Nora Dalmasso | Poder Judicial | Julio Rivero

"La estrangularon con un lazo como los que se hacen en el campo"

En los 32 años de experiencia en el Poder Judicial, el forense retirado dijo que rara vez se ve una técnica como la que aplicó el asesino de Nora Dalmasso. "Es como la que se usa en las yerras o para matar animales, no cualquiera la sabe hacer", remarcó el testigo

La técnica que aplicó el asesino para estrangular a Nora Dalmasso con el cinto de su bata es muy poco frecuente. Tanto es así que el primer sorprendido por el “doble lazo corredizo” que anudaba firmemente el cuello de la mujer de 51 años fue el especialista en Medicina Legal Ricardo Manuel Cacciaguerra, un profesional con 32 años de experiencia en autopsias practicadas en el Poder Judicial de Córdoba.

-El que la mató usó un doble lazo muy eficaz. Es una técnica poco común que hace que el nudo sea muy corredizo-, dijo Cacciaguerra, testigo excluyente ayer del juicio por el crimen de Nora Dalmasso.

El médico retirado llegó desde Córdoba ataviado con un clásico traje marrón y un chaleco cuadrillé al tono. El vestuario y el breve bigote cano le daban un aire de actor de cine de los cincuenta.

¿Por qué fue convocado a los Tribunales de Río Cuarto? Porque en los albores de la investigación, cuando cada paso que se daba en la pesquisa era supervisado en Córdoba capital, se les pidió a los forenses capitalinos Mario Vignolo y a Cacciaguerra que dieran su opinión sobre la autopsia del cuerpo de Nora que habían hecho los forenses riocuartenses Guillermo Mazzuchelli, Martín Subirachs y Virginia Ferreyra.

Los dictámenes que emitieron Vignolo y Cacciaguerra fueron dísimiles: uno (Vignolo) no descartó un juego sexual entre víctima y victimario, en tanto que el otro (Cacciaguerra) concluyó que las lesiones fueron provocadas por un ataque sexual no consentido.

Luis Pizarro, el fiscal que mandó a juicio al viudo como presunto instigador del crimen, se inclinó por la interpretación de Cacciaguerra.

Para el testigo, el modo en que el asesino estranguló a la mujer de 1,56 de estatura y 50 kilos de peso no fue improvisado.

-Por la forma en que está hecho el nudo, podría decir que fue una persona diestra. Se trató de un lazo doble, con nudo marinero como los que hace la gente de campo. Lo he visto, por ejemplo, en las yerras o cuando se mata a los animales en el campo-, reafirmó el forense.

Para él, hubo una resistencia al ataque por parte de Nora, pero la fuerza del atacante y la violencia del golpe que la víctima recibió en la zona parietal derecha la dejaron prácticamente indefensa.

“Ese golpe pudo haberse producido contra la pared, en un zamarreo, y fue lo que le allanó el camino tanto para el homicidio como para el ataque sexual”, opinó el forense.

A pedido del defensor Marcelo Brito, el tribunal le facilitó al testigo las conclusiones del perito de parte contratado por Macarrón, Osvaldo Raffo.

Cacciaguerra ensalzó la figura de Raffo como “una eminencia de la medicina forense” y, con relación al informe que hizo el ya fallecido especialista, acordó con algunas críticas y se mostró en desacuerdo con otras.

“Para mí, el ataque se produjo mientras la víctima estuvo en la cama. Fue sorprendida, golpeada, violada y estrangulada allí”, concluyó.

Para asombro de los que estaban en la sala de juzgamiento, el fiscal de Cámara Julio Rivero le pidió al tribunal que se busque y se lea la autopsia de un hombre que fue asesinado en un campo de la región, después de que le colocaran un lazo en el cuello y fuera arrastrado por un toro.

El curioso episodio, que en su momento tuvo alguna repercusión mediática, guardaría similitudes en relación con el tipo de lazo que se aplicó.

Volviendo a la autopsia que le tocó analizar a Cacciaguerra, el testigo insistió en que, por las características del lazo, quien lo hizo es una persona diestra y que conoce cómo hacer ese tipo de nudos.

“Diría que es alguien que sabe sujetar animales en el campo”, comentó.

A la defensa de Macarrón esa conclusión pareció dejarla conforme. Bastaba ver el rostro resplandeciente del veterano abogado cada vez que el testigo hacía esa afirmación.

cacciaguerra1.jpg

Alejandro Fara.