Río Cuarto | maquinaria | actividad | provincia

De la mano de la maquinaria, Córdoba y Santa Fe empujan la reactivación metalúrgica

Crecieron más del 12% en el primer bimestre, pero los fierros del campo muestran un alza del 29% a nivel nacional

El buen momento de la maquinaria agrícola, que cerró 2020 con fuerte actividad en las plantas y comenzó 2021 a un ritmo similar, está irradiando a distintos sectores una un envión que contrasta todavía con algunos que no logran recuperarse del profundo impacto que la pandemia generó.

La maquinaria del campo es hoy un motor central en el concierto de actividades metalúrgicas nacionales y en particular en Córdoba y Santa Fe, donde esa actividad vinculada al sector agropecuario tiene gran influencia y donde están radicadas mayormente las empresas. Por eso no sorprende que dentro del buen momento general de la maquinaria sean estas dos provincias las que muestren los mejores resultados.

En términos generales, el último informe sectorial de Adimra (Asociación de Industrias Metalúrgicas de la República Argentina) muestra que el primer bimestre del año mantuvo el repunte que venía ya de 2020. Concretamente, en enero hubo una mejora del 4,7%, mientras que en febrero fue del 3,5%, comparado con iguales meses del año anterior, que además eran períodos prepandemia, de actividad “normal”. Si se toma el bimestre, la mejora fue del 4,1% en términos interanuales, lo que completó un semestre de repunte.

Pero al interior de ese porcentaje hay una variedad de resultados depende la rama de actividad. El más destacado de los sectores fue por lejos la maquinaria agrícola, que muestra un repunte del 29% interanual y se convierte en la locomotora de la actividad metalúrgica.

De todos modos, el informe de Adimra explica que los diferentes sectores que nuclean la actividad metalúrgica presentaron, en su mayoría, variaciones positivas durante el primer bimestre del año. A excepción de Fundición (-0,6%), que se mantiene en negativo, y Equipamiento médico (-1%), que continúa manifestando fluctuaciones debido a la gran diversidad de productos que incluye.

Por su parte, el sector de Bienes de capital (1,8%) logró un aumento interanual del nivel de producción, luego de atravesar casi tres años de caídas consecutivas. Mientras que el rubro de Equipos y aparatos eléctricos, que venía recuperando su nivel de actividad, en el primer bimestre del año logró un aumento de 2,5% interanual.

Por otro lado, los rubros de Autopartes (2,7%) y Otros productos de metal (4,4%) continúan con crecimientos interanuales, a partir de su recuperación en octubre de 2020. Asimismo, los sectores de Maquinaria agrícola (29,1%) y Carrocerías, remolques y semirremolques (8,7%) mantienen crecimientos sostenidos.

El estudio detalló que, considerando el desempeño de la actividad metalúrgica por cadena de valor a la que se destina la producción, en el primer bimestre la actividad que más traccionó a la baja fue Petróleo y Gas. De esta manera, las empresas que tuvieron como destino de su producción este sector presentaron una caída de 2,1% en relación con igual período de 2019.

El resto de las actividades presentaron aumentos interanuales. Los mayores incrementos fueron registrados por las empresas vinculadas con los sectores de Agroindustria y Construcción e infraestructura, los cuales experimentaron aumentos que rondan entre el 11% y 15% interanual.

A su vez, las empresas vinculadas a los sectores de Alimentos y bebidas y Consumo final continúan con un buen desempeño en su nivel de producción.

Las metalúrgicas vinculadas con la agroindustria y la construcción fueron las que mejores resultados tuvieron en el primer bimestre del año.

A nivel regional, las principales provincias que nuclean la actividad metalúrgica presentaron recuperaciones en sus niveles de producción, a excepción de Mendoza. Por un lado, las provincias que continúan con variaciones positivas importantes son Santa Fe (12,7%), Córdoba (12,1%) y Entre Ríos (9,7%), que presentan altos niveles de producción durante el primer bimestre de 2021.

Por su parte, la provincia de Buenos Aires (incluye CABA) registró un crecimiento de 1,2% en relación con el primer bimestre de 2020 y, por primera vez en más de dos años, la provincia presentó una variación positiva en términos interanuales. En las subregiones, el AMBA tuvo una mejora en su nivel de producción, mientras que el interior de la provincia manifestó una contracción de 1,2%.

En cuanto a la provincia de Mendoza, continúa con caídas en su nivel de producción: en el primer bimestre del año registró una contracción de 5% en relación con el mismo período de 2020.

Por su parte, el promedio de utilización de la capacidad instalada (UCI) del primer bimestre de 2021, según Adimra, se ubicó en torno al 50,3%. Cabe destacar que durante los meses de enero y febrero el nivel de UCI disminuye en comparación con el resto del año. Sin embargo, en los primeros dos meses de 2021 también hubo un incremento con respecto al mismo período de 2020.

La entidad metalúrgica nacional destacó que “las expectativas de corto plazo continúan mostrando un panorama alentador, manteniendo un alto porcentaje de empresarios que esperan un aumento en la producción y en los niveles de empleo”.

Gonzalo Dal Bianco. Redacción Puntal