La Cumbre | competencia | carrera

La 26ta edición del Desafío del Río Pinto tuvo presencia de ciclistas locales

La competencia tuvo lugar en La Cumbre, al norte del Valle de Punilla. 4.200 ciclistas fueron parte de la carrera

Una nueca edición del Desafío del Río Pinto. La misma se realizó en La Cumbre, al norte del Valle de Punilla. En esta oportunidad, tomaron la salida cerca de 4.200 competidores anotados para las distintas categorías habilitadas.

El sanjuanino Nicolás Tivani volvió a hacer de las suyas en Córdoba y se proclamó por segundo año consecutivo campeón.

La competencia tuvo como novedad el traslado del predio y la largada y llegada de la competencia, que estuvo ubicada en un campo de más de 100 hectáreas frente al Aeroclub de La Cumbre y no en el centro de esa localidad.

Se trata de un trazado de 87 kilómetros que une las localidades de La Cumbre y San Marcos Sierras –atravesando en su recorrido Capilla del Monte y San Esteban, en una geografía tan compleja como cautivante, rodeada de bellísimos paisajes, pendientes pronunciadas, escaladas, senderos rurales, vados, ríos y arroyos ideales para los amantes de los grandes desafíos. Con el eslogan de "El desafío más grande de América", esta nueva convocatoria contó con la participación habitual de personas amantes de la actividad de todo el país y el continente.

Saúl Rosa y Damián Casenave fueron dos de los ciclistas locales que se hicieron presentes, el primero se ubicó 13ero en su categoría Master B1 y el segundo 8vo en Master A2.

Damián Casenave comentó: “Corrí en la categoría Master A2, terminé octavo y en cuanto a los tiempos, marqué 03:11:17.340. Fue una carrera larga y más dura que otros años, más distancia en el recorrido y estaba mucho más roto, mucho viento, hizo frío a la mañana y eso fue una variante importante”, señaló el ciclista local mejor ubicado.

Además dijo: “Estoy contento, porque es una carrera prolija y pensándola un poco con la cabeza también estoy satisfecho, ya que venía medio lesionado de Villa La Angostura, así que orgulloso”.

En el mismo sentido, Saúl Rosa contó: “Venía luchando para poder estar dentro de los diez de la categoría y tuve una caída no recuerdo dónde, pero fue bastante brusca, me golpeé el pómulo izquierdo contra el suelo y de ahí no recuerdo cómo hice, no sé cómo llegué a la raya ya que tuve pérdida de conocimiento, cuando de repente veo la cara de mi hijo, que recuerdo ya ahí le dije que me ayudara, pero del resto no recuerdo en qué momento y cómo recorrí los últimos 8km, se me borro por completo, por lo que ahora me estoy haciendo los estudios correspondientes para un traumatismo de esta magnitud”.

Rosa también expresó: “De casi 700 ciclistas en mi categoría B1, finalicé en el puesto 13 y muy conforme. Muy contento y seguiremos luchando para el año que viene”.