Policiales | mujer | operativo | Cabrera

Por una bebé en peligro, fuerte operativo en todo Cabrera

Al menos dos vecinos se comunicaron con la Policía para alertar que una mujer actuaba con violencia con la criatura. En los rastrillajes no lograron encontrar nada

Una grave advertencia recibida por la Policía desencadenó un megaoperativo en General Cabrera durante la tarde de ayer.

Al menos dos llamados de vecinos alertaron que una bebé estaba en peligro. Esos testigos aseguraron que la niña -de pocos meses- se encontraba junto con una mujer que actuaba con violencia e incluso que habría expresado la intención de quitarle la vida a la criatura.

Sobre la base de esos relatos, alrededor de las 15.30 comenzaron a desplegarse unas 30 personas, entre policías, bomberos y agentes municipales para desarrollar la búsqueda ante el riesgo al que estaría expuesto el niño.

Sin resultados

Los rastrillajes dispuestos en toda la localidad no arrojaron ningún tipo de resultado y cerca de las 20 suspendieron el operativo.

“Hasta no tener una denuncia de un familiar, de alquien que vea que suscite un problema, no podemos seguir buscando porque no sabemos ni a quién estamos buscando”, explicó el jefe de Bomberos, Adrián Mellano, al argumentar la decisión adoptada con las autoridades policiales de no seguir adelante con la búsqueda.

Por otra parte, el comisario Christian Luquez señaló a la prensa que estaban verificando la veracidad de las comunicaciones recibidas y que la mayor preocupación pasaba por el riesgo que corría la criatura, lo que motivó que los rastrillajes fueran iniciados de manera inmediata.

Pese a no haber encontrado ningún rastro de la mujer ni de la bebé, las autoridades confían en los testimonios de los vecinos que presenciaron el acto, esos mismos testigos estuvieron colaboraron con el operativo hasta que decidieron suspenderlo.

Una vecina, de nombre Nadia, contó a Puntal que estaba juntando leña en un descampado cuando vio a la mujer que vestía remera corta y calza color negro, con una manta de blanco y un bolsito. Aseguró que a esa persona jamás la había visto en el sector.

Esta testigo de 21 años, de barrio Aceitero, advirtió que la mujer iba llorando, insultando a la pequeña y que siguió camino hacia la zona rural hasta perderla de vista.

Los rastrillajes estuvieron enfocados en la zona este de General Cabrera, sector que fue revisado por completo. El alerta además se extendió al resto de la localidad buscando cámaras y testimonios.

Las autoridades pusieron en alerta a toda la comunidad, para quienes pudieran aportar información de lo sucedido.

Anoche también esperaban que algún familiar de la mujer buscada se comunicara con los organismos que correspondan para determinar qué sucedió y brindarle la asistencia que necesite.