Deportes | liga | fútbol | 2020

"Árbitros y jugadores, ayuden"

Pidió colaboración a todos los actores del fútbol para jugar en 2020

Claudio Martínez recalcó que “los árbitros y los jugadores van a tener que hacer un gran esfuerzo para que el fútbol vuelva. Los clubes están golpeados porque la sociedad está golpeada. La gente, de a poco, está recuperando su trabajo. Hoy es imposible pedirle al socio de un club que pague una cuota”.

Igual, explicó: “En la Liga se paga el presupuesto entre sus socios, que son los clubes. La Mesa Directiva a través de su tesorero (Sergio Tartaglia) pidió que abonaran el 50% de la cuota, porque la mayoría no había pagado marzo. Sergio les explicó a los clubes que las reservas de la Liga nos permitieron pagarles a los empleados”.

“Pensamos que sería un mes, pero ya van rumbo a 3 y pueden ser 5 o 6 meses sin actividad. Hasta junio podemos pagar. Luego, si los clubes no pagan, tendremos que pensar en pedir un crédito para cumplir el pago a los empleados. Nosotros nunca recibimos subsidios políticos en la Liga”, dijo.

Ingresos nulos

Estimó que, “si las puertas de los clubes están cerradas, los dirigentes no reciben ningún ingreso. No se pueden alquilar canchas, no se recibe un peso por la concesión de los bufé, no se pueden alquilar salones. Es muy poca la gente que puede cumplir con la cuota social y los costos de luz, agua, gas en un club son importantes”.

Confirmó: “El Estado tiene otra prioridad, que es la salud. La Provincia lo dejó en claro en el diálogo con el presidente de la Federación Cordobesa, José Luis Di Benedetto, que le pidió una ayuda con los Emmac y con la luz, pero Campana no le puede asegurar nada. La Nación ayudó a los clubes que tienen empleados en blanco, pero nuestros clubes en su mayor parte tienen colaboradores y empleados que lo hacen por amor al club pero necesitan cobrar”.

Ejemplificó: “Un DT, un PF y sus colaboradores en Primera, inferiores, infantiles y fútbol femenino necesitan ese ingreso. También los administrativos, los que cortan el césped y marcan la cancha, los que atienden el bufé, los cancheros... Esa gente no está en blanco pero presta un servicio básico que al club le permite contener a cientos de niños, jóvenes y adultos”.

Manifestó que “las necesidades de los clubes profesionales son diferentes. Este año muchos clubes no pudieron realizar sus asambleas por problemas en IPJ, que ahora está cerrada. No podrán recibir el nuevo plan del Gobierno”.

“No hay otra ayuda. La Provincia y los municipios tienen hoy que ocuparse de la salud”, estimó.

Apostó por un regreso al fútbol “sin apresuramientos”. “Ansiosos estamos todos. Nos falta algo que tuvimos siempre en nuestras vidas”, recalcó.

Consideró: “No somos la Bundesliga ni la AFA, que se ocupó de enviar subsidios a los clubes que participan de sus torneos pero no le importaron las ligas”.

Destacó que “el fútbol amateur no tiene ayuda. El fútbol profesional tiene el ingreso de la TV, Fifa, Conmebol y el Estado”.

Sostuvo: “Se acerca el invierno y un futbolista local necesita el vestuario más que nunca. Para bañarse, para no enfermarse al irse transpirado a su casa. El protocolo que elaborará la Federación Cordobesa no es tan sencillo para nuestros clubes y futbolistas”.

El fútbol no es vida o muerte

Apuntó que “el traslado de los jugadores para entrenar y para ir a jugar a otros pueblos y ciudades ya es un problema grande”.

“El Gobierno nos salvó la vida y nos cuidó la salud. No pensemos en el fútbol como vida o muerte. El fútbol no es eso”, mencionó.

La única forma de que el fútbol vuelva es con la colaboración y predisposición de todos: árbitros, jugadores y DT deben ayudar. Los clubes estarán peor

Señaló: “No se puede empezar ya, como yo quisiera. No se puede por nuestra salud. Cuando se pueda volver, los clubes estarán peor que ahora”.

Resaltó: “Esto no estuvo preparado. Jugamos la primera fecha y no esperábamos esto”.

“El camino es volver en el momento que corresponda. El gobierno provincial dirá cuándo habilitan las rutas para que los delegados puedan reunirse. Mientras tanto, nos contactaremos para informar la situación por WhatssApp”.

Explicó: “Hoy no podemos reunirnos. La Liga no son los 6 clubes de Villa María y los 2 de Villa Nueva. Son 21 clubes”.

Subrayó: “El Consejo Directivo no se va a reunir virtualmente con algunos clubes y otros no. Yo hablo con muchos presidentes de las 17 ligas de la provincia y los que se reunieron son más pesimistas. No pudieron avanzar porque no hay forma de que vuelva el fútbol con público. En septiembre veremos”.

Se preguntó: “¿Cuántos hinchas pueden pagar hoy $ 170 pesos para ir a una cancha? ¿Los que pagaban a los jugadores ‘de afuera’ del club están hoy en condiciones de pagarles? ¿Los 3 o 4 dirigentes que se bancan el fútbol de los clubes están igual que en marzo? ¿Los sponsors seguirán apoyando?”.

“La única forma de que el fútbol vuelva es con la colaboración y predisposición de todos: árbitros, jugadores y DT deben ayudar. Los clubes estarán peor”.

Estimó: “Todos van a tener que prescindir de algo. No me extrañaría que cuando habiliten muchos clubes pidan no jugar”.

“La gente priorizará rehacer su vida antes de ir a una cancha o pagar una cuota social al club. La sociedad está golpeada. El club no puede alquilar una cancha y con ese ingreso pagaba a un empleado, a un DT o la luz”, apuntó.

Martínez enfatizó: “Hoy no se puede alquilar un salón de fiesta, los bufés del club no pueden trabajar, el club está cerrado, pero el gasto continúa. Por eso digo que sin el ingreso de las entradas para cubrir los gastos no se puede jugar en nuestra Liga”.

“Estamos ansiosos por reunirnos en la Liga. Quiero ver a los ojos al que llevará adelante el fútbol en un club, al delegado o al presidente que se va a bancar esta situación. No me interesa una reunión virtual para cumplir. En la región las cooperativas proveerán de luz y agua. Pero Epec no perdonó a los clubes de Villa María. El agua tiene un costo. Hay boletas atrasadas. La AFA nos soltó la mano al igual que la política. Tienen otra prioridad”.

Lo que se lee ahora