Villa María | NIños | protocolo | medidas

La emblemática calesita de la Plaza Pedro Viñas presentó protocolo para reabrir

El joven a cargo de la atracción asegura que se estipula el ingreso de los niños con las medidas de bioseguridad. También afirma que hay chicos tristes esperando que abra

Mayco Rinero, quien cumple dos años como calesitero, contó a Puntal Villa María que esta es una actividad diferente a la de los salones infantiles, por lo que se podrían aplicar medidas de bioseguridad, ya que trabajan en una plaza al aire libre, distinto a los sitios de juegos cerrados.

“Presentamos el cuarto protocolo el día lunes para saber si podemos volver a poner en marcha la emblemática calesita, el último todavía no fue respondido pero en los tres anteriores tuvimos la negativa ya que nos dijeron que todavía no están habilitados los espacios públicos”, manifestó el calesitero.

El protocolo presentado estipula el ingreso de los niños con las medidas de bioseguridad correspondientes, tapaboca, utilización de alcohol en gel, pasar por una alfombra desinfectante y allí utilizar los juegos habilitados

El responsable del juego también explicó que sólo se utilizarían diez atracciones que posee la calesita y se dejarían las del centro en desuso para proteger a los niños y garantizar distanciamiento social.

Asimismo aseguró que lamentablemente la situación es abrumadora.“Este era un ingreso familiar y con la situación se hace difícil sustentar el día a día, queremos saber si podemos volver a trabajar porque desde que comenzó la pandemia hace más de 200 que la calesita no volvió a funcionar”, se lamentó Rinero.

El joven que tiene la concesión de la calesita relató que los papás preguntan todo el tiempo si hay novedades sobre la reapertura. “Cuando vengo los fines de semana para corroborar que todo esté bien, hay chicos tristes esperando que abra, ojalá que pronto tengamos una respuesta positiva porque estamos solos en esto, no pertenecemos a ningún rubro o sector”, expresó.

“La calesita es un juego que saca sentimientos hermosos, sonrisas o lágrimas por querer seguir dando vueltas, siempre se fomentó el divertirse con amor y la buena onda, siempre les damos una golosina para hacer un mimo a los niños”, acotó Rinero y agregó: “Yo soy un calesitero y es mi trabajo cuidar un patrimonio cultural de Villa María”, precisó.

La calesita

La calesita es uno de los principales centro de atracción de niños de la ciudad y de la región y se ubica en el centro de la ciudad. El joven emprendedor contó que hace dos años presentó un proyecto de licitación pública y que desde ese momento está a cargo de la calesita ubicada en la Plaza Pedro Viñas.“La calesita se habilito en el año 2002 y acá crecieron muchos niños jugando, hace ya dos años que tengo la posibilidad de cuidarlo y remodelarlo para que todos los chicos villamarienses puedan jugar”, concluyó Rinero.