Deportes | Las Perdices | Fútbol | San Lorenzo

"Hay material en Las Perdices"

Raúl González afirmó: "Me pidieron que elabore un proyecto a 2 años. Hay material para hacer un equipo que proponga y ataque, para clasificar en una zona muy dura, pero yo solo les pido hacer foco en ganar en el debut"

Las vueltas de la vida y el fútbol. Raúl González asumió la conducción táctica de San Lorenzo de Las Perdices, y trabajó para llegar al debut ante River el 10 de marzo en inmejorables condiciones.

El DT que condujo a Colón a un título inolvidable, que a Rivadavia le otorgó numerosas campañas con enorme protagonismo y finales, que dirigió a Alem y estuvo muy cerca de Alumni, aseguró que “San Lorenzo no tiene nada qué envidiarle a las mejores canteras de la Liga. Me sorprendió la calidad de sus jugadores, tienen campito, esa técnica de los buenos jugadores. Pero hay que mentalizarlos y convencerlos que pueden ser protagonistas, competitivos”.

Llegó al “Bosque” y empezó a motivar. “No quiero que nadie me gane corriendo. Tenemos que estar preparados igual que Alumni, que seguramente es el que mejor trabaja físicamente en la Liga. Jugaremos en una zona en la que están los dos últimos campeones y los dos equipos cabralenses, Argentino y Universitario. Por eso hay que pensar sólamente en ganar el primer partido, que es en nuestra cancha ante River Plate”.

Explicó: “Encontré un plantel joven, con los Bolatti y los Silva como líderes de grupo. Tienen el plus que otorga el sentido de pertenencia. Son muy del club, como Cárdenas, que es mi ayudante de campo. También Jesica Toledo es del pueblo y está encargada de la preparación física. Trabajando bien, para dar pelea ante River”.

Vamos de a “1”

Confesó: “La Primera hizo un solo amistoso, ante Libertad de Hernando. La Reserva y la Cuarta tienen mucho potencial, y hemos aprovechado para mover a los chicos haciendo un mix y afrontando otros partidos preparatorios”.

Remarcó: “La dirigencia me convenció rápido, porque coincidimos en empezar lo más pronto posible. El 22 de enero ya estábamos entrenando en pretemporada”.

Explicó que programaron “27 entrenamientos. La dirigencia me pidió un proyecto a 2 años”.

Amplió al señalar: “Ese deseo obedece a que tienen muy buenos jugadores de Reserva y Cuarta. Ya los he visto y hay buen material”.

Señaló: “San Lorenzo tiene jugadores muy importantes, pero algunos se fueron a Ricardo Gutiérrez, y varios a otras Ligas, seducidos por propuestas económicas”.

Igual señaló: “Me encontré con un plantel rico en lo técnico, con jugadores bien dotados, y con ganas de revertir el mal torneo del año pasado, en el que cerró bien la clasificación”.

Añadió: “Buscamos refuerzos, costó, pero llegaron un par de buenos refuerzos de General Cabrera, y un par de arqueros porque no tenían. La mayoría son del pueblo, porque quieren apostar a que en un par de años se pueda pelear el campeonato. Primero hay que pensar en este torneo”.

Respeto, trabajo y cuidado

Raúl González no buscó excusas, ni falsos consuelos en los fallos adversos del Tribunal de Penas. Fue barajar y dar de nuevo. Aseguró que “el sentido de pertenencia es clave. La gente se identifica con el jugador del pueblo. Eso es un plus, porque el jugador defiende a su pueblo y su gente lo apoya más”.

Apuntó: “Tengo en claro que los resultados condicionan los proyectos. Apuesto a trabajar 2 años”.

Insistió: “Yo nací con una pelota abajo del brazo y mi sueño de dirigir está intacto. No dirigí porque trabajé en otra provincia”.

Luego amplió y comentó: “Volví y asumí en Unión, pero la pandemia solo nos dejó jugar 1 fecha, ante Argentino. Siempre digo que lo que me distingue es el respeto por el jugador, su cuidado personal y su máximo compromiso para con el equipo”.

“A vulnerar al rival”

González aseguró: “A mi juicio mis equipos tienen que definir los partidos en el arco contrario”, y resaltó: “Trabajo para que mis equipos hagan goles para ganar los partidos. Ensamblo las piezas para que, de acuerdo a las cualidades físicas y técnicas, pueda darle al equipo más tiempo y consistencia en ataque y un regreso veloz”.

Destacó: “Proponer no siempre te da la razón en el fútbol, pero me gusta que mis equipos estén pensando en convertir en el arco de enfrente”.

Comentó: “Cuando era chico tuve la oportunidad de boxear. No es lo mismo el boxeador que se apoya contra las cuerdas, y que piensa en defenderse de un golpe, que el ataca eligiendo el lugar donde pegar, arriba o abajo. Yo en el fútbol quiero vulnerar al rival”.

“Proyecto un equipo de ataque”

Fiel a su estilo, indicó: “Para pensar en hacer un gol, hay que dejar de apoyarse en las cuerdas y pensar en cómo pegar al atacar”.

Explicó: “Me gusta controlar el partido pensando en convertir. Después en el fútbol te pueden noquear con un par de contras”. Reflexionó: “Es bueno que el rival tenga que pensar en defenderse y no en atacarme”.

Apuntó que “con todo respeto a Alem y Alumni, que están en la otra zona, nos tocó la más dura”. Y ratificó: “Ticino es el mejor equipo de los últimos años, el RG fue campeón, los dos de Cabral son bravísimos, los clásicos, y encima ahora clasifican 8 sobre 12”.

Consideró: “San Lorenzo tiene jovenes muy buenos técnicamente y rápidos para atacar a todos. Eso me permite proyectar un equipo de ataque, que vuelva a defender rápidamente. Técnica no nos faltará y la predisposición es altísima de todos los jugadores”.

Los refuerzos están

Consideró: “Reforzar con un par de experimentados era prioridad. Pensé en Pablo Fernández, en Rodrigo Solís, y estuvo entrenando Ramiro Llampayas”. Pero señaló: “No arreglaron, y nos habíamos retirado del mercado, porque no quiero jugadores que le resten lugar a los que proyectaremos”. Destacó: “Nos ofrecieron un central y un enganche de Cabrera, y los sumaremos. Había llegado un tucumano que vino a trabajar, y me llamó la atención su capacidad como lateral. Arqueros no había, por lo que Alejandro Caminos, de General Cabrera, y Marcelo Benítez, de Etruria, fueron prioridad”.

Dijo que “San Lorenzo tiene una cantera inagotable. Desde Pochettino a la actualidad, han aparecido jugadores increíbles. Hay chicos en Talleres e Independiente”.

Razones de peso

“Quedar afuera con un plantel propio muy bueno debe tener explicación. Eso les pido a los jugadores que me expliquen. Por algo no les fue bien en 2023”, sostuvo.

Confesó: “Con Martín Conti y con Cristian Agosto les fue bien. Es inexplicable que solo en 1984 se lograra un título con Fiandino”.

Destacó: “Por cantidad y calidad de jugadores, deberían tener más títulos. Los hermanos Bolatti están para jugar en cualquier equipo, por técnica y velocidad”.

Indicó: “No me gusta que reciban un gol y se desordenen. No quiero que bajen la cabeza, ni que quieran resolver por sí solos un partido. Nadie puede ganar un partido solo. Al contrario”.

Aseguró: “Un equipo está conformado por individualidades, y tengo material para armar un gran equipo en 2024, y proyectar a dos años. A Guido Ferreyra le dije que me alegro que el fútbol le diera la posibilidad de sumar un dinero a su casa. Lo quería, pero él debía irse. Bolatti volvió y le daré la cinta por el gesto. Pelearemos”.