Villa María | panaderos | aumento | Villa María

Aumentó el pan en Villa María por segunda vez en el año y no descartan que haya otra suba

El presidente de la Cámara de Panaderos de Villa María, Néstor Mujica, confirmó que la situación "es insostenible" y que por 2 semanas trabajaron casi a pérdida. Con el incremento, el kilo tendrá un precio sugerido de $ 160

Comenzó a regir ayer en las panaderías locales un nuevo precio sugerido en el kilogramo de pan, como así también de facturas y bizcochos. Asimismo, anunciaron que podría haber otro más adelante debido a los gastos de producción y materia prima.

Es el segundo aumento que lleva adelante la actividad en el año, en este sentido, el presidente de la Cámara de Panaderos de Villa María (Capavim), Néstor Mujica, confirmó: “Desde el 20 de enero hasta la fecha actual estamos sufriendo intensamente los aumentos. En los últimos 15 días, una de las materias primas más importantes, como lo es la margarina, aumentó un 60%”. Al respecto, agregó: “Es algo que ya no podemos sostener”.

Asimismo, garantizó que hace 2 semanas que también los locales de la ciudad vienen “trabajando prácticamente a pérdida”. Sobre el incremento, expresó: “Este nuevo precio sugerido que estamos dando a conocer no es para fortalecer el sector y tampoco para la utilidad del panadero. Es para mantener abiertas las panaderías”.

Precios

El entrevistado sostuvo que realizaron una reunión con la Capavim en la que todos los panaderos manifestaron atravesar las mismas circunstancias. Por este motivo, precisó que desde la institución acordaron proponer como precio sugerido el pan miñón a $ 160 y el francés, a $ 140 el kilo.

Respecto del resto de productos, detalló que la unidad de la factura común tendrá un valor de $ 30 y la especial, de $ 40: la diferencia es que estas últimas son de manteca. En cuanto a los bizcochos, los comunes estarán a $ 220 el kilo y $ 300 los que son de hojaldre. Para finalizar, manifestó que todas las especialidades elaboradas que realice cada panadería tendrán un costo de $ 800.

A pesar del incremento en el valor de este producto, Mujica aseguró que el consumo sigue estable. A su vez, expresó que por ahora se mantiene pero que hubo una pérdida del 30% desde el inicio de la pandemia hasta estos momentos.

Aumentos

“Cuando hay un aumento, lo que nos duele a todos los panaderos y colegas es que pega en las mesas que menos tienen”, alegó el entrevistado. Sin embargo, acentuó: “Pero la situación ya se hace insostenible”.

En cuanto al incremento, mencionó que tuvieron una reunión con el Centro Industriales Panaderos y Afines de Córdoba (Cipac), en el que hablaron de un posible aumento del gas y la luz, por lo que incrementaría el costo de producción.

También, que son adheridos el aumento de los combustibles y la pronta tratativas de paritarias para los trabajadores de las panaderías. Como consecuencia de esta sucesión de acontecimientos, manifestó que por el momento es el precio sugerido y que no saben “cómo continúa el panorama”.

“Este es el segundo aumento del año, pero escapa a nosotros. Ya viene de arriba. Un acrecentamiento a las abultadas boletas va a ser insostenible otra vez para el valor que acabamos de proponer”, expuso.