Nacionales | Massa | combustibles | Precios

Massa aseguró que se "normalizó" el abastecimiento de combustibles, en el interior el precio en los surtidores aumentó un 10%

Los aumentos que se dieron en los surtidores del interior no son informados oficialmente por las compañías petroleras. Los marcadores de YPF en Río Cuarto muestran: Nafta Súper. $323 por litro; Nafta infinia. $410; Diésel. $361; Infinia diésel. $465

El ministro de Economía, Sergio Massa aseguró esta mañana que “la situación crítica” con el abastecimiento de los combustibles “se ha normalizado” pero que el Gobierno se mantendrá alerta ante situaciones de especulación; al tiempo que cuestionó a la oposición por pedir “liberar precios”.

“Entiendo que, con esta garantía de abastecimiento que han planteado las petroleras, la situación crítica se ha superado pero vamos a estar atentos porque no vamos a permitir que, sobre la base de incrementar un poquito más su ganancia exportando, terminen perjudicando a los consumidores argentinos”, manifestó Massa en un mensaje grabado en el Palacio de Hacienda, difundido esta mañana.

El ministro anunció que el Gobierno congeló nuevamente el Impuesto a los Combustibles Líquidos para evitar una escalada en los precios, pero reclamó a las petroleras que no perjudiquen el mercado interno a costa de obtener una mayor ganancia en exportaciones.

El precio de los combustibles aumentó un 10% promedio en el interior del país. Los aumentos se dieron en los surtidores y las compañías petroleras no los informan oficialmente.

En Córdoba los precios son:

Nafta Súper: $326 por litro.

Nafta infinia: $415.

Diésel: $348.

Infinia diésel: $440 .

Los marcadores de YPF en Río Cuarto muestran:

Nafta Súper. $323 por litro.

Nafta infinia. $410.

Diésel. $361.

Infinia diésel. $465 .

“El congelamiento del Impuesto a los Combustibles Líquidos es un mecanismo por el cual el Estado no aumenta su participación en los impuestos para que la nafta no aumente más. Quiere decir, que resignamos recursos del Estado y dejamos de cobrar impuestos a efectos de que la nafta no aumente más de lo debido”, explicó Massa hoy.

En ese sentido, aseguró que, “cada vez que tengamos que resignar el cobro de impuestos del Estado Nacional para mejorar la competitividad en precios o para defender el bolsillo de los argentinos, lo vamos a hacer”.

El ministro aseguró que escuchó “pedidos de aumento del 40%, 20% y 10%” pero que éstos estaban “muy por encima de la realidad” que el sector petrolero “necesita a los efectos de seguir invirtiendo”.

Subrayó que el Gobierno tendrá “firmeza para que no haya abusos en la economía doméstica”.

“Cada vez que tenga que hacer valer el poder del Estado para garantizar que no afecten el bolsillo de los argentinos, lo voy a hacer”, completó.

En ese marco, recordó que el sector ya se encuentra beneficiado por el Estado “con un tipo de cambio diferencial para exportaciones” y un “descuento de impuestos para las importaciones para la producción”.

“Sabemos que es uno de los sectores más importantes para la competitividad económica y para la estrategia de Argentina para acumular reservas, pero no puede pasar a costa del bolsillo de los argentinos”, enfatizó e invitó a las empresas a rediscutir “los márgenes que garanticen mantener los niveles de inversión” y que, al mismo tiempo, “cuiden el bolsillo de los argentinos”.

En el mensaje emitido esta mañana, Massa apuntó también contra “otros candidatos” de la oposición que “plantearon que había que liberar precios”.

“Yo quiero contarles que esa es la diferencia entre que la nafta $ 350 o que valga $ 800. Nosotros vamos a defender el bolsillo de los argentinos y vamos a seguir promoviendo el desarrollo exportador”, subrayó el ministro y candidato presidencial de Unión por la Patria.