El titular de las oficinas locales de Zoe Villa María, Claudio Álvarez, continuará hoy en Tribunales con su declaración, la misma que empezó el jueves pasado y que debió suspender por motivos de tiempo, ya que fue más larga de lo que se preveía.

Durante poco más de 9 horas, el villamariense expuso ante la fiscal de Instrucción de Segundo Turno, Juliana Companys, cómo operaba la sucursal con asiento en esta ciudad, dichos que ampliaría durante la jornada de hoy.

En la primera parte de su indagatoria, Álvarez apuntó contra Leonardo Cositorto, a quien tildó como el verdadero responsable de todos los pagos que no se realizaron. Vale recordar que las denuncias de los damnificados en Villa María suman aproximadamente 180.

Según el abogado de Álvarez, Leonardo Cáceres, hoy su defendido brindará detalles de cómo funcionaba la sucursal villamariense en términos económicos, es decir, cómo circulaba el dinero que ingresaba a las esferas locales.

Álvarez, actualmente, está alojado en el Establecimiento Penitenciario de Bouwer, a donde llegó imputado por los delitos de estafa y asociación ilícita.