Villa María | obispo | paz | Ucrania

El Obispo de Villa María se unirá al Papa Francisco para la consagración de Rusia y Ucrania a María

Se trata de un acontecimiento histórico en el mundo, en el cual los representantes de la iglesia católica pedirán por la paz ante el conflicto armado. Además se conmemorará el "Día del Niño por Nacer"

La consagración de Rusia y Ucrania al Inmaculado Corazón de María es un suceso histórico e importante para la fe católica, que reunirá a fieles de los cinco continentes para pedir, junto al Papa Francisco, la intercesión de la Virgen María por la paz en el mundo.

La consagración se realiza hoy en la Basílica de San Pedro durante la tradicional celebración penitencial “24 horas para el Señor”, iniciativa de Cuaresma.

Si bien la consagración se realizará desde Roma (Italia), el Papa Francisco ha manifestado en varias oportunidades que quiere que los fieles se unan a este acto desde donde se encuentren.

En ese marco, el obispo de Villa María también se sumará al pedido mundial. “Se le pedirá a la Virgen que nos dé la paz, nos uniremos al Papa y este viernes nos vamos a centrar en este pedido por la paz en Ucrania y Rusia”,dijo Samuel Jofré en diálogo con PUNTAL VILLA MARÍA.

Asimismo, el referente de la diócesis local manifestó que se trata de una paz que se ve amenazada, “En Ucrania y Rusia está quebrada la paz, pero en el resto del mundo está amenazada seriamente, entonces queremos pedirle a la Virgen este cuidado particular por la paz, intentando hacerlo con humildad, con un gesto de pedido de perdón porque hemos dado cuenta de que estas situaciones se dan por acumulación de desórdenes”, opinó Jofré.

El obispo local advirtió que el mundo atraviesa desórdenes espirituales, sociales, económicos y políticos que provocan estados de ánimos generalizados que culminan en este tipo de conflictos armados. “No se dan espontáneamente porque sí”, dijo.

Constructores de paz

El representante de la iglesia católica en Villa María reflexionó en torno al tema e instó a la comunidad a convertirse en “constructores de paz”.

“En Argentina particularmente, con las circunstancias que vivimos, tenemos que pedir por la paz ya que hay mucha agresividad y mucha violencia entre nosotros, pero sin perder esto que nos afecta tanto de la guerra”, sostuvo.

El obispo invitó a todos los feligreses a sumarse a la jornada por la paz como gesto concreto. “Podremos elevar humildemente nuestra súplica a Dios por intercesión de la Virgen, pidiendo la paz para estos pueblos tan heridos. Por Ucrania principalmente, pero el pueblo ruso también se ve afectado por la decisión de sus dirigentes, nos damos cuenta de que todos estamos afectados y queremos pedirlo, invitamos especialmente este día a rezar”, señaló.

Jofré aclaró: “Toda la gente que se quiera sumar, el obispo de Villa María se une al Papa y a todos los obispos del mundo, a todos los católicos especialmente o personas creyentes que se animen”, convocó.

Advirtió que la jornada es una oportunidad para sumarse y un “signo”de la voluntad para vivir en paz. “El Papa eligió esa fecha porque el 25 de marzo del año 1984 el Papa Juan Pablo II hizo un gesto semejante de consagración de la humanidad al Inmaculado corazón de María; “gracias a Dios, a partir de allí se indicó un proceso pacífico por el cual se derrumbó la tiranía comunista que era una violencia constante para los países llamados del este, donde Rusia imponía su dictadura de manera muy violenta”, explicó el obispo.

Jofré consideró que se trató de un milagro, ya que no se resolvió de manera violenta. “Mucha gente de todo el mundo le ha pedido al Papa que haga este especial pedido de súplica de protección, entonces el Papa, respondiendo a los pedidos que han surgido en el mundo, lo hace y nos invita a sumarnos”, concluyó.

Día del niño por nacer

Por otro lado, la jornada será oportuna para conmemorar el “Día del niño por Nacer” que por decreto 1406, (art. 1), siguiendo la antigua expresión “nasciturus” que el derecho romano utilizaba para designar al ser humano desde el momento de la concepción hasta su nacimiento, del año 1998, que continúa vigente, la República Argentina, se declaró el día 25 de marzo de cada año.

En ese marco, el Obispo de Villa María indicó que el día será oportuno para conmemorarlo y rezar.

“Vamos a rezar por toda vida desde la concepción, que en este momento peligra mucho. Según la información pública, el año pasado se realizaron 60.000 abortos en Argentina”. Aclaró que las dos actividades están superpuestas, pero que se realizarán de manera simultánea.

Por tal motivo, a las 19:30 horas, se celebrará el Rosario por la Vida, mientras que a las 20:00 horas se concretará la Santa Misa y Consagración. Ambos eventos se llevarán a cabo en la Iglesia Catedral de Villa María.