Villa María | NIños | Educación | jardines

Comenzaron las preinscripciones de los jardines maternales municipales para el 2021

La subsecretaria de Educación Inicial, Mariela Pajon, confirmó que se debe hacer en los Centros de Promoción Familiar más cercano. Por otro lado, aseguró que poseen mauchas expectativas en el retorno escolar

Comenzaron ayer las preinscripciones a los jardines maternales municipales para el ciclo lectivo 2021. En este sentido, la subsecretaria de educación inicial, Mariela Pajón, explicó que los padres o tutores deberán presentar como requisito el documento de los niños y el perteneciente a su grupo familiar directo.

En consecuente, que podrán hacerlo en los jardines maternales de los Centros de Promoción Familiar ubicados en los 13 barrios de la ciudad, de 8 a 13 horas, de lunes a viernes. “Si bien todavía no sabemos la modalidad en la que vamos a trabajar el año que viene, hay que organizar y presentar las preinscripciones para tener el armado de sala para cuando se habilite la educación y en nuestro caso el jardín maternal municipal”, afirmó.

Por otro lado, comentó que fue un año complicado y que tienen expectativas respecto al 2021. En ese sentido, aclaró que fue un año “muy particular” que los llevó a reestructurarse siendo complejo para la educación en general. Sin embargo, que lo fue aún más en aquella destinada a lo maternal “porque es la que tiene que ver con el contacto directo, de acunar, contener, de abrazar, de estar que es una relación directa con el niño”.

Labor anual

La entrevistada detalló que formularon una lógica de trabajo entre la instituciones y las familias mediante WhatsApp, “una herramienta tecnológica la cual el 100% de las familias tiene acceso”. En este sentido, que envían tareas para hacer con todos los integrantes del hogar como cuentos, juegos y poesías, canciones “para seguir contribuyendo a la educación, a la estimulación con el desarrollo adecuado de los niños más allá de este contexto tan particular”.

Respecto al alcance, Pajon aseveró que pudieron llegar a las familias de los 1250 niños que integran todos los jardines maternales y que “se mantuvieron en la virtualidad durante todo el año”. En consecuente, que obtuvieron una devolución cercana al 70% respecto a las actividades semanales realizadas.

Asimismo, aclaró que el Centro de Promoción Familiar permaneció abierto y “al estar en el territorio” permitió trabajar y acompañar a las familias en lo necesario, siendo una tarea articulada con la Secretaría de Inclusión Social.

“Tuvimos mucha respuesta incluso con la entrega de la leche y los pañales, entonces tenemos una comunicación semanal o quincenal muy fluida”, remarcó la funcionaria. Como resultado, indicó que podían mantener un “contacto permanente y cercano” cuando los padres retiraban los insumos.

Sobre la labor en este año, expuso: “Estoy muy orgullosa del trabajo que hicimos como equipo municipal, con la llegada a cada niño y las familias. Realmente fue un compromiso muy fuerte porque tuvimos que reestructurarnos e reinventarnos”.

En relación, recalcó que la dificultad consistió en implementar herramientas, como las pantallas, que ellos desaconsejan en los niños. Asimismo, que llevaron a cabo actividades ligadas al juego y la expresión por medio de los cuentos para continuar con el desarrollo de los niños.

Próximo año

“Vemos muchas expectativas, esperamos el arranque de las clases de manera presencial”, estimó y agregó que aguardan las resoluciones del Ministerio de Educación de todos los niveles.

Sobre el retorno, alegó que se trata de una cuestión educativa pero también de una social para que los niños generen las herramientas necesarias dentro de un contexto pedagógico, pero además que sea un espacio de contención cuando los padres deben trabajar.

Por otro lado, ratificó que si regresan las clases deberán ser con “demasiado cuidado”, cumplimentando las maestras con la función de fomentar las normas de bioseguridad. “Siempre digo que nosotros somos docentes, nuestra función es proclamar este cuidado individual. Porque es la suma de estas individualidades lo que hacen al cuidado de una comunidad”, afirmó.

Para finalizar, destacó que la mayor dificultad durante el año fue mantenerse lejos de los niños, sin verlos, abrazarlos y besarlos. Pero subrayó que el contexto sanitario es una problemática que “la sociedad debe atravesar en conjunto”.