Provinciales | Nora | Dalmasso | autopsia

Declaran la genetista Nidia Modesti y el forense Subirachs

A pedido del fiscal Rivero, la semana judicial en el caso Dalmasso arranca con la presencia de uno de los médicos que hicieron la autopsia y la experta cordobesa que en 2006 estaba a cargo del Ceprocor

Martín Subirachs, uno de los tres médicos forenses de la ciudad que participaron de la autopsia al cuerpo de Nora Dalmasso, será uno de los testigos de la jornada que abrirá la novena semana del juicio al traumatólogo Marcelo Macarrón.

La otra testigo citada para hoy es la genetista cordobesa Nidia Modesti, quien en el año 2006 se desempeñaba a cargo del Ceprocor y tuvo participación en el análisis del material genético que los investigadores obtuvieron en la escena del crimen, la habitación de la hija de Nora, en la vivienda de la Villa Golf.

Allí fue encontrada la mujer de 51 años con claros signos de violencia en algunas partes del cuerpo, y con el lazo de su bata anudado al cuello.

Modesti, quien fue citada para segunda hora, fue la experta que en su momento no halló presencia de semen en el material biológico que analizó.

A pedido del fiscal de Cámara Julio Rivero, deberá explicar qué tipo de estudios llevó adelante y qué grado de certeza tienen como para determinar si el hecho de que no hubiese encontrado semen implica o no que un estudio más profundo pueda concluir algo diferente.

Subirachs, citado para las 9 de hoy, estuvo a cargo del examen del cadáver de Nora Dalmasso junto a sus pares Virginia Ferreyra y Guillermo Mazzuchelli.

Los forenses llegaron a la escena del crimen apenas una hora después de que el vecino de la familia Macarrón, Pablo Radaelli, encontrara a Nora sin vida, en la cama de una plaza de su hija Valentina, es decir que la autopsia comenzó a las 19 del 26 de noviembre de 2006.

Sin signos de violencia

Fue desglosada en distintas facetas. Por ejemplo, el examen externo del cadáver indicó que la mujer de 1,56 metro de talla y 50 kilos de peso presentaba signos de haber sufrido violencia en la zona del cuello y en la región genital. Por tener las uñas extremadamente cortas, a los forenses les fue difícil determinar si había podido defenderse o trabarse en lucha.

Como lo hicieron con otros forenses que vinieron de la ciudad de Córdoba para declarar en este juicio, a Subirachs seguramente se le permitirá leer las conclusiones de la pericia que realizó y, sobre la base de esa información, le pedirán que haga las inferencias e interpretaciones correspondientes.

La autopsia había concluido que existían signos concretos para determinar que la muerte de Nora Dalmasso fue provocada por estrangulamiento mixto, es decir, a causa del lazo y también de la presión manual del agresor.

En ese mismo acto, al cuerpo se le extrajeron muestras de hisopado vaginal y anal, material que se envió al bioquímico policial, Daniel Zabala.

Teniendo en cuenta que la semana anterior se empezó a intensificar la citación a peritos, se presume que en el curso de la semana podrían ser citados los otros peritos riocuartenses y el propio Zabala.

Para eso, debe existir un pedido formal de alguna de las partes.