Policiales | libertad | fiscales | delitos

Condenan a dos policías por privación ilegítima de libertad y apremios

Dos policías que prestaban servicio en una comisaría de la ciudad de Santa Fe fueron condenados a tres años de prisión efectiva tras aceptar en un juicio abreviado haber sido coautores de los delitos de privación ilegítima de la libertad y apremios ilegales en perjuicio de cuatro personas, informaron voceros judiciales

Se trata de Rodrigo Leiva (41) y Ariel Ezequiel Ocampo (31), quienes fueron condenados por la jueza Susana Luna a la pena de tres años de prisión efectiva e inhabilitación para desempeñar cargos públicos y tener o portar armar por seis años.

Los delitos fueron cometidos el año pasado en la sede de la Seccional Octava en la ciudad de Santa Fe y de los hechos participó un tercer policía, Sergio Guzmán, que ya fue condenado en un juicio anterior.

Los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez comentaron que “Leiva y Ocampo asumieron su responsabilidad penal”, como “ya lo había hecho Guzmán, otro policía de la misma dependencia que fue condenado como coautor”.

Según los fiscales, el 28 de enero del año pasado Leiva y Guzmán ingresaron sin autorización legal a una vivienda ubicada en Regimiento 12 de Infantería al 1500 y aprehendieron ilegítimamente a tres hombres que estaban allí”.

“Luego se dirigieron dos cuadras hacia el oeste y realizaron un procedimiento similar en un domicilio en el que reside otro hombre, al que privaron de su libertad sin ninguna orden oficial”, añadieron.

Los uniformados trasladaron a las víctimas hasta la Seccional Octava, en avenida General Paz al 7300, donde junto con Ocampo “ejercieron violencia en contra de las cuatro personas retenidas mientras les exigían información acerca de la supuesta sustracción de una computadora portátil”.

Los fiscales dijeron que “Leiva insertó declaraciones falsas en actas de procedimiento y en el Libro de Guardia de la dependencia policial”, con "hechos inexistentes para darle apariencia de legalidad a la conducta ilícita”.

Leiva y Ocampo fueron condenados como coautores de los delitos de apremios ilegales agravados, por haber sido cometidos mediante amenazas; de apremios ilegales simples y de privación ilegítima de la libertad.

Además, a Leiva se le atribuyó la coautoría de allanamiento ilegal, encubrimiento calificado (por haber sido perpetrado por un funcionario público) y falsedad ideológica en instrumento público calificada (por haber sido cometida por un funcionario público con abuso de sus funciones).