Política | Melconian | Milei | dólares

Melconian criticó a Milei por decir que el que fuga dólares es un héroe y dijo que "perdió una oportunidad"

El economista criticó al presidente, quien ayer frente a empresarios en el Foro Llao Llao dijo que quien fuga dólares "es un héroe"

Luego de que el presidente Javier Milei dijera ante empresarios que "el que fuga dólares es un héroe", el economista Carlos Melconian dijo que el jefe de Estado "tenía una buena tribuna para decir que héroe es el que se queda en la Argentina y da batalla para sacar el país adelante".

En su exposición ante empresarios en Bariloche, el líder libertario elogió a quienes compran dólares porque lograron "escapar de las garras del Estado" y hasta señaló: "Si compran dólares en negro, mejor, porque se evitan pagar un montón de impuestos estúpidos".

Si compran dólares en negro, mejor, porque se evitan pagar un montón de impuestos estúpidos Si compran dólares en negro, mejor, porque se evitan pagar un montón de impuestos estúpidos

Además, Milei adelantó que el lunes habrá una cadena nacional para anunciar el superávit fiscal de marzo.

Ante esas declaraciones, Melconian fue crítico. Además, el economista y consultor señaló que es necesario "distinguir entre el lanzamiento de un programa de estabilidad, crecimiento y desarrollo, que incluye reformas estructurales, desregulación, bajo cierto orden de causalidad. Las cosas tienen que estar maduras para eso".

"Una cosa es la tasa de inflación y otra la canasta de sus componentes. Milei recibe una tasa de inflación lanzada, el problema es que además decide un disparate en lo que fue el movimiento de bienes dentro de esa canasta, con cero responsabilidad para este gobierno", en referencia a lo sucedido durante los años previos, en que -describió- "algunos precios subieron mucho y otros menos, pero todo lo que la administración anterior reguló para que la gente estuviera mejor, hizo que estuviera peor".

"Si la composición de precios internos no se arregla, perdemos tiempo. Acá la cosa no es la inflación (mensual) de un dígito, sino cuándo lanzamos un plan de estabilización", sostuvo.

Si la composición de precios internos no se arregla, perdemos tiempo. Acá la cosa no es la inflación (mensual) de un dígito, sino cuándo lanzamos un plan de estabilización Si la composición de precios internos no se arregla, perdemos tiempo. Acá la cosa no es la inflación (mensual) de un dígito, sino cuándo lanzamos un plan de estabilización

En cuando a lo sucedido en los últimos 4 meses de gestión mileísta, señaló que lo que se está discutiendo es "la instrumentalidad del cómo vamos: la primera cosa fue el innecesario semejante nivel devaluación, que vuelve a disparar los precios".

Cuando uno mira 5 años, la inflación acumulada, precisó, es de 2.800%, pero hoy los precios que estaban atrasados siguen atrasados.

"Alquileres va último, la jubilación mínima está derrumbada, la educación derrumbada, el seguro médico. Hay falta de heterodoxia.

No hay ningún plan de estabilización que haya tenido éxito si primero los precios relativos no están alineados", explicó en declaraciones radiales.

Dijo que "el programa económico está puesto hoy en si la inflación llega a un dígito mensual, pero si la composición de precios internos no se arregla, perdemos tiempo. Acá la cosa no es la inflación (mensual) de un dígito, sino cuándo lanzamos un plan de estabilización".

Cuando, en referencia al valor del dólar, le recordaron que el presidente Milei dijo en Bariloche que quienes hablan de retraso del dólar dicen una "estupidez", Melconian respondió: "el presidente tiene la voluntad de no devaluar, es la palabra del presidente (pero) una cosa es cuando hay una brecha de 100% o cuando el tipo de cambio tiene un desvío exagerado".

"Una brecha del 100% como la que recibió. El dólar libre del 10 de diciembre 2023 (el día que asumió el actual gobierno) da hoy 2.200 pesos. La discusión es que luego del innecesario dólar a $800, la inflación fue del 90% y el dólar subió al 2% mensual. La visión callejera es que estamos en un problema. El dólar de hoy no es genuino, es trabado. Se mantiene en parte por el blend (80% de la exportación liquidada a dólar oficial y 20% al "contado con liquidación", dijo el economista.

Según Melconian, el actual conjunto de medidas no es un plan de estabilización, sino más bien "un programa ortodoxo, sesentista, setentista. Estamos discutiendo erróneamente, si se viene una V, una U o una L. Pero del consumo no tengo señales, de la exportación no tengo señales, de la inversión no tengo señales, salvo la timba de los que ganan plata".

Estamos discutiendo erróneamente, si se viene una V, una U o una L. Pero del consumo no tengo señales, de la exportación no tengo señales, de la inversión no tengo señales, salvo la timba de los que ganan plata Estamos discutiendo erróneamente, si se viene una V, una U o una L. Pero del consumo no tengo señales, de la exportación no tengo señales, de la inversión no tengo señales, salvo la timba de los que ganan plata

"Este es un programa hecho en la emergencia, donde todos sabíamos que lo que venía era difícil y que a lo que se había hecho mal se agregó una irresponsabilidad electoral. Pero ahora hay que discutir un plan de estabilización y crecimiento. No caer en la trampa. Yo puedo arrancar con un DNU, licuando la Leliq y sin pagar importaciones acumular reservas", señaló.

La cuestión, prosiguió el economista, es que el programa económico del gobierno, que calificó de "parcial, financiero, financista", ya está lanzado. "Esto está jugado así. No hay verbalización de un modelo de país ni determinantes del crecimiento (pero) no puedo ir a un programa de estabilidad donde los asalariados están 1.000 (puntos porcentuales) detrás de los precios".

Melconian volvió a comparar las medidas del actual Gobierno con los planes económicos de Álvaro Alsogaray, Adalbert Krieger Vasena y Roberto Alemann (todos exministros de Economía, difuntos) que calificó de "programas típicos, ortodoxos, sin la pátina heterodoxa del programa israelí, de Fernando Henrique Cardoso, de la convertibilidad. Y esto dicho por una persona que era juzgado como el (economista) ortodoxo de Macri en 2015".

También señaló que llegar a fin de año a una inflación mensual de 2 o 3% no sería ni un éxito ni un fracaso.

"Lo importante es que si los precios se alinean, venga un programa de estabilidad de verdad, con credibilidad suficiente y que, salvo un evento internacional que lo trastorne, como la guerra o la pandemia, ahí -con los precios alineados- decís esto van en serio y se termina el disparate de si estamos caros o baratos".