Villa María | Mirta | hijo | Miguel "Nano" Martínez

La mamá de 'Nano' rompió el silencio: "¿Vale 14 años la vida de una persona?"

Mirta Martínez hizo pública su disconformidad con la sentencia. "Me siento totalmente defraudada y burlada", aseguró desde Tribunales

Mirta, la madre de Miguel Alexander “Nano” Martínez, el joven villamariense que fue asesinado en mayo de 2020, volvió a manifestarse este miércoles en la puerta de Tribunales de Villa María para pedir “justicia verdadera”.

“Me siento totalmente defraudada y burlada, así me siento, humillada, tengo una impotencia muy grande. Nunca esperé este fallo, ni tampoco que dejaran a uno de los asesinos de mi hijo libre”, soltó ante diferentes medios de prensa.

Por el crimen de su hijo fueron juzgados la semana pasada Joaquín Munarriz y Eliéser Tomás Canova. El primero de los citados jóvenes fue condenado a la pena de 14 años de prisión efectiva; su amigo, en tanto, quedó absuelto y recuperó la libertad.

Mirta no puede creer cómo la declaración de Munarriz, quien confesó haber matado a Nano sin la ayuda de nadie, hizo que cambie todo el escenario del juicio.

Para la mujer, los dichos que derramó Munarriz al cierre del juicio fueron parte de una estrategia orquestada por sus abogados, todo a los fines de hacer creer que se trató de una legítima defensa.

Durante su confesión, el joven imputado dijo que tuvo que defenderse de un ataque de Nano, quien lo amenazó con un arma para que le entregue las llaves de una camioneta.

“Me consta fehacientemente que mi hijo nunca murió peleando, no se defendió, no hubo arma, nunca pidió una camioneta”, relató con lágrimas en sus ojos la mujer.

Mirta recordó lo que le dijo la fiscal Juliana Companys cuando se entrevistó con ella tras el brutal crimen. “Me dijo que el homicidio fue por alevosía, que su estado era de indefensión. Me contó que lo mataron entre los dos con una azada. Hicieron un horror, me lo desaparecieron una semana”, afirmó.

La madre de Nano destacó la labor llevada a cabo por Companys, quien según declaró, “se movió rápido” para buscar a los autores del hecho.

“Siento impunidad, dejaron a uno de los asesinos libre. Cómo la Justicia me va a hacer esto. Siento que se rieron de mí y de toda mi familia. Es una burla total. ¿Vale 14 años la vida de una persona?”, exclamó la mujer en compañía de la madre de Selien Cantero, otro joven que murió como resultado de una golpiza que recibió en Villa Nueva.