Deportes | Messi | partido | Mundial

Messi, sobre la Finalissima: "Es una copa más para nosotros y la queremos ganar"

El símbolo y capitán del seleccionado argentino de fútbol se refirió a todos los temas de actualidad. El amistoso ante Italia de mañana, la Copa del Mundo, los tres partidos que deben jugar en el grupo, el día que le rindió el homenaje a Maradona y el posible 2026

El capitán del seleccionado argentino, Lionel Messi, aseguró ayer que la Finalissima contra Italia será considerada "como una copa más" y que el grupo tiene la intención de ganarla para llegar de la mejor manera al Mundial de Qatar 2022.

En una entrevista con TyC Sports, el astro habló en la previa del partido de mañana en el estadio Wembley de Londres y remarcó la importancia que tendrá el choque ante el último campeón de Europa.

"Es una locura que haya ganado la Eurocopa y no esté en el Mundial. Es una lástima también porque ahora tengo compañeros y amigos en el equipo, como Marco Verratti. La final es una competencia oficial, es una copa más para nosotros y la queremos ganar", expresó el rosarino.

La final de mañana será para Messi "una linda prueba contra el campeón de Europa" y también "para seguir creciendo y mejorando para llegar de la mejor manera al primer partido del Mundial".

Messi valoró este presente con el seleccionado luego de varias frustraciones y, si bien no puso a la Argentina entre los candidatos al título en Qatar, advirtió que será un equipo "difícil" para cualquier rival.

"Este un grupo que juega cada partido como una final y prepara todos los partidos muy bien. Sabe perfectamente a lo que juega y se la haremos difícil a cualquier rival. No quiere decir que somos candidatos pero estamos preparados porque tenemos las cosas claras", afirmó.

A menos de un mes para cumplir 35 años, Messi recordó cuando el periodismo "fue durísimo" con las críticas y remarcó que ahora se habla de él "con más respeto".

"Este es un lindo grupo y la pasamos bien. Lo que pasó después de ganar la Copa América no me lo imaginaba nunca. Sentir ese respaldo y lo que estamos viviendo con este grupo, también", valoró.

Sin embargo, Messi aseguró que "fue muy injusto" el "maltrato" que recibió el plantel que llegó a la final del Mundial de Brasil 2014.

"Quedó una sensación rara porque fue maltratado y no se lo merecía. La gente disfrutó el Mundial de Brasil hasta el último día y no se dio por detalles. No pasa todo por ganar", reflexionó.

En esta nueva etapa, Messi perdió por razones externas a su amigo y compañero de habitación, Sergio "Kun" Agüero, a quien "extraña en todo".

Argentina ya conoce a sus rivales en el Mundial de Qatar 2022 y, si bien celebró no haber tenido una potencia en el grupo, Messi avisó que no existen los "rivales fáciles".

"México es una selección que siempre nos costó, juega bien y tiene un entrenador que nos conoce. Polonia también es complicado. Será un grupo difícil", sostuvo.

El debut contra Arabia Saudita será "clave" porque siempre es importante ganar el primer partido del Mundial y también será el primer partido para "muchos chicos".

Después del partido contra Venezuela en la Bombonera en la despedida del público argentino, Messi había dicho que después del Mundial se iba a replantear muchas cosas de su futuro y reiteró que no tiene "nada claro".

"Nunca imaginé que iba a jugar en otro lado y de un día para el otro me tuve que ir de Barcelona. Me parece difícil pensar en jugar otro Mundial. No tengo nada claro. Lo que sí ya me matan diciendo que corro poco y camino", dijo, en referencia a las críticas de la prensa francesa. Lo que tiene claro Messi es que su motivación sigue siendo "ganar".

"Siempre jugué para mí y para ganar. Siempre quise ganar a todo. Después de lo que le pasó a mi familia cuando me mataban en la selección, jugué por ellos y hoy sigo jugando por mi familia, por mis hijos y mi mujer", subrayó.

Por otro lado, Messi esquivó la polémica con su compañero Kylian Mbappé sobre las Eliminatorias Sudamericanas pero, al igual que sus compañeros de seleccionado, remarcó la dificultad del torneo.

"No vi cómo lo dijo. Pero muchas veces lo hablamos con compañeros europeos lo difícil que es jugar en Colombia, en la altura, con calor en Venezuela", destacó.

El ganador de siete balones de oro también reprochó al polaco Robert Lewandowski y aseguró que "no hay dudas" de que el próximo ganador del trofeo debe ser el francés Karim Benzema.

"Cada uno dice lo que quiere. No comparto lo que dijo pero no le di importancia. Y no me interesa. Mis palabras fueron de corazón cuando dije que se merecía el Balón de Oro porque me había parecido el mejor", recordó.

Y sobre el goleador de Real Madrid opinó: "No hay dudas de que Benzema hizo un año espectacular. Fue fundamental de octavos hacia adelante y merece ganar el premio".

Al hacer un balance de lo que fue su primer año en Paris Saint Germain, Messi admitió que le "costó disfrutar" y fue optimista de cara a la próxima temporada.

Sobre los silbidos que recibió por parte de los "ultras" parisinos después de la dura eliminación en la Liga de Campeones de Europa ante Real Madrid, el astro rosarino los consideró "entendibles" pero lamentó que su familia haya sufrido ese momento en vivo.

"Fue algo nuevo para mí, una situación diferente porque nunca me había pasado en Barcelona. Es entendible el enojo por el equipo que teníamos y porque no es la primera vez que le pasa al París quedar afuera de esa manera. No sé si estoy de acuerdo o no, pero con Ney fuimos los más señalados", consideró Messi.

En otro tramo de la entrevista con TyC Sports, el "30" del PSG deslizó cierto enojo porque su familia vivió ese momento incómodo en el Parque de los Príncipes.

"Después del partido, pregunté qué habían dicho los nenes porque no me gustó que me silben con mi familia ahí, pero por suerte la dejaron pasar", agregó Messi sobre el momento más difícil de su primera temporada en París.

"La eliminación nos mató. Fue un golpe. Yo sabía y sé como es el Real Madrid. De la nada te hacen un gol y cambia el partido. Nos pasó a nosotros y a todos los equipos", lamentó.

Antes de llegar a ese punto clave de la temporada, Messi reveló que la adaptación a Francia "no fue fácil" y que el cambio de Barcelona a París fue "duro".

"En Barcelona tenía todo, viví más ahí que en Argentina. Estábamos muy bien y no tenía pensado cambiar nada. El primer día del colegio de los chicos salimos llorando y nos preguntamos qué hacíamos acá", relató Messi sobre la intimidad de sus primeros días en Francia.

Luego, el astro enumeró los inconvenientes físicos que tuvo durante el inicio de la temporada y la dura experiencia que tuvo con el Covid-19. "Empecé tarde la Liga, después tuve un golpe en la rodilla y no pude arrancar. En año nuevo me agarró Covid y me pegó muy fuerte. Me dejó secuelas en los pulmones, estuve un mes y medio sin correr", señaló.

Messi reconoció que estaba "desesperado" por volver a entrenarse pero al final eso perjudicó su recuperación. "Al final fue peor", recordó.

Luego de una temporada "difícil", Messi fue optimista de cara a la 2022/23 con el equipo francés. "Este año será diferente, conozco el club, la ciudad, el vestuario y los compañeros. Este año me costó pero quiero volver a París y disfrutar", sostuvo.

En la parte más emotiva de la entrevista, Lionel Messi reveló la "increíble" aparición de la camiseta de Newell's Old Boys con la que homenajeó a Diego Armando Maradona días después del fallecimiento, en noviembre de 2020, cuando aún estaba en el Barcelona.

El rosarino contó que el día previo al partido que debía disputar con Barcelona fue en busca de una camiseta de Argentina pero en un sector inhóspito de su museo encontró la de Newell's.

"Estaba con Antonela a la noche y pensaba: 'Tengo que hacer algo para Diego'. Fui a mi museo a buscar una de la selección y ahí hay una puerta que siempre está cerrada pero esta vez estaba abierta, entré y vi la 10 de Newell's en una silla. Ni me acordaba que la tenía, la verdad fue increíble", relató.

Lo que pasó el día después es historia conocida, ya que Messi se puso esa camiseta original rojinegra por debajo de la de Barcelona y cuando marcó el 4-0 contra Osasuna en el estadio Camp Nou vacío por la pandemia de coronavirus protagonizó uno de los homenajes más emotivos para el ídolo.

El crack recibió el saludo de sus compañeros y, cuando quedó solo, se sacó la blaugrana y exhibió la remera que utilizó Maradona en su breve paso por la Lepra en 1993.

En la parte más emotiva del relato, afirmó: "Esa puerta está siempre cerrada y ni me acordaba qué hacía ahí la camiseta, fue increíble y nunca lo había contado. Eran como las once de la noche. Miré y estaba ahí...".

Además, añadió sobre el desarrollo del homenaje: "Encima no venía haciendo muchos goles en esa época, íbamos como dos o tres a cero y no se daba, pero de la nada apareció esa jugada. Me acordé en el festejo y esperé el momento".

A casi dos años de ese momento histórico, el 10 reveló la "increíble" aparición de esa camiseta y los entretelones del emotivo homenaje.

El Mundial de Qatar 2022 se asoma en el horizonte inmediato para Lionel Messi y la selección argentina. Nada dejó cerrado con respecto a su futuro, sobre lo que dejó abierta la posibilidad de decir presente en 2026: "No sé qué va a pasar después del Mundial, ahora pienso en Qatar y más adelante veré. Sinceramente me parece muy difícil llegar al otro. Ya me vienen matando con que a veces corro poco, que camino, imaginate...", cerró.

Lionel Messi pudo alzar la Copa América. El pueblo futbolero sueña con verlo levantar la Copa del Mundo en el Mundial de Qatar.