Internacionales | Militares | ONU | incidente

La ONU condenó los actos de sus propias fuerzas de paz en el Congo

Los cascos azules mataron a dos personas e hirieron a 14 por "motivos inexplicables"

Al menos dos civiles murieron y 14 quedaron heridos por disparos efectuados por miembros de las fuerzas de paz de la Organización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo, en la frontera con Uganda, informó ayer el propio organismo internacional.

El secretario general de la ONU, António Guterres, afirmó que estaba "indignado" por el "incidente grave" suscitado en el convulsionado país africano.

“Militares de la Brigada de Intervención de la fuerza Monusco abrieron fuego por razones no explicadas y forzaron la entrada del puesto fronterizo”, explicó la propia misión en un comunicado.

La Monusco (acrónimo de la Misión de la ONU para la Estabilización en la República Democrática del Congo) admitió que ese “incidente grave” provocó “pérdidas humanas y heridos graves”, según la agencia de noticias AFP.

Asimismo, la representante especial de la ONU en el país, Bintou Keita, se declaró “profundamente conmovida y consternada”, y reconoció que efectivos de la Monusco “se abrieron paso a tiros por motivos inexplicables”.

La funcionaria aseguró que los más de sesenta militares implicados en la operación -cuyas identidades y nacionalidades no reveló- fueron detenidos y ya se habían iniciado gestiones para que sean procesados, según la agencia Europa Press.

“Se establecieron contactos con los países de origen de estos militares para que se puedan iniciar procesos judiciales de manera urgente con la participación de víctimas y testigos, para que se puedan tomar sanciones ejemplares”, sostuvo Bintou Keita.

Horas después, Guterres comentó que estaba “triste y consternado”, así como “indignado”, por el “incidente grave”, en un comunicado firmado por el vocero adjunto de la Secretaría General, Farhan Haq.

En ese texto, el ex primer ministro de Portugal y hoy titular de la ONUratificó “la necesidad de establecer responsabilidades” por esos hechos y confirmó “la apertura inmediata de una investigación”.

El conflicto

Desde el lunes pasado, la República Democrática del Congo es escenario de múltiples protestas violentas contra la presencia de la Monusco, que lleva más de 20 años apostada en el norte del país.

Los disturbios comenzaron cuando manifestantes invadieron el edificio de la Monusco en la ciudad de Goma, en la provincia Kivu del Norte, y dejaron al menos 22 muertos. Las protestas se extendieron luego a varias ciudades.

La Monusco se instaló en el país con el objeto de procurar mantener la paz en una región donde unos 130 grupos armados se disputan el control de las fuentes de oro, diamantes, cobalto y cobre, especialmente en Kivu del Norte y la vecina provincia Ituri.

Pero los manifestantes critican a la Monusco por su incapacidad para frenar la violencia y los ataques de esos grupos armados activos en el este del país africano.