Policiales | Muerte | Robo | detención

Quedó detenido por un asesinato

El violento episodio sucedió en cercanías de la cancha del club Alem, en Villa Nueva, y tuvo como víctima a Víctor Martín, quien hoy cumpliría 77 años.

Fue una muerte violenta: pero antes, en principio, fue un robo. El hecho, a partir de los datos recabados por este matutino, ocurrió entre las diez y las doce de la noche de este lunes en cercanías de la cancha del club Alem, en Villa Nueva, y tuvo como víctima a Víctor Martín, quien hoy cumpliría 77 años.

El desciframiento del caso fue curioso: en el marco de los controles que realiza la Policía para garantizar el cumplimiento del decreto de aislamiento social, preventivo y obligatorio, poco después de las diez de la mañana se detuvo a un joven de 18 años.

El joven es Mario Alberto Román y su familia ya lo había denunciado por violar la cuarentena. Mientras tanto, un vecino llamó a Martín. Atendió una mujer: una familiar de Román. Sí, el joven había dejado el teléfono (que aún no se sabía por qué tenía) del damnificado en su casa. Los interrogantes empezaban a responderse.

Así, Román quedó imputado por ser el presunto responsable del delito de homicidio criminis causae, matar para ocultar otro ilícito (en este caso, el supuesto robo).

La investigación está a cargo de la Fiscalía de Instrucción del Segundo Turno, a cargo de Juliana Companys.

En el lugar del hecho se tomaron las medidas de rigor: inspección ocular y fotografía, entre otras. Además trabajó Policía Científica y se procedió a secuestrar el celular de Martín, ropa ensangrentada —campera, zapatillas del acusado— y dinero.

Asimismo, se logró establecer que al fallecido lo apuñalaron con un arma blanca a la altura de las arterias carótidas (en el cuello).

El episodio está prácticamente cerrado: restan algunos testimonios y el informe del Gabinete Médico Químico Legal.