Villa María | maltrato | padres | escuela

Protesta de padres en una escuela y custodia policial para la directora

Un tenso momento se vivió ayer a la tarde en el colegio San Martín de barrio Rivadavia. Quienes se convocaron pidieron hablar con la máxima autoridad para aclarar presuntas situaciones de maltrato contra alumnos y docentes. La directora se opuso a este contacto y además llamó a la Policía para que la escolte hasta el auto

Un nutrido grupo de padres y madres se congregó ayer por la tarde a las afueras del colegio General San Martín con el objetivo de que la directora los atendiera y brindara explicaciones por presuntos hechos de maltrato ocurridos dentro del establecimiento.

En diálogo con Puntal Villa María, los manifestantes sostuvieron que la máxima autoridad del establecimiento, SilviaCena, optó por no recibirlos. Además, llamó a la Policía para pedir que efectivos la custodiaran en su salida del edificio, situación que finalmente ocurrió pasadas las 15 horas.

Señalan a la directora por hechos reiterados de maltrato

“El problema es que la directora maltrata a los alumnos; y a los padres, los trata como quiere”, soltó una mamá ante la consulta de este matutino.

Y agregó: “Venimos sufriendo penurias con esta mujer desde el año pasado. Por ejemplo, a una promoción no la dejó ingresar porque tenían dibujos en sus camperas. También existen casos de docentes que han renunciado por el maltrato recibido. Hay profesores que tuvieron que sacar carpeta psiquiátrica”.

La mujer se mostró indignada con el accionar de la docente, quien no los atendió y se marchó sin dar explicaciones. “Dejó la escuela custodiada por la Policía, y nosotros lo único que pedíamos era que nos mire a la cara y que nos escuche”, aseveró.

Otra madre de la institución aseguró que la directora “a los chicos les grita y les dice que no van a ser nada en la vida”.

Según contaron, ‘la gota que rebalsó el vaso’ fue un hecho que vivió un alumno de 10 años, a quien la referente del establecimiento acusó de haber llevado un arma de fuego a la escuela, acción que fue desmentida por la propia madre, quien ante este medio garantizó que se trataba de “un juguete”.

“La directora salió a decir que era un arma de verdad, también dijo que la había entregado a la Policía. A los niños les recomendó que tengan cuidado con su compañerito porque era ‘un nene peligroso’”.

Según hicieron saber los padres, hubo un grado que no asistió ayer a clases por el temor que les generaba toda esta situación.

“La directora dice que si nosotros como padres no estamos conformes con el colegio, que los llevemos a otro establecimiento, esa es la solución que ella nos da”, reflejó una de las presentes.

“Los papás de quinto, el año pasado, tuvimos a nuestros hijos seis meses sin maestra porque sacaba carpeta psiquiátrica aduciendo que no podía trabajar. Los proyectos que presentaba eran rechazados. Este año el ciclo lectivo empezó en marzo, pasamos una semana sin maestra. Después empezó la seño Mili, pero tuvo que renunciar por el maltrato que recibió de la directora”, remarcaron.

Quienes le pusieron el cuerpo a la protesta hicieron saber que el caso será presentado a la Justicia en los próximos días. El pedido de todos es claro: quieren que la directora deje el cargo.