Internacionales | millones | india | contagios

El mundo superó los 150 millones de contagiados de Covid-19

La imparable explosión de casos de Covid-19 que registra la India hace semanas volvió a concentrar ayer la atención global, también por las consecuencias que genera en la producción de vacunas, mientras el mundo superó los 150 millones de contagios.

Según el conteo de la Universidad Johns Hopkins, el mundo alcanzó los 150,8 millones de casos confirmados desde el inicio de la pandemia, de los cuales más de 3,1 millones ya fallecieron. Esta nueva barrera superada demuestra que el coronavirus mantiene su ritmo acelerado a nivel global, ahora con la India como epicentro.

Con casi 400 mil contagios en un día, India recibió el primer envío de suministros médicos desde Estados Unidos para hacer frente a su devastador brote, en un avión militar que llevó botellas de oxígeno, otros equipos médicos y casi un millón de test rápidos.

La variante india de coronavirus, detectada al menos en 17 países, está sospechada de ser más contagiosa, pero existen muchas incógnitas al respecto.

Lo que parece claro es que el cuadro sanitario del país asiático puede repetirse en otros lugares: el director del Centros Africanos para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), John Nkengasong, el máximo funcionario de salud del continente, consideró que África debe prepararse para un brote como el indio, por las similitudes que registran: aproximadamente la misma población y un sistema de salud muy frágil.

El suministro de vacunas de África depende en gran medida de la India, sede del fabricante más grande del mundo, el Serum Institute, fuente de las dosis de AstraZeneca distribuidas por el proyecto mundial Covax para llevar los fármacos a los países de ingresos bajos y medianos.

La contracara de esos cuadros parece estar, claro, en países donde los planes de vacunación funcionaron a mayor velocidad: Alemania registró ayer la incidencia de contagios más baja en más de dos semanas, Estados Unidos llegó a los 100 millones de habitantes inmunizados con dos dosis y el Reino Unido se acerca al final del confinamiento con un repunte de su economía.

En Latinoamérica, al escenario fatal de Brasil, que superó ayer las 400 mil muertes, se suman los graves casos de Colombia, que desde hace tres días viene superando su récord de decesos, y Ecuador, que terminó abril con su cifra más alta de nuevos contagios, 53.000, desde el inicio de la pandemia.

También Cuba mostró un rebrote que obligó al presidente Miguel Díaz-Canel a pedir que se examinen las causas y se cumplan las medidas restrictivas en la isla, que suma ya más de 106.000 casos tras consolidarse por encima del millar de positivos diarios.

"He indicado revisar el trabajo en las terapias intensivas y profundizar en todas las causas del rebrote, que no deben buscarse sólo en la agresividad de las nuevas cepas que circulan", escribió Díaz-Canel en su cuenta de Twitter.

Paraguay persiste en su plan de restringir la circulación nocturna y de evitar reuniones sociales y actividades en plazas y clubes, mientras Uruguay sólo apostó por bajar la circulación y cerrar oficinas públicas y anunció un plan de regreso escalonado a la educación presencial.