Provinciales | legisladores | elecciones |

Legisladores departamentales: 13 fueron para JxC y 13, para HUxC

El sur provincial fue dominado por Juntos por el Cambio a excepción de Roque Sáenz Peña, donde triunfó Hacemos Unidos por Córdoba. De la mitad de la provincia hacia el norte, predominó el oficialismo

Casi a las 2 de la mañana, uno de los departamentos que se mantenía en disputa en la categoría de legislador departamental se dio vuelta y pasó a manos de Hacemos Unidos por Córdoba, lo que terminó de configurar una paridad absoluta en el reparto de las 26 bancas en la Unicameral que repartía ese segmento electoral. Quedaron 13 para el oficialismo y 13 para Juntos por el Cambio.

A grandes rasgos, el sur provincial fue dominado por la oposición mientras que la excepción fue Roque Sáenz Peña, que quedó en manos de la actual legisladora Victoria Busso. Fue una isla azul en medio de un mar amarillo.

De la mitad de la provincia hacia el norte hubo predominancia de Hacemos Unidos por Córdoba, que se quedó con 12 departamentos contra 5 de la oposición, siempre en la categoría de legislador departamental. Cada victoria de ese tramo electoral implicaba una banca en la Unicameral a partir del 10 de diciembre.

Así, una reñida elección tuvo una traducción perfecta en el segmento departamental, con 13 escaños por lado. En este punto es preciso hacer una salvedad: había a primera hora de hoy una diferencia mínima por la banca del departamento Río Segundo, en donde el oficialismo se imponía por menos de 400 votos cuando aún restaban escrutar 49 mesas. De ese remanente, 18 pertenecían a la localidad de Luque, que pasadas las 2:30 no tenía ningún resultado oficial, en lo que fue el extremo de la lentitud en la provincia. Habían pasado 8 horas y media del cierre de los comicios y no había un solo voto de esa localidad cargado, sobre un total de 6.056 electores. ¿Qué importancia tenía Luque en Río Segundo? Mucha, no por su peso electoral sino porque el candidato departamental de Juntos por el Cambio era de esa localidad y esperaba ganar por buen margen allí. Es por eso que al cierre de esta edición, esa banca no estaba confirmada y podía cambiar el reparto y transformar el total en un 14 a 12 a favor de la oposición si se revertía.

Tal como ocurrió a nivel general de la provincia, Marcos Juárez mostró una de las diferencias más importantes, en este caso a favor de Juntos por el Cambio y la banca departamental quedaba en manos de Carlos Atilio Carignano, que enfrentaba a un histórico del PJ y actual ministro provincial como Carlos Massei. Ya la cabecera de ese departamento venía de darle a Juntos por el Cambio un triunfo en la Intendencia pocas semanas atrás.

En la capital provincial ganó, como en todos los segmentos electorales, lo que se constituyó como la piedra basal del triunfo de Martín Llaryora, el oficialismo, que llevaba a Paulo Cassinerio como candidato departamental. Venció en esa instancia a Sebastián García Díaz, por algo más de 2 puntos, unos 14 mil votos.

En el caso de Río Cuarto, el ganador fue el intendente de Monte de los Gauchos, Ariel Grich, que se impuso con más holgura: 41% a 33% a Ricardo Reynoso, actual intendente de Chaján.

En el extremo sur, General Roca le dio el triunfo a Juntos por el Cambio y la banca quedará también para esa fuerza política que proponía a Oscar Saliba, el histórico dirigente radical de Huinca Renancó, como candidato a la Unicameral.

También en el sur provincial, la banca de Juárez Celman también fue para Juntos por el Cambio al triunfar Graciela Bisotto con el 37,49% de los votos.

En San Martín, Alfredo Nigro de Juntos por el Cambio le ganó a Natalio Graglia; mientras que en San Justo hubo un contundente triunfo de Hacemos Unidos por Córdoba por 43% a 30%, lo que llevará a Gustavo Tévez a la Legislatura.

En Tercero Arriba, el candidato de Juntos por el Cambio, Juan Pablo Peirone, se impuso a Fernando Salvi de Hacemos Unidos por Córdoba.

Otro de los departamentos que terminó con triunfo oficialista fue Río Primero, que llevaba a Juan José Blangino que alcanzó el 42,5% de los votos frente al 39,67% del candidato de Juntos por el Cambio, Fernando Brasca.

En Santa María, el oficialismo también logró imponer a su candidato, el exintendente de Alta Gracia y exministro de Gobierno de la actual gestión de Juan Schiaretti, Facundo Torres se impuso con el 34% de los votos frente al 30% de Leandro Morer.

En el caso de Unión, la victoria quedó en manos de Juntos por el Cambio, que propuso a Carlos Briner, el radical intendente de Bell Ville que ganó con el 42,5% frente al 35,6% de Ángel Bevilacqua que representaba al oficialismo provincial.

Una de las notas distintivas de los segmentos para legisladores, tanto los que iban por distrito único como los departamentales, fue el gran porcentaje de voto en blanco.