Villa María | pacientes | personas | Salud

En promedio, 40 personas por día son asistidas en la carpa del Hospital

El espacio ya recibió más de 200 pacientes. Destacan la importancia de avanzar en la detección temprana de la enfermedad, pese a que los contagiados llegan con varios días de síntomas. La mayoría son menores de 60 años

Unos 40 pacientes positivos de Covid son asistidos de manera diaria en la carpa instalada frente al Hospital Pasteur, con la particularidad de que muchos de ellos llegan después de una semana de iniciados los síntomas, situación que buscan revertir los agentes sanitarios para evitar un agravamiento en los cuadros.

Desde que se instaló la carpa, ubicada en el predio de barrio Ramón Carrillo, asistieron más de 200 personas para recibir asistencia médica. De esta manera, la atención se realizó “puertas afueras” del nosocomio, lo que permite descomprimir la atención.

“Cada localidad tiene a su cargo la valoración de los pacientes positivos y deben enviar aquellos prioritarios que son los comórbidos mayores de 30 años o quienes no superen esa edad, pero manifiesten criterios de evaluación inmediata para evitar que su situación se complejice”, explicó Rebeca Nicoletti, quien junto a la infectóloga Soledad Frola se encuentra al frente de la carpa. De igual manera, la gran mayoría de los pacientes son de la ciudad, mientras que los que arriban de la región lo hacen con cuadros avanzados.

De acuerdo a lo indicado desde el centro de salud, a través del área de Comunicación, en la carpa se aplica un protocolo que se inicia con la toma de datos del paciente, el conocimiento de comorbilidades, “para luego dar paso al control de signos vitales y la valoración clínica”. Dichos controles, según el caso, pueden llevar a la realización de estudios complementarios, entre ellos laboratorio básico o hasta una tomografía de tórax para descartar lesiones pulmonares.

Frola mencionó que en los primeros días de funcionamiento de la carpa se llegó a un promedio de 6 internaciones diarias por presencia de neumonía, aunque en la actualidad esa cifra bajó y se estabilizó. Remarcó que se trataba de cuadros avanzados con la enfermedad “y la ausencia de control médico”.

Insistió además que muchos pacientes “llegan, en promedio, después de la semana del comienzo de los síntomas; algo que desde provincia se busca revertir a través de estos dispositivos que deben trabajar articulados con el primer nivel de atención”. Ante ello, entendieron que todavía no está instalado en la población el ideal de consulta “desde el primer día de síntoma, sobre todo en aquellas personas mayores de 45 años que presentan comorbilidad”, entre los que figuran personas con obesidad, hipertensos, cardíacos o diabéticos.

Con relación al grupo etario que demanda atención, las especialistas explicaron que se trata de adultos jóvenes menores de 60 años y que de los dos centenares de pacientes “sólo dos eran pediátricos mayores de 14 años”.

Detección temprana

Cabe consignar que el Municipio implementa desde los últimos días la realización de testeos en los centros de salud barriales y un centro vecinal, lo que permite avanzar en la detección temprana de positivos. Las especialistas valoraron este tipo de consulta temprana “y oportuna porque evita llegar tardíamente al abordaje”.

En la carpa se disponen distintos tipos de tratamientos, dependiendo de la complejidad del paciente. Los mismos pueden ser desde la aplicación de ibuprofeno inhalado, transfusión de plasma de convalecientes, o bien suero equino. Los mismos se gestionan con el laboratorio de hemoderivados y el laboratorio central de la provincia, respectivamente.

Las profesionales resaltaron el trabajo articulado externo e interno del centro de salud, “tanto con la atención primaria pública y privada como con los servicios de laboratorio y diagnóstico por imágenes y con los distintos profesionales de la guardia central”, insistieron.

Cabe consignar que desde el arribo del paciente hasta su diagnóstico final se lleva a cabo una especie de circuito que finaliza con la resolución del tratamiento a seguir. Al respecto, Frola explicó que si es ambulatorio “programamos fecha y hora para un nuevo examen, y en caso de requerir internación se deriva a una clínica privada o se queda en nuestro hospital”.

Lo que se lee ahora