Política | Massa | plan | Ariel Barraud

"Todavía falta que los objetivos de Massa se conviertan en un plan"

El director del Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio, Ariel Barraud, indicó que en el segundo semestre se requerirá un ajuste en el gasto para cumplir con los objetivos del ministro

Ariel Barraud, director del Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Córdoba, manifestó que todavía falta para que el conjunto de objetivos enumerados por el ministro de Economía, Sergio Massa, se conviertan en un plan que ataque la integralidad de la crisis argentina.

- ¿Cómo ve el nombramiento de Gabriel Rubinstein como viceministro de Economía?

- Es parte de lo que venimos viendo con los anuncios de Massa, este giro a la ortodoxia económica más conocida, más cercana a los mercados, a lo que uno esperaría de unas ideas económicas más de centro.En ese sentido, la búsqueda de una persona que lo acompañe, que sea economista de fuste, macroeconomista, para darle sustento a estas propuestas que por el momento son eso: propuestas. Hay que empezar a ver cómo se desanda el camino y si forman parte o no de un plan integral. Tener a una persona dentro del equipo que esté más cercana a pensar en un plan integal puede sostener las expectativas positivas.

- ¿Lo que se conoció hasta ahora no conforma un plan?

- Es un set de objetivos. Pocos números, muy pocos. Pocas definiciones concretas y para formar parte de un plan debiera tener un marco general que por lo menos todavía no es explícito. Sí hay una idea de ir hacia un mayor orden de las cuentas fiscales, un orden monetario y quizás también cambiario. Y falta que eso se convierta en un plan diciendo cómo se interrelacionarían las distintas medidas sobre las que no hay detalles. Algún elemento más concreto quizás va a ir ayudando a la interpretación y las expectativas sobre lo que puede llegar o no a ocurrir, si se pueden alcanzar o no lo objetivos declamados. Gran parte de esos objetivos pasan por el cumplimiento de las metas definidas con el Fondo allá por marzo

- Algunos de los objetivos son un déficit de 2,5% del PBI, pero también habló de que el Tesoro ya no se va a financiar con emisión. ¿Son objetivos cumplibles?

- Transcurrida ya la mitad del año para los datos fiscales, surge que en el segundo semestre tenemos que empezar a ver alguna señal de ajuste por el lado del gasto para cumplir la meta del 2,5 de déficit primario. Sigue siendo un déficit importante, no es que va a haber equilibrio fiscal ni mucho menos, pero requiere un ajuste en el gasto. Tuvimos algunas pistas de cómo se va a lograr: ajuste de subsidios, probablemente ajuste en las transferencias a provincias, no a través del ajuste del gasto en personal y probablemente tampoco en un ajuste nominal de las jubilaciones, pero sí un ajuste real. La fórmula de movilidad ajusta siempre rezagada y deja a las jubilaciones por detrás. En cuanto a la emisión monetaria, se había planteado que este año iba a bajar de 4 puntos del PIB a 1 punto para asistir al Tesoro. Y en los primeros seis meses casi se había agotado este financiamiento. Se dice que no se va a pedir más plata al Banco Central, pero alguien va a tener que financiar esta diferencia entre ingresos y gastos y ahí no está claro si va a ser con nuevo endeudamiento interno o con endeudamiento externo, que está prácticamente cortado. Argentina no es un país creíble. Hay posibilidades de algunos préstamos de bancos internacionales que habría que esperar que se concreten y ver a qué tasa.

- ¿Es posible reunir 7 mil millones de dólares para reforzar las reservas?

- La falta de liquidación de exportaciones no se venía viendo porque estuvo en máximos históricos. Se frenó como un síntoma de los cepos y de la brecha entre los distintos tipos de dólar. Si de alguna manera se lograra bajar la brecha, vamos a tener los incentivos económicos necesarios para que se liquiden más exportaciones.