Deportes | Luis Russo | San Martín Rugby Club | Urú Curé

Luis Russo: "Queremos cambiar la historia y la cultura de San Martín"

El Tricolor jugará en Alta Gracia desde las 15.30 ante Urú Curé de Río Cuarto por el pase a la final del rugby de Córdoba. El entrenador dialogó con Puntal y contó las sensaciones del enorme momento que vive el club

Momento histórico para San Martín Rugby Club. El Tricolor transita sus días más gloriosos y sus protagonistas quieren seguir escribiendo capítulos para la película.

El plantel partió ayer apenas pasadas las 14 horas de la Terminal de Ómnibus con destino a Alta Gracia. Se hospedó en un hotel muy cerca del estadio y hoy desde las 15.30 chocará con Urú Curé de Río Cuarto en el segundo turno de semifinales. A las 13 jugarán el clásico Jockey de Córdoba y Córdoba Athletic.

El cambio de cara de Sanmar tiene un nombres y personas. Un plantel que juega y mucha gente que pone su granito de arena para que el empuje sea con todos. Pero el líder de este presente tricolor es Luis Russo, el entrenador que tomó al equipo en 2019 cuando jugaba el ascenso y hoy disfruta las mieles de jugar nada más y nada menos que una semifinal del torneo y haber sacado boleto al Torneo del Interior A, en el que el equipo de barrio Las Acacias se cruzará con los mejores del país.

Puntal Villa María dialogó con Luis Russo, entrenador del equipo, que dijo: “El sentimiento es de una profunda alegría. Estar en esta situación después de tanto tiempo y trabajo, de haber tenido la meta desde el inicio, hoy me pone en un lugar de mucha satisfacción, por los jugadores, el equipo y un grandísimo agradecimiento a un montón de personas que me han apoyado siempre”.

san martin_rugby.jpg

-¿Cómo ha trabajado el equipo esta semana?

-Tuvimos una muy buena semana de entrenamiento. Muy tranquila y similar a la que hicimos en el partido ante Universitario y eso es positivo. Nos enfocamos en las fortalezas y entrenando muy duro.

-¿Te detuviste a pensar un momento lo que han logrado?

- Es un momento para disfrutar el presente, tenemos que seguir empujando. Tenemos claro como equipo que queremos ser el mejor equipo en la historia del club y cambiar la cultura de San Martín para siempre. Todas estas muestras forman parte de ese por qué y estamos en el camino. Todavía no lo hemos hecho pero es lo importante.

- Siempre resaltás el cambio de mentalidad, una cuestión de cultura, ¿a qué te referís?

-La meta no fue salir campeón sino cambiar la historia del club y eso tiene que ver con que muchos fuimos formados inconscientemente, hemos visto y se nos dijo que nosotros no podíamos ganar y que los triunfos son para los otros por un montón de motivos por cómo es nuestro club. La idea es luchar y rebelarse contra eso tiene que ver con cómo me han criado a mí y comparto con gente que tiene los mismos ideales. A mi mamá cuando me tuvo a los 18 años y no teníamos una buena posición económica le han dicho que no iba a poder criarnos y, sin embargo, nunca me faltó nada y fue todo mérito de ella y la familia. Eso es lo principal como equipo.

-¿En qué momento del torneo sentiste que el equipo estaba para cosas grandes?

-El año pasado lo sentí. En 2021 volvimos a jugar el Súper 10 en la pandemia, un torneo corto. Ahí nos dimos cuenta de que la diferencia no era tan grande. A eso no lo sabía porque iniciamos en el 2019 jugando en el ascenso con el club destruido, canchas suspendidas, jugadores, hubo un recambio muy grande y no sabíamos si teníamos para pelear el torneo de Córdoba. Allí sentimos que, a pesar de haber ganado dos partidos, no habíamos estado lejos desde el juego. No era imposible. A partir de ahí empezamos el 2022 buscando jugadores en los puestos que nos faltaban, fuimos construyendo un equipo y se fueron incorporando para la Intermedia y la Preintermedia.

En promedio general achicamos 15 puntos de un año a otro; si perdíamos 25 a 0, pasó a ser 10 a 0, incluso ganando partidos. Cuando terminó el año nos dimos cuenta todos. Y armamos la pretemporada pensando en que podíamos. Una semana antes del inicio del torneo le ganamos a Atlético del Rosario de visitantes y ahí dije: “El equipo está”.

-¿Qué partido imaginás ante Urú Curé?

-Muy disputado, seguramente será una batalla, con la obtención de la pelota y los forwards pero también siento que vamos a tener momentos de buen juego en el partido. El marco va a ayudar para eso.

“A la ansiedad la manejo de la única forma que sé. Lo hago trabajando, desde lo laboral y también lo deportivo. Planificando todo, que no falte nada, estar en los detalles y por supuesto haciéndolo en conjunto con el staff”.

-¿Qué significa la clasificación al Torneo del Interior A?

-Es fantástico. Si bien no es momento para pensar en eso, porque hay que terminar el campeonato de Córdoba. Después del 12 de agosto empezar a pensar en eso me encanta. Era uno de los objetivos. Es parte de lo que vengo diciendo, esa posibilidad de medirnos con los mejores. Nos va a sumar experiencia pero ya tendré tiempo para pensarlo. Para los jugadores será muy motivante.

-¿Cómo tomaste los comentarios sobre la llegada al plantel de jugadores de otras provincias?

-Es propio de lo que somos. Cuando se habló fue sin conocer el proceso y por temor, es una actitud para buscar desestabilizarnos no con mala intención sino por miedo a perder con San Martín, porque nadie quiere perder con nosotros, o no querían.

Pero es una cuestión de los seres humanos en todos los aspectos de la vida. No nos afecta en lo más mínimo. No pasa nada.

-¿Cómo te imaginás el sábado pospartido?

-Me imagino feliz, vacío por la entrega que vamos a tener por el momento del club. No hay chanches de que no disfrutemos del momento, independientemente del resultado. Vamos a poder mirar a todos y disfrutar lo que nos está pasando.

San Martín con su plantel intentará seguir marcando el paso de un momento histórico. El Tricolor será acompañado por una multitud que saldrá tempranito desde Villa María para ser parte de una gran fiesta del rugby cordobés.