Salud | manzur | Clases | adolescentes

El desafío de mantener los hábitos de alimentación durante la pandemia

Una de las consecuencias de la pandemia fue el incremento de comidas poco saludables y los trastornos de la conducta alimentaria en personas jóvenes. La nutricionista Melisa Manzur señaló la importancia del desayuno

El aumento del estrés y la angustia, el aislamiento, la hiperconectividad a redes sociales son solo algunos de los factores que han contribuido a elevar las consultas asociadas a trastornos alimentarios en niños, niñas y adolescentes durante la pandemia.

“Sin duda el estrés es una de las causas que está impactando en los más chicos, por ejemplo, el hecho de no asistir a clases genera que se pierda el hábito del desayuno, que es la comida más importante del día, que quizás asistiendo a clases lo tenían incorporado o se realizaba en la escuela”, dijo Melisa Manzur, especialista en nutrición de la ciudad de Villa María.

Al mismo tiempo, la profesional de la salud aseguró que debido a la incertidumbre y la implementación de las clases virtuales, hubo que generar nuevas rutinas, “de primera medida eso impactó con la primera modificación el desayuno y se comenzó a consumir una comida que no es tan nutritivo y no está definido”, indicó.

En esa línea, a contramano de lo que sucede, Manzur aseguró que la situación debería ser diferente, “ahora que estamos en casa podemos elaborar nuestras comidas, con mayor anticipación y complementación con los nutrientes que se necesitan” y ejemplificó: “en vez de una tostada, poder hacer un cremoso de avena o algún tipo de batido, tortas de avena, panqueques o muffins, son preparaciones que se pueden realizar en casa y permiten salir de la misma comida de todos los días que no otorgan nutrición”, explicó.

La profesional de la salud consideró que la pandemia impactó negativamente ya que además de la falta de desayuno se sumó la apatía, “se ve reflejado que los adolescentes están más desganados, es muy notorio las pocas ganas o el poco compromiso de comenzar las clases y el tema del ánimo, les costó volver al ritmo habitual”, dijo Manzur que se desempeña como docente.

Y agregó: “Si yo desayuno un alfajor con un café voy a tener energía, pero no con la calidad nutricional que se necesita para que los chicos comiencen sus clases”.

La especialista en nutrición hizo hincapié en la incorporación de lácteos, específicamente leche, queso y yogurt, que aportan proteínas y calcio que son fundamentales para la etapa de crecimiento y desarrollo.

Consumo sano

Ante la consulta sobre el desafío de consumir alimentos saludables, la nutricionista señaló que se observa que hay una falencia en cuanto al consumo de frutas, “a cualquier adolescente que se le pregunta sobre consumir frutas en el desayuno no lo tiene asociado”, indicó.

En ese marco señaló que tanto los niños como los adolescentes necesitan un combustible extra de azúcar, “la mayoría de los alimentos la traen pero si incorporamos por ejemplo banana pisada o rayada a una tostada, ya aportamos calidad nutricional que sería el primer combustible necesario para activar el cerebro”, manifestó.

Estado saludable

Manzur comentó que a veces al observar a los niños o adolescentes que se encuentran en un peso quizás normal y no se enferman, lleva a pensar que están sanos, “muchas veces ocurre que hay carencias nutricionales, que no se ven, no se sienten o manifiestan, hasta que se agravan”, explicó.

“En el área nutricional sucede que se detiene el crecimiento, cuando se detiene la talla ahí es peligroso porque estamos privándole de nutrientes para seguir creciendo”, puntualizó la especialista.

Además destacó que se puede estar enmascarando una enfermedad silenciosa que puede ser la desnutrición o contribuyendo con el desarrollo de la obesidad en la juventud, “no hay que privar de nutrientes necesarios para la edad y eso afecta directamente en las defensas, por eso un niño que consume una alimentación variada se habla de un niño que está optimizando su estado de salud para asegurarnos de que el día de mañana tengan esos hábitos incorporados”, detalló la nutricionista.