Deportes | liga | Arroyo Cabral | rivadavia

Evalúan realizar un plan de obras

Las mismas estaban previstas por la nueva conducción liderada por Silder Bosio. Habían reformado cabinas de periodistas e inaugurado una manga. Se suman reformas en vestuarios y baños en las canchas de fútbol y básquet

Si bien resta la aprobación de IPJ para el recambio de autoridades, el acuerdo con Sergio Tartaglia (titular saliente de la entidad) es total, ya que éste continuará como colaborador del fútbol (es tesorero de la Liga), y gran parte de quienes lo acompañaron en su gestión permanecerán junto a Silder Bosio.

Precisamente, Bosio comentó que “Sergio (Tartaglia) recibió de manos de Héctor ‘Pichi’ Campana el subsidio provincial que habíamos solicitado”.

Además destacó que “también esta semana, como todos los años, la Cooperativa Agrícola Ganadera de Arroyo Cabral nos convocó para hacernos entrega de un donativo anual que les otorga a los dos clubes del pueblo. Es digno de agradecer de nuestra parte, lo que ya hice personalmente a las autoridades Jorge Manera, José Vicario y Carlos Bergia el pasado viernes”.

Ambos donativos, más el que percibieron “de la Mutual de las Comunidades, servirán para paliar algunas deudas menores, pero especialmente para “realizar algunas obras en la cancha de fútbol y también en el salón de básquetbol”.

Rivadavia de Arroyo Cabral recibió en su cancha a San Lorenzo de Las Playas en el partido inaugural del torneo Apertura de la Liga Villamariense de Fútbol, que se vio interrumpido por la pandemia desatada, que forzó a las autoridades nacionales a realizar una “cuarentena” para frenar su avance.

Lejos quedó en la memoria aquel acto inaugural en Rivadavia. El torneo, que aún está en pie, lleva el nombre del exdirigente del club y la Liga: Luis María Bertolotti.

En la oportunidad se presentaron las reformas en las cabinas para periodistas (se instalaron aires acondicionados) y se inauguró una moderna manga para que ambos equipos accedan al campo de juego (el primer club de la Liga que dispone de la misma).

Ahora la comisión va por más y procurará iniciar próximamente nuevas reformas en las zonas de vestuarios y baños de la cancha de fútbol y de básquetbol.

Los costos fijos del impasse

Bosio comentó que “la Liga llegó a un acuerdo con los 20 clubes afiliados para abonar 3.000 pesos la cuota mensual en julio. En agosto, podría incrementarse, pero en principio tendría un costo similar o de 500 pesos más”.

Por ello “aunque se traten de gastos mínimos, es bueno que estos aportes llegaran, para que el club pueda afrontarlos. No olvidemos que recién hemos podido abrir la sede para que trabaje el resto del club en un horario acotado, y los socios y simpatizantes están retornando lentamente al club”.

Con respecto al subsidio entregado por la Provincia, Tartaglia aclaró que “sólo se puede utilizar en pagos que haya que realizar desde ahora. Pueden ser utilizado para sueldos, gastos fijos, luz, agua, monotributistas u obras de infraestructura. Hay que rendir cuenta y presentar ante el Gobierno los comprobantes”.

“Rivadavia solicitó subsidios a nivel provincial, con aval municipal. La Liga también hizo la gestión para recibirlo”, confesó Tartaglia.

Con respecto al regreso al fútbol, el tesorero de la Liga Villamariense de Fútbol recalcó que “no depende de nosotros, sino actualmente de la AFA, y luego del COE Regional”.

Dejó en claro su postura: “Tras la resolución de la AFA, me gustaría que en agosto se reinicien las prácticas, y jugar en septiembre”.

Aclaró que “es un deseo personal. Soñamos con jugar un torneo corto y que salga un campeón antes de fin de año. Si AFA, Consejo Federal y Federación Cordobesa, más el COE Regional son los que deciden. Luego evaluaremos si podemos hacer frente a un torneo, si podemos cumplir los protocolos, y si podemos jugar con público”.

Se sinceró al señalar que “los clubes de la región traemos refuerzos de afuera en una traffic. Hacerlos entrenar es imposible. Entrenar para no jugar, es sumar gastos. Sin público no es posible afrontar los costos, que son mayores por el protocolo. Volver así es difícil”.