Villa María | mayores | ejecutivo | iniciativa

Realizan un taller para visibilizar la violencia de género en adultas mayores

Se llama Ar-Mate y tiene como fin dialogar sobre estas situaciones que atraviesan las personas de esta edad para desnaturalizar los mandatos sociales existentes. Será hoy en el subnivel a las 18 y la invitación es abierta

Se llevará a cabo hoy una jornada de Ar-Mate, un taller destinado a las mujeres y disidencias adultas mayores con el fin de visibilizar las situaciones de violencia por motivos de género.

Será a las 18 en el Subnivel y puede participar quienes estén interesadas. En el espacio van a dialogar sobre los mandatos sociales y cómo pueden ser desnaturalizados.

La iniciativa es llevada a cabo por la coordinación de Géneros y Diversidad que depende de la Secretaría de Inclusión Social y Territorio del Municipio. Participarán también organizaciones de adultos mayores.

La coordinadora del área, Melina Mosquera, señaló: “Son ellas las que transitaron su vida con el mandato que hay que aguantar, entonces es también empezar a sensibilizar en esta población”.

En este sentido, la funcionaria destacó que se debe poner en marcha la discusión sobre la problemática, más aún, “con las mujeres que tienen una construcción de que ese es el rol”.

Agregó que las personas interesadas pueden ver mediante un link todo lo que trabajaron durante un mes y medio sobre sexualidad y vejez.

“Viene en esa línea, donde se puede llevar este mensaje a mujeres que quizás fueron construidas de esa forma”, señaló Mosquera.

En relación, aclaró que se trata de un contexto histórico diferente ya que ahora las juventudes poseen la esperanza de que puedan crecer más libres de estos mandatos.

¿Qué es Ar - Mate?

Respecto al taller, Mosquera comentó que a través de su área pusieron en marcha el 8 de marzo el programa que se llama Ar-Mate mujer donde se encuentran para reflexionar y conversar.

“Lo venimos llevando adelante en diferentes espacios de la ciudad, sobre todo porque es un compromiso con el programa Acompañar del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Nación”, manifestó.

La entrevistada mencionó que el labor en estos talleres seguirán durante el verano porque son un requisito del programa nacional, además, porque tienen una población constituida.

“Quienes están cobrando el programa Acompañar y no está haciendo ningún programa psicosocial en el Polo de la Mujer o no está concurriendo a un espacio de terapia tiene que ir a estos talleres que son una forma de trabajar y visibilizar las situaciones de violencias”, explicó.

Detalló que la política pública nacional tiene dos patas. Por un lado, promover la independencia económica y el otro, la autonomía en función de transitar los niveles de violencias, reconociendo cuales son las que se han vivido.

Trabajo

El trabajo, precisó Mosquera, está a cargo de dos profesionales: una psicóloga, Florencia Artusso, y una trabajadora social, Silvina Ardiles. El taller cuenta con 8 encuentros que es más o menos el tiempo que cobran el beneficio, describió. “Pasamos de lo más pequeño hasta poder profundizar. Cuesta un montón, el primer encuentro se trabajó en torno a poder pintar un mate por eso es Ar-Mate”, expuso.

La coordinadora de Géneros y Diversidad aseguró que el objetivo fue desde ese lugar poder compartir, de poder pensarse de manera colectiva las mujeres para después avanzar en lo que son los ciclos de violencia.

Agregó que en conjunto también hablar sobre la posibilidad de volver a estar con esa persona que ha ejercido la violencia y la importancia de salir y romper ese círculo.

“Entonces el taller está vinculado a poder entender que es la sororidad entre las mujeres y la importancia de trabajar en red para poder trabajar, hacer una recopilación y proyectar una vida por fuera del entorno violento”, afirmó Mosquera.

Sostuvo que en Villa María son 157 las mujeres y disidencias que se encuentran dentro del programa Acompañar bajo la gestión de una unidad profesional a cargo del poder Ejecutivo municipal.

En cuanto a los 4 talleres que se llevan a cabo en los diferentes barrios, son 65 mujeres participando.

“Siempre se pueden sumar. Es obligatorio participar de los 6 meses en los talleres pero después si quieren continuar lo pueden hacer”, apuntó Mosquera.

Para finalizar, subrayó que son espacios para acompañar, “donde las mujeres se pueden alojar y cuenten sus experiencias sabiendo que hay un recurso a donde pueden ir a buscar información”.