Villa María | mamá | Hija | accidente

"Quiero que se haga justicia, me arrebataron la vida de mi hija"

Se trata del pedido de Leandra Baglio, mamá de Agustina Toranzo, quien perdió la vida en el mes de marzo tras protagonizar un accidente de tránsito. La mujer asegura que el conductor de la camioneta abandonó a la joven en el lugar

Leandra Baglio es la mamá de Agustina Toranzo, la joven que falleció en el siniestro vial que se produjo en la madrugada del sábado 6 de marzo de este año, aproximadamente a las 4 de la madrugada.

Agustina del Rosario Toranzo, de 23 años, se accidentó en la peligrosa esquina de bulevar Italia y Avenida Naciones Unidas, colisionó contra una camioneta marca Ford Ranger. La joven conducía una motocicleta Zanella ZB y se encontraba en compañía de una adolescente de 18 años, quien tras el impacto sufrió lesiones de carácter leve.

Baglio manifestó que se acercó al edificio de Tribunales para pedir justicia por su hija: “Yo vengo sobre todo por la parte humana porque Francisco Colombano (31) deja a mi hija abandonada después del accidente, sin saber si mi hija estaba con vida o no”, indicó a este medio.

Al mismo tiempo, Leandra contó que mantuvo una comunicación telefónica con el hombre involucrado en el accidente de tránsito y que el mismo le manifestó que en el momento del hecho tuvo un ataque de pánico y se fue del lugar del accidente y luego volvió.

“Si a mí me hubiese pasado lo que le pasó a él, no me voy del lugar, porque soy mamá y me corre sangre por las venas”, comentó entre lágrimas la mamá de la joven.

Al mismo tiempo recalcó que Colombano no se acercó al Hospital Regional Pasteur, donde Toranzo estuvo alrededor de dos semanas internada: “Nosotros somos humildes, pero somos educados y él no fue hasta el hospital para hablar con nosotros”, dijo la mujer.

Baglio manifestó que no está siendo representada por ningún abogado por el momento: “Mi marido iba a iniciar acciones legales, estamos separados”, señaló.

Pedido de justicia

Ayer por la mañana la mamá de Agustina Toranzo se acercó al edificio de Tribunales para conocer detalles del avance de la causa después de cuatro meses de ocurrido el accidente de tránsito.

“Vine a la Fiscalía a conocer detalles, sé que él no va a ir preso y hay un arreglo que se hará a través del seguro”, dijo la mujer.

Y agregó:“Ningún dinero me va a devolver la vida de mi hija, por eso quiero que se sepa que esta persona es un peligro para la sociedad y no puede estar suelto”.

La mujer explicó que a raíz de este hecho atraviesa momentos de angustia y depresión: “Ya no tengo paz, que él pague por lo que hizo porque ya no puedo vivir”, declaró con angustia.

“Yo reconozco que mi hija cruzó el semáforo en rojo pero no podés dejar a una persona abandonada sin saber si está viva o no y eso fue lo que le dije al fiscal, tiene que haber justicia porque él no estuvo preso en ningún momento”, remarcó Leandra.

Agustina

La mujer rememoró momentos de la vida de su hija: “Agustina era muy especial, terminó el secundario y era profesora de danzas árabes, era buscavida porque hacía muchos trabajos a sus 23 años”, recordó la madre.

Al mismo tiempo, expresó que la joven, que fue estudiante del colegio Nacional, era muy querida por su grupo de amigos.

agustina toranzo2.jpg