Villa María | medidas | rosso | Municipio

A la espera de nuevas restricciones, presentaron ayudas económicas

Las mismas apuntan hacia los sectores más afectados por la pandemia. Otorgarán exenciones por todo el período de inhabilitación para desarrollar la actividad. Analizan nuevas medidas para el rubro de la gastronomía

El intendente Pablo Rosso junto con la secretaria de Economía y Modernización, Daniela Lucarelli, se reunieron con representantes de las cámaras comerciales AERCA y Acovim, con quienes dialogaron sobre la situación que atraviesa el sector y a quienes les presentaron nuevos beneficios que buscan amortiguar el impacto negativo de las medidas a causa de la emergencia sanitaria.

El mandatario indicó a los representantes de las cámaras que pidió al equipo de Economía que se fortalezca la mesa y el trabajo conjunto.

“De nuestra parte está el compromiso para hacer y para acompañar. Así como defendemos la vida, también defendemos el comercio y también la educación, pero no a cualquier costo”, expresó y agregó que el municipio “está, va a estar y hará todo lo que esté al alcance para estar al lado de todos”.

Por su parte, la titular de la cartera económica, Daniela Lucarelli, destacó: “No queremos que se caiga ninguna actividad y eso es una decisión política”.

En ese marco, presentó nuevos beneficios que el municipio diagramó para el sector económico con exenciones del pago de contribuciones sobre la actividad comercial, industrial y de servicios con diferentes formas de aplicación de acuerdo a criterios establecidos.

Ayudas económicas

Estas exenciones serán, en primer lugar, para los contribuyentes de los rubros de actividades no habilitadas por todo el periodo de su inhabilitación para desarrollar la actividad, retomando el beneficio desde marzo 2021 con carácter retroactivo.

Por otro lado, la exención de la tasa que incide sobre las actividades comerciales, industriales y de servicios será también para todos los contribuyentes inscriptos con monotributo de categorías A, B y C para el mes de mayo y junio 2021.

Por último, la suspensión del OIM por el término de un año a los contribuyentes de los rubros que se vieron más afectados por el ASPO, siendo estos hotelería, turismo, salones de fiesta, eventos, servicios de esparcimiento, academias de gimnasia y gimnasios, gastronomía, transporte, guarderías, kioscos, peluquerías y pedicurías y agencias de taxis y remises.

Asimismo, se revalorizó la predisposición de las partes de dialogar y analizar minuciosamente la situación del sector. En este sentido, durante el encuentro, Lucarelli, acompañada por el subsecretario de Ingresos Públicos, Pablo Peretti, realizó un detallado repaso de la situación tributaria comparando períodos 2020 y 2021, como así también el alcance del paquete de medidas para sectores afectados por la pandemia que el municipio llevó adelante a partir del decreto 440.

Cabe destacar que las partes se comprometieron a trabajar en las próximas horas junto al sector gastronómico para analizar la posibilidad de alcanzar nuevas medidas para quienes resultan más afectados por las medidas de restricciones.

Confinamiento

En cuanto a las restricciones que se aplicarían en las próximas horas, el mandatario local aseguró que la provincia tomará una única decisión, “ayer estuvimos en el límite que estableció el ministro de salud Diego Cardozo del 80%, sábado y domingo Córdoba ya tenía la adhesión al confinamiento, estamos esperando reuniones que se darán hoy y se esperan medidas al menos por 7 días más”, indicó el funcionario municipal.

En esa línea, Rosso adelantó que las posibilidades de restricción implicarían disminución en la circulación y horario de cierre de los locales, ya que el nivel de contagios es alto y ocupación de camas es alto, “fundamentalmente porque los niveles de testeos que estamos haciendo, que son muchos, muestran un índice de positividad que supera el 20%”, dijo Rosso.

A su tiempo, remarcó que la ciudad atraviesa el peor momento de la pandemia, por lo cual instó a trabajar con un principal objetivo que es cuidar la salud de la gente sin que la economía se vea resentida.

“El compromiso del municipio es el de apoyo y entendimiento total para brindar las medidas que estén a nuestro alcance y las que no gestionarlas porque necesitamos que funcione la economía”, precisó Rosso.

El intendente manifestó que se volvería a un escenario previo al de los nueve días, “como el Presidente había anunciado y ya aplicaron otras provincias, tenemos en el proceso de funcionamiento las horas acotadas”.

Y agregó: “Estamos hablando de los esenciales en marcha y de los no esenciales con modalidad take away o delivery”,señaló Pablo Rosso.

Educación

Al mismo tiempo, el mandatario local explicó que mantienen el compromiso con la educación en la ciudad de Villa María pero que una de las medidas que se tomaría a nivel provincial, apunta a la suspensión de clases presenciales de los estudiantes que asisten al nivel primario y de la cual Villa María también aplicaría.

“Reafirmamos nuestro compromiso de seguir con los niños educándose, pero por estas próximas semanas, seguramente la herramienta que vamos a tener que disponer es la virtualidad”, explicó Rosso.

En ese sentido, el funcionario analizó que a través de esta medida se buscaría nuevamente disminuir la circulación y de esa manera que los casos comiencen a bajar. Además aclaró que las medidas que se aplicarían en la educación, también se replicarían en las actividades recreativas y deportivas, en las que las mismas se podrán desarrollar de manera remota.