Policiales | liga | partido | Bell Ville

Indemnizan a futbolista agredido 12 años atrás en un partido de la región

El Juzgado en lo Civil y Comercial de Bell Ville obliga a un club de San Marcos Sud y a la Liga Bellvillense a pagarle más de 50 mil pesos a Patricio Julián López. Por los golpes recibidos, el damnificado sufrió fractura de nariz

El Juzgado en lo Civil y Comercial de Bell Ville condenó a la Asociación Mutual y Biblioteca Firpo (club de la localidad de San Marcos Sud) y a la Liga Bellvillense de Fútbol a pagarle una indemnización de más de 50 mil pesos a un futbolista que fue agredido por un hincha en un cotejo disputado hace 12 años.

Este medio pudo conocer que el hecho en cuestión ocurrió en octubre del 2008, en la localidad de San Marcos Sud, durante un encuentro disputado entre el equipo local, la Asociación Mutual y Biblioteca Firpo, y el club River Plate de Bell Ville (equipo popularmente conocido por llevar en su indumentaria los colores de Boca Juniors).

El damnificado, Patricio Julián López, en ese entonces era jugador del equipo visitante y según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), fue agredido en el rostro durante un partido que había sido suspendido producto de una batalla campal que involucró a jugadores de ambas instituciones.

El golpe de puño que recibió López en su cara le provocó fractura de huesos propios nasales y pérdida del olfato, que determinaron una incapacidad parcial y permanente del 3%.

El club y la liga, responsables del hecho

En la causa denominada “López, Patricio Julián c/ Asociación Mutual y Biblioteca Firpo y/o Club Atlético Biblioteca y Mutual Firpo y otro – Ordinario”, el juez Eduardo Bruera consideró responsables del daño a la entidad propietaria del predio donde se produjo el incidente y a la liga organizadora del encuentro.

En la sentencia, descartó que la falta de ánimo de lucro invocada por la Liga Bellvillense de Fútbol pueda ser utilizada para desligarse de la responsabilidad. “La gratuidad no tiene reservado lugar alguno en el firmamento de los supuestos de des-responsabilidad. El compromiso del ente anida en su desempeño como único organizador del torneo y no el de mero administrador de aquel”, enfatizó el magistrado.

En tal sentido, recordó que la liga determinaba el fixture, las fechas en las cuales se llevaran a cabo los partidos, recepta los resultados, ordena la tabla de posiciones, establece los horarios y los campos de juego en donde se desarrollarán los encuentros y participa en la elección de la terna arbitral, entre otros.

“Ante el infortunio sufrido por el actor, el organismo encargado de analizar las conductas de los clubes y jugadores intervinientes -a efectos de aplicar sanciones-, fue precisamente el Tribunal de Penas (Disciplina) de la Liga Belvillense de Fútbol”, recordó.

El juez Bruera no hizo extensiva la condena a los terceros citados coactivamente: un jugador de fútbol del equipo local que tuvo un altercado con el damnificado, pero que no le propinó el golpe que causó la lesión en la nariz; el club visitante, que no tuvo relación alguna con la organización del evento, y el Superior Gobierno de la Provincia de Córdoba.

En tal sentido, el magistrado expresó que el cuestionamiento que se le efectúa al servicio de policía adicional “no se justifica”, puesto que durante el incidente cumplió con el servicio de seguridad.

De las constancias de autos y en particular de la prueba testimonial se desprende el fiel cumplimiento del servicio de seguridad por parte de la policía, no siendo pasible de reproche alguno. “En efecto, se encuentra largamente acreditada la presencia de los efectivos policiales en los lugares previamente acordados entre la Liga y el encargado del servicio, como la participación activa de aquellos ante el ingreso intempestivo del espectador”, remarcó el juez.

“No parece razonable pretender que la responsabilidad del Estado provincial general en orden a la prevención de delitos pueda llegar a involucrarlo a tal extremo en las consecuencias dañosas que ellos produzcan con motivo de hechos extraños a su intervención directa”, agregó.