Villa María | NIños | plaza | protocolo

La emblemática calesita de la Plaza Pedro Viñas vuelve a girar

El joven a cargo de la atracción asegura que se estipula el ingreso de los niños con las medidas de bioseguridad que indica el protocolo

Tras casi 8 meses de suspensión de actividades, la Municipalidad autorizó la reapertura de la emblemática calesita ubicada en la plaza Pedro Viñas y a partir de hoy puede “volver a girar” cumpliendo las medidas de bioseguridad frente al Covid-19.

Mayco Rinero, quien cumple dos años como calesitero, contó a Puntal Villa María que esta es una actividad diferente a la de los salones infantiles, por lo cual se aplican medidas de bioseguridad, ya que trabajan en una plaza al aire libre, distinto a los sitios de juegos cerrados.

En cuanto al protocolo que se va a utilizar para poder acceder a la calesita será de la siguiente manera: “Se va a poner una alfombra desinfectante, por allí pasarán tanto grandes como chicos a la salida y a la entrada del juego y además se limita la cantidad de personas que pueden asistir, de subir 20 niños sólo podrán subir 10”, indicó el calesitero.

Y también remarcó: “Se clausuraron los asientos con cintas de precaución y algunas atracciones donde se subía más de un niño, de ahora en más sólo se podrán subir uno solo”.

También explicó que se van a clausurar algunas atracciones para mantener el distanciamiento. “Los precios se siguen manteniendo hasta que termine el año $ 20 la vuelta y los horarios son jueves, viernes, sábado y domingo desde las 16:30 a 21 horas, este fin de semana como el lunes es feriado también vamos a estar presentes”, señaló.

Asimismo, el joven emprendedor dijo: “Hace varios días que venimos desinfectando y sacando tela de araña, hacía varios meses que la calesita estaba frenada y la dejamos a punto para el regreso, hubo mucha gente que ya se acercó a preguntar, muchos chicos queriendo subir, esperamos que todas las familias de Villa María puedan venir y próximamente los de la región cuando se habiliten los viajes” y agregó: “Los chicos preguntaron durante este tiempo cuándo se podían subir a la calesita y estaban ansiosos, por suerte la gente entendió y ya saben que esta tarde pueden venir y subir”.

En ese sentido, Mayco Rinero comentó a este medio que teniendo en cuenta el protocolo Covid-19 que se establece para el funcionamiento del juego, los padres de los niños pueden acompañar a los pequeños de hasta 4 años o algún menor que tenga discapacidad. En cuanto a la espera se delimitara en el piso el distanciamiento social para marcar los espacios. “Los padres pueden esperar por detrás de la reja pero creemos que esas cosas ya las saben y lo van a respetar”, precisó.

Por otro lado, el joven expresó que todavía no se habilitaron los shows para payasos y magos que habitualmente se hacían los días domingos: “Por ahora solamente se habilitaron las vueltas en la calesita, pero vamos a seguir jugando a la sortija y repartiendo caramelos y chupetines”.

Por último, Rinero declaró que ante esta nueva habilitación ya comenzaron a pensar en nuevas ideas para la atracción: “Estamos contentos en la familia, ya que es nuestro trabajo y es lo que nos permite el sustento, mi señora y mi hija Emma están felices por el regreso y me ayudaron a preparar todo con la limpieza, proyectando ideas y la puesta a punto de la calesita, estamos ansiosos por volver al rubro con las medidas de protección que establece el protocolo”.

En vistas hacia el futuro, “pienso que hay esperanza con la llegada de la vacuna, espero que terminemos bien el año, ya que no fue un año bueno para ninguno, en lo laboral vamos hacer el último domingo del año un premio para el 2021, consiste un pase libre para todo el próximo año para algún niño de la ciudad”, dijo Mayco.

La calesita

La calesita es uno de los principales lugares de atracción para niños de la ciudad y de la región y se ubica en el centro de Villa María.

El joven emprendedor contó que hace dos años presentó un proyecto de licitación pública y que desde ese momento está a cargo de la calesita ubicada en la Plaza Pedro Viñas.

“La calesita se habilitó en el año 2002 y acá crecieron muchos niños jugando, hace ya dos años que tengo la posibilidad de cuidarlo y remodelarlo para que todos los chicos villamarienses y de la región puedan jugar”, concluyó Rinero.