Villa María | ordenanza | OIM | Municipio

El Ejecutivo vetó la suspensión del OIM y la eximición de tasas

Se trata de las ordenanzas aprobadas por mayoría el 17 de junio entre el escindido y la oposición. Desde el Municipio, el jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, declaró que son medidas que están en marcha desde el 2020 y fueron reforzadas en este año

El Municipio informó ayer la posición sobre dos ordenanzas aprobadas por mayoría (sin el oficialismo) con medidas económicas hacia diferentes sectores productivos.

En este sentido, el ejecutivo confirmó que fueron vetadas la suspensión por 6 meses de la Ordenanza Impositiva Municipal (OIM) y la eliminación en la contribución de diferentes tasas desde mayo a agosto.

Se trata de la ordenanza 7740, en la que piden la eximición de contribución de tasas para diferentes rubros como en el 2020, y la 7741, que hace alusión a la suspensión del cobro del OIM. Ambas fueron presentadas por el bloque escindido Somos Hacemos Por Córdoba y apoyada por Vamos Villa María logrando los 7 votos necesarios. La sesión fue llevada a cabo el jueves 17 y el oficialismo se abstuvo.

El jefe de Gabinete, Héctor Muñoz, explicó: “Nos parece que agrava una situación económico-financiera del Municipio, genera una desigualdad y carece de lógica al menos que se lo piense o imagine desde lo político partidario”. En este sentido, aclaró que reconocen la dificultad de la pandemia, sin embargo, indicó que deben ayudar a los sectores que realmente lo necesitan.

Por otro lado, expuso que las medidas propuestas en las ordenanzas son abordadas en el programa de Acompañamiento a los Sectores Económicos perjudicados por la pandemia en 2020 y reforzados con el decreto 538 en 2021.

Por su parte, el gerente de Aerca, Ignacio Tovo, afirmó: “Estamos sorprendidos. Es una situación inusual para la ciudad que el Ejecutivo vete una ordenanza del Concejo Deliberante aprobada por mayoría”.

Con relación a cómo repercute en el sector, recalcó que la coyuntura pandémica y económica, derivada de la primera, limitó la posibilidad de trabajar a muchos sectores.

En este sentido, manifestó: “Estas ordenanzas que se promulgaron hace 15 días daban una señal de apoyo de la ciudad para estos sectores golpeados”.

No obstante, declaró que el veto de las normativas es una acción que va en contra del sector productivo”.

OIM

Respecto a la ordenanza 7441 que suspende por 6 meses el cobro del OIM, Muñoz precisó que se pretendía implementar una ordenanza genérica, entonces, se eximía del OIM a todos los sectores sin importar si eran afectados o no por el impacto de la pandemia. “Esta norma no discriminaba y terminaba eximiendo de la tasa a todos los sectores”, expuso y continuó: “Lo que nos parece un despropósito, una norma carente de sentido y una inequidad, con absoluta falta de lógica”.

En segundo lugar, sostuvo que el año pasado llevaron a cabo el programa de ayudas económicas que se fortaleció este año con la inclusión de mas sectores con más de un beneficio.

Como último punto destacó que está en vigencia una ordenanza que exime de esta tasa a determinadas actividades mediante una inscripción.

A raíz de lo expuesto, mencionó que “no generalizar” permite “acompañar y reforzar” los sectores relacionados con la salud, ayuda social, como así también prestar los servicios debidos.

“Hacemos un análisis y estamos seguros de que necesitamos tener un Estado activo, por lo cual somos muy cuidadosos de la finanzas”, remarcó Muñoz.

Como portador de los diferentes sectores, Tovo ratificó que el OIM “es una tasa discrecional que, vulgarmente dicho, esta mal cobrada. Se cobra sobre lo consumido y no sobre lo facturado, por ende, es regresiva”.

A modo de ejemplo, precisó que hay sectores con la posibilidad de acceder a la suspensión del OIM como los gastronómicos. Pero comentó que otros electrodependientes, como heladerías, están excluidos.

Respecto al fundamento del Municipio sobre contribuir con sectores que se beneficiaron de la pandemia, Tovo justificó: “Los bancarios no hacen plata consumiendo energía, sí lo hacen pequeños y medianos comercios, que facturan menos que ellos y la tasa recae igual”.

“En lo manifestado por el Municipio, hablan de una suspensión que claramente es un veto. Dicen que lo hacen para apoyar a otros sectores que necesitan ayuda y nosotros les decimos que somos parte de esas actividades”, reclamó.

Tasas

En torno al pedido presentado, Muñoz respondió que son medidas duplicadas debido a que están dentro del paquete anunciado en agosto del 2020 y ampliado en el corriente.

“Siempre nuestro análisis es para determinados sectores que son los perjudicados”, enfatizó.

Asimismo, expuso que el dinero a utilizar para asistir a “quienes realmente lo necesitan”.

En caso contrario, contó que deberían desviar recursos monetarios de programa a otro para realizar una “adecuación de los ingresos”.

“No nos gustaría dejar de invertir en salud y lo social que genera una duplicación o triplicación, en algunos casos, para subsidiar un banco o una financiera”, admitió.

En relación con esto, comentó que en el 2017 fue llevada a cabo una reforma tributaria y las tasas disminuyeron su importe.

“Tuvo una reacción muy interesante porque gente que dejo de tributar comenzó. Generó una base de contribuyentes a partir creciente”, sostuvo.

Del otro lado, Tovo detalló que la ordenanza 7740 es “un complemento” a una medida llevada a cabo por el Municipio.

“El año pasado llevaron a cabo acciones con señales que apoyamos pero este año no las volvieron a implementar. Entonces la normativa solicitó por cuatro meses, desde mayo a agosto, las eximiciones de tasas”, especificó.

Luego, apuntó que para sectores que estuvieron inhabilitados pidieron que el monto sea retroactivo a marzo y que estuviese a su vez un diferimiento de pago.

“Sabemos que hay medidas, no llegan a todos, por eso entendemos que esta ordenanzas deberían ser más universales”, recalcó.

Al respecto, refirió que algunos sectores que se encontraban excluidos el año pasado fueron incorporados en este.

También advirtió que hubo casos contrarios, de actividades que aparecían en el padrón y fueron retiradas.

“La ordenanza agrupaba a todos y por 4 meses no por un año. Si se hubieran mantenido las normativas, hubieran sido una señal clara de que se quiere ir para adelante”, finalizó.