Villa María | Paicor | escuelas | programa

Con 7.500 beneficiarios en la zona, el Paicor regresa a las escuelas en agosto

A partir del 9 se brindará la alimentación en las aulas en las escuelas más vulnerables y desde el 16 se suma el resto de las entidades, respetando las burbujas. De manera paralela, se mantendrá la entrega de módulos alimenticios

El programa Paicor retomará su habitualidad de aplicación dentro del ámbito escolar a partir del próximo 9 de agosto. De esta manera, unos 7.500 estudiantes del departamento San Martín podrán alimentarse en la escuela según la burbuja sanitaria que integren, mientras que los grupos que participan de manera virtual del ciclo lectivo recibirán el bolsón alimentario que se entrega en la actualidad.

Cabe consignar que la asistencia con módulos comenzó a regir desde el año pasado, cuando se suspendió la presencialidad escolar con motivo de la pandemia. “El equipo de nutricionistas armó una propuesta en los chicos, sabiendo que en los módulos -se reparten cada 45 días- pueden ir alimentos secos por una cuestión de logística”, explicó Julio Comello, secretario General de la Gobernación.

Los módulos fueron pensados como un complemento “de los alimentos frescos que las familias pueden comprar con la Tarjeta Social, Alimentar o AUH. En general, quienes integran el universo Paicor tiene otros programas sociales”, explicó en diálogo con este medio. Desde el 9 de agosto comenzará a brindarse la comida “en las escuelas marginales, donde existe más índice de vulnerabilidad, y a partir del 16 en el resto de los establecimientos”.

Consultado sobre la aplicación del programa en virtud de que los alumnos asisten por burbujas, Comello indicó que se mantendrán los módulos -el lunes se entrega el cuarto bolsón anual- “para que los días que no tengan clases presenciales tengan los alimentos del módulo. De todas maneras, desde el regreso de clases de esta semana se aplica también el programa Fortalecer, que entrega una copa de leche y alimento para los chicos que están en clase”.

Ante el regreso a la habitualidad de la prestación en las escuelas, el programa genera un movimiento comercial no sólo de quienes proveen insumos alimenticios sino también desde el punto de vista laboral, con la intervención del personal de cocina y demás. Al respecto, Comello sostuvo que “todo el mundo Paicor estaba pendiente de poder abrir. Si bien lo principal son los chicos, también están los camareros, proveedores y otras cuestiones que forman parte del programa. Y eso vuelve con todo lo que implica”.

Admitió que desde hace tiempo vienen trabajando de manera conjunta con el Ministerio de Salud para el regreso a las escuelas, “en materia de protocolos y demás”. “Se estaba esperando una mejora de los indicadores sanitarios para habilitar no sólo la vuelta a clases, sino también el Paicor. Se brindará con las recomendaciones propias de cada espacio, que debe tener ventilación cruzada, aislamiento y limpieza entre turno y turno de comida, que son cuestiones a las que ya nos hemos acostumbrado y llegaron para quedarse”, precisó.

Incremento de beneficiarios

En la actualidad, el Paicor cuenta con unos 300 mil beneficiarios, cifra que mostró un fuerte impulso en los últimos tiempos. De hecho, a finales del año pasado cerró con cerca de 270 mil alumnos comprendidos por el programa y sólo en lo que va del 2021 sumó casi 30 mil más, lo que refleja la necesidad de los padres de recibir una ayuda alimentaria para los niños y jóvenes en edad escolar.

“Se incrementó desde el año pasado, es un proceso que viene aumentando de a poco y este año sigue. El Paicor es un programa que está siempre abierto y no exige plazo para la inscripción, sino que a medida que uno necesita se inscribe en la página del gobierno. Se evalúa si cumple los requisitos y de inmediato se agrega, por lo que a lo largo del año se van incorporando”, recalcó tras admitir la suba de estudiantes con cobertura.

En las grandes ciudades, la entrega de módulos se realiza cada 45 días, aunque en las poblaciones más pequeñas se aplica a partir de los 30. “El lunes empezamos la cuarta entrega del año en toda la provincia. A nosotros nos lleva dos semanas la entrega completa”.