Internacionales | misiles | ataque | servicio

Rusia volvió a atacar Odesa y dañó una iglesia ucraniana ortodoxa

En la nueva embestida con misiles hubo un chico de 15 años muerto y otro menor herido fue trasladado al hospital, anunció el ayuntamiento de esa ciudad, sin dar detalles sobre la suerte de los otros tres ocupantes del edificio donde estaban

Rusia volvió ayer a atacar Odesa con misiles que impactaron en infraestructura civil e incluso en un edificio religioso, informaron autoridades ucranianas, que reportaron la muerte de al menos un niño de 15 años y varios heridos.

El servicio de prensa del Ayuntamiento de Odesa indicó en un comunicado divulgado en redes sociales que "un niño de 15 años murió, otro niño menor de edad fue trasladado al hospital con heridas, está siendo atendido".

También se consignó que cinco personas se encontraban en el edificio residencial dañado por el ataque con misiles en el momento de los impactos, en tanto psicólogos del Servicio Estatal de Emergencias atendían a otros residentes.

Después de que se extinguiera el fuego, un grupo de investigación y operativo del Servicio Estatal de Emergencia en la región de Odesa iba a trabajar en el lugar.

Anteriormente, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa, Oleksiy Danilov, dijo que, como consecuencia del ataque con misiles, el techo de la iglesia ucraniana del Patriarcado de Moscú quedó demolida.

"Se llevó a cabo otro ataque con misiles en la región de Odesa. Hay impactos en las instalaciones de la infraestructura de la ciudad de Odesa, en particular, uno de los edificios religiosos resultó dañado", indicó más temprano el servicio de prensa del Ayuntamiento de Odesa en redes sociales.

De acuerdo con la Administración Regional Militar de Odesa, como consecuencia del ataque se produjeron muertos y heridos en la portuaria ciudad del sur de Ucrania.

"Hoy, el enemigo disparó un misil contra una de las instalaciones de infraestructura de Odesa. Desafortunadamente, hay muertos y heridos", informó en un comunicado.

El jefe de la Administración Regional Militar de Odesa, Maksym Marchenko, denunció que el Ejército ruso "actúa como terroristas", según reportó el sitio web informativo Ukrinform en su versión en castellano.

Este fin de semana, el aeropuerto de la misma ciudad fue blanco de un disparo de misil ruso que destruyó su pista, sin ocasionar víctimas, anunció Marchenko.

"Hoy el enemigo atacó desde Crimea con un sistema de misil Bastion de defensa costera. La pista del aeropuerto de Odesa fue destruida. Gracias a Dios, no hay víctimas", dijo el funcionario en un video también publicado en redes sociales.

El Ejército ruso dijo que ese ataque, con "misiles de alta precisión", estuvo dirigido contra un importante depósito de armas entregadas a Ucrania por EE.UU. y países de la Unión Europea (UE).

Hace una semana, ocho personas murieron en bombardeos rusos contra Odesa, de cerca de un millón de habitantes y que hasta ahora se había visto poco afectada por la guerra tras la invasión de Rusia a su vecino país.