Nacionales | ley Bases | La Libertad Avanza | votación

LLA quiere que en el debate por artículos el texto se cambie "lo menos posible"

El oficialismo espera que los "diputados dialoguistas" avalen dos puntos claves: las facultades delegadas y las privatizaciones. Mientras, los gobernadores presionan para discutir con Milei "un nuevo pacto fiscal"

La Libertad Avanza enfrentará la próxima semana el tratamiento en particular de la ley "Bases", con la expectativa de que el texto "se modifique lo menos posible", mientras los gobernadores presionan para discutir con el Ejecutivo "un nuevo pacto fiscal", tal como lo sugirió el ministro del Interior, Guillermo Francos.

Según indicaron desde LLA a Télam, la votación favorable de la iniciativa en el Congreso Nacional fue recibida como una buena noticia por parte del oficialismo, que ahora aspira a que los legisladores "dialoguistas", encabezados por el titular del bloque de Hacemos Coalición Federal, el diputado nacional Miguel Ángel Pichetto, voten los dos puntos más calientes de la reforma propuesta por el Ejecutivo: las facultades delegadas y las privatizaciones de las empresas públicas. El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Baja, José Luis Espert, ya había adelantado esta semana que esperaban que la oposición votara en favor de estos dos puntos. En este sentido, el diputado evaluó en la noche del viernes tras la media sanción que es "un muy buen punto de partida" para "una nueva Argentina en libertad, donde el centro sea el individuo".

Antes de la media sanción del dictamen de mayoría, se votó la derogación de los artículos sobre el capítulo fiscal, financiamiento político y sobre ley de pesca, entre otros.

Negociaciones

Asimismo, a lo largo de toda la jornada se reanudaron las negociaciones entre funcionarios del Gobierno y los bloques dialoguistas para intentar superar los puntos donde aún existen discrepancias.

Entre ellos se encuentran la cantidad de empresas del Estado que deber ser privatizadas y, como prenda de cambio, el Ejecutivo retiró a nueve firmas de una nómina original en la que figuraban 41 compañías.

Las empresas que no se privatizarán -según esa propuesta del oficialismo- son el Banco de Inversión y Comercio Exterior (Bice), Casa de Moneda, Dioxitek S.A; Fabrica Argentina de Aviones, Fabricaciones Militares, Radio de la Universidad del Litoral, Servicio de Radio y TV de la Universidad de Córdoba, Vehículo Espacial Nueva Generación y Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio.

Los legisladores señalan que hay un principio de acuerdo en este punto, pero tanto la UCR como Hacemos se oponen a las privatizaciones del Banco Nación, la Televisión Pública y Radio Nacional, según informaron fuentes parlamentarias.

Puja por el impuesto PAIS

En esta línea, el segundo punto que genera mayores discrepancias es el reclamo de las provincias que piden la coparticipación del impuesto PAIS, una idea rechazada por el oficialismo.

El pedido de los gobernadores partió las aguas dentro del frente oficialista cuando el lunes el ministro del Interior anunció tras una reunión con gobernadores y legisladores dialoguistas en el Consejo Federal de Inversiones que estaba en discusión "el tema del impuesto PAIS y las empresas sujetas a privatización". "Fue una reunión corta, pero fructífera. Plantearon dos o tres puntos que estaban todavía en discusión y espero que los podamos solucionar mañana. Un punto era el tema del impuesto PAIS, otro eran artículos vinculados a hidrocarburíferos y el tercer punto era la lista de empresas sujetas a privatización", había dicho Francos en una entrevista que le ofreció al conductor Alejandro Fantino en su programa en Neura TV.

Pero poco después, desde la Oficina del Presidente, se aclaró que "el impuesto PAIS y el resto del paquete fiscal se discutirán más adelante".

"La Oficina del Presidente reitera que el Impuesto PAIS y el resto del paquete fiscal, anteriormente incluido en la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, se discutirán más adelante", anunciaron desde la cuenta de X. De esta manera, surgió un contrapunto entre el Presidente y los gobernadores "dialoguistas", pero una nueva ventana de oportunidad se abrió el pasado jueves cuando Francos deslizó en medio del debate en diputados que "una vez aprobada esta parte de la ley" el gobierno nacional se va a "sentar con los gobernadores para analizar de qué manera recomponer los ingresos provinciales".

"Una vez aprobada esta parte de la ley ‘Bases’ nos vamos a sentar con los gobernadores para analizar de qué manera recomponemos los ingresos provinciales", subrayó.

"Buscaremos un nuevo pacto fiscal que nos permita una distribución razonable de los recursos coparticipables", expresó, en un claro mensaje para la oposición dialoguista.

Asimismo, el ministro aseguró que el Ejecutivo continuaba en conversación con legisladores y gobernadores mientras se desarrolla el debate de este proyecto impulsado por el gobierno nacional en la Cámara de Diputados.

En esta línea, el ministro del Interior aseguró que "no es importante" cuántos artículos se sacaron de la ley sino "cuáles son las normas más importantes".

La megaley enviada por el Ejecutivo pasó de tener más de 500 artículos a cerca de 300 que se tratarán en particular la próxima semana en la Cámara Baja.

"Lo importante es que la parte central de la ley le dé elementos al Presidente para poder gestionar esta crisis de forma más rápida", aseveró Francos.