la víctima”.

También consideró que “la víctima es doblemente vulnerada por su rol como mujer y niña”, que en el caso del juicio abreviado no se cumple con la perspectiva de género.

Para Bonino, un juicio hubiese permitido avanzar en el proceso judicial para debatir sobre otros aspectos e inclusive una recalificación del hecho.

“Aclaro que la medida tomada por la Cámara es legal, lo que considero que no es justo y que la víctima debió haber sido escuchada”, recalcó Bonino, al sostener que es necesario modificar la legislación.

Adelantó que casarán el fallo una vez que se conozcan los fundamentos de la sentencia. También insistirán en que la figura del juicio abreviado es inconstitucional.

El calvario de esta adolescente comenzó cuando tenía 13 años, cuando se puso en contacto con su padre biológico, un hombre que no la reconoció legalmente.

La adolescente intentó pedir ayuda a un policía amigo de la familia, quien también la violó en reiteradas oportunidades.

La víctima comentó a su familia la grave situación que estaba viviendo, por lo que realizaron la denuncia el Fiscalía de La Carlota el 29 de mayo del año pasado.

Crosa fue detenido a las pocas horas de la denuncia, mientras que el efectivo policial fue aprehendido a los días, acusado del delito de “abuso sexual con acceso carnal, agravado por la edad de la víctima”.

En la mañana de ayer se cerró la primera etapa del conmovedor caso, mientras que el juicio al policía, quien cumplía funciones en la comisaría de La Carlota, se llevaría adelante en la segunda etapa del año.