Nacionales | Massa | millones | FMI

Massa busca reducir el déficit fiscal, engrosar reservas y ajustar subsidios

Se mantiene la reducción del rojo en 2,5 puntos del PBI. Habrá un canje voluntario de la deuda pública en pesos. Dispondrán un refuerzo para jubilados. Llamarán a empresas y gremios para dar un bono a empleados privados

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció anoche que se eliminarán los subsidios a las tarifas de energía a quienes más consuman y dijo que se garantizaron unos US$ 7.000 millones para robustecer las reservas del Banco Central.

Dijo que habrá un nuevo aumento de tarifas de electricidad y gas para los usuarios con consumo subsidiado que usen más de una serie de topes que instrumentará el Gobierno.

Hasta ahora, 10 millones de hogares se inscribieron en la página web oficial para poder conservar los subsidios y 4 millones de hogares no presentaron esa solicitud.

Canje

También anunció el lanzamiento de un canje voluntario de la deuda pública en pesos que vence en los próximos tres meses que finalizará el martes próximo.

Según Economía, para ese "reperfilamiento" voluntario ya se comprometieron el 60% de los tenedores de bonos. Fuentes del mercado indicaron que quienes ya aceptaron ese canje son básicamente organismos públicos, como la Anses, y bancos estatales.

Para pasivos

Massa anunció, además, el otorgamiento de un bono de suma fija para jubilados que se anunciará el miércoles próximo junto con la determinación del aumento por la movilidad jubilatoria. Aún no está estipulado de cuánto será ese bono.

Convocó a los sindicatos y las cámaras empresarias para implementar un bono para trabajadores privados y el aumento de las asignaciones familiares.

Massa ratificó los compromisos de reducción del déficit fiscal a 2,5 puntos del PBI comprometidos con el FMI, organismo con el que ya mantuvo una reunión.

Anunció decretos con regímenes especiales de beneficios para los sectores exportadores que aumenten su producción.

Uno de los que ya están avanzados es el de la industria del gas y el petróleo, pero Massa quiere implementarlos también para otros sectores exportadores como la minería, la agroindustria y la economía del conocimiento.

La idea es darles a esos sectores beneficios como la posibilidad de girar ganancias al exterior para sus casas matrices por el diferencial de producción que agreguen en el futuro.

Además, se tramitará un crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF) de 750 millones de dólares y la ejecución de desembolsos por 1.200 millones de dólares de otros programas de préstamos ya vigentes con organismos internacionales como el BID y el Banco Mundial.

Dijo que la toma de ofertas de préstamos de bancos internacionales y fondos de inversión con garantía de títulos públicos para reforzar las reservas del Banco Central está también en estudio.

Massa quiere implementar cuatro "Repo" y la recompra de deuda soberana con tres instituciones financieras internacionales y un fondo soberano de uno de los países árabes.

La duda sobre esa cuestión es qué tasa está dispuesto a pagar el Gobierno y si aceptará poner como garantía bonos -que hoy están muy mal cotizados- por un monto ampliamente más grande que el que recibirá el Estado por esos Repo.

Massa calculó que en los próximos dos meses el campo podrá liquidar unos 5.000 millones de dólares, un nivel similar al que aportó el sector en ese mismo período durante el año pasado.

“Los shocks devaluatorios lo único que producen es pobreza”, aseguró

Sergio Massa se refirió al dólar y descartó, en principio, una devaluación en forma de salto, al anunciar su plan de trabajo.

"Los shocks devaluatorios lo único que producen es pobreza y una enorme transferencia de recursos", advirtió Massa, al tiempo que remarcó que "la Argentina tiene una cultura bimonetaria con la que convivimos, esa idea de que el dólar es parte de nuestra vida cotidiana".

"La planificación macroeconómica es para corregir distorsiones, no se hace ni en un día, ni en dos. Se hace en un plazo y con objetivos. Se hace sobre la base del fortalecimiento de las reservas del Banco Central", señaló.

El flamante superministro aseguró que tiene el compromiso de los agroexportadores de que en los próximos 60 días ingresarán 5.000 millones de dólares por exportaciones de granos y derivados.

Una señal al campo

Además, afirmó que junto con el secretario de Agricultura, Juan José Bahillo, convocará a la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias para sentarse “a trabajar juntos para el desarrollo de ese sector tan potente que integran los productores argentinos”. Fue durante la conferencia de prensa que brindó en la sede ministerial, tras la jura en la Casa Rosada.

La clave para encarrilar la relación del Gobierno con el sector agropecuario sería una mejora de la rentabilidad de los productores, para lo cual se espera una mejora del "dólar soja" anunciado hace una semana.

Hasta ahora, el único cambio que anticipó Massa fue que se extenderá el plazo dispuesto originalmente hasta el 31 de agosto.

Analistas de la agroindustria opinan que ahora habrá que esperar la "letra chica" y las medidas que se tomen en ese sentido y observar su efecto en los ritmos de ventas de los granos acopiados y las consecuentes exportaciones.

Por eso, es fundamental la posición que adopte la Comisión de Enlace respecto de Massa y cómo ello incide sobre los productores con relación a la venta de granos de la última cosecha de soja.

Primer contacto con el FMI

Massa reveló por otro lado que mantuvo una primera reunión con directivos del Fondo Monetario Internacional (FMI), para acordar nuevos desembolsos de fondos previstos en el acuerdo.

Lo indicó durante su primera presentación como ministro en el Palacio de Hacienda.

Desde el organismo financiero internacional, un portavoz del FMI indicó que "en el día de hoy, un equipo del FMI mantuvo una reunión productiva con el recién nombrado ministro de Argentina, Sergio Massa, y su equipo para discutir la implementación del programa apoyado por el FMI y la importancia de abordar los desafíos de Argentina".

En otro orden, se unificarán los programas de crédito en una sola línea, que se llamará “Crédito Argentino” y que va a concentrar todas las políticas de promoción del crédito para los sectores productivos, pymes y comercio, por un total de $ 400 mil millones.

Otros anuncios

Otras de las medidas que anunció el ministro de Economía son las siguientes:

- Se licitará el segundo tramo del gasoducto Néstor Kirchner.

- Se pondrá en marcha un programa para formar en los próximos 12 meses a 70 mil nuevos programadores.

- Se solicitará al Congreso Nacional un rápido tratamiento de las leyes que benefician en términos impositivos a la construcción, a la bio / nanotecnología, a la agroindustria y a la industria automotriz.