Villa María | pandemia | situación | Jubilados

El desafío de adaptación de los adultos mayores a la tecnología

La titular de Pami local explicó que el turnero digital es una de las herramientas que se implementaron por la pandemia y que aún cuesta afianzar su utilización entre los jubilados

Con la llegada de la pandemia muchos trámites se digitalizaron y los adultos mayores no fueron la excepción, ya sea solicitando turnos o tramitando expedientes como el acceso a los talleres habituales.

Mónica Lazos, titular de la agencia local de Pami, explicó que la atención de las personas que se acercan a dicha entidad contempla a pacientes vulnerables o que se encuentran dentro del grupo de riesgo, por lo tanto se tomaron medidas en todo el país para seguir manteniendo la atención.

“Hubo que tomar medidas en lo social; por ejemplo, los centros de jubilados, que son lugares de encuentro y de socialización y están los amigos, lugares donde se combate la soledad, lamentablemente se tuvieron que cerrar”, precisó Lazos.

La titular de la dependencia indicó que por la situación sanitaria se dejaron de entregar los bolsones y la modalidad que se utiliza es la entrega de dinero que se deposita cada tres meses en su caja de ahorro de haber jubilatorio. “Este ingreso de dinero no está incluido en el haber jubilatorio, ya que es algo momentáneo debido a la situación de pandemia”, señaló.

Asimismo, Lazos recalcó que otro cambio importante en la vida de los adultos mayores fue la utilización de la receta electrónica. “Estaban acostumbrados a la receta papel, ahora directamente pasan por cualquier farmacia de la ciudad o de los pueblos donde les toque ir a comprar, todavía están en un período de adaptación”, remarcó.

La gestión de turnos online también fue un desafío en estos meses de pandemia; según lo que relata la titular de la entidad local, hombres y mujeres que asisten a la dependencia fueron sorteando esta situación, pero es una de las herramientas que más ha costado incorporar.

“Hay jubilados nuevos que acceden a las nuevas tecnologías y se han adaptado todas las aplicaciones y la página web para que sea más fácil, pero muchos otros todavía no se hicieron amigos de la computadora y allí empieza el problema porque llegan a la dependencia sin el turno y tienen que esperar a los que sí lo sacaron”, sentenció Lazos.

Brecha digital

Lazos analizó la situación local y afirmó que el acceso a la tecnología por parte de los jubilados es una deuda pendiente. “Vamos a tener que trabajar mucho con nuestros adultos mayores para que ellos también puedan acceder. Las propuestas de los talleres también fueron virtuales, entonces hay que trabajar para que ellos no queden afuera y puedan acceder a ese mundo. La pantalla ahora se traslada a un lugar de encuentro y la soledad que atraviesan algunos ahora puede ser distinta”, subrayó.

“La pandemia y el aislamiento generaron miedo en los adultos mayores, temor al cambio e incertidumbre, una desestabilización, ya que ellos tienen ganas de tener contacto con amigos y familiares”, dijo Lazos.

A su vez, la exconcejal advirtió que trabajaron en el empoderamiento del adulto mayor para una vida más activa y saludable atendiendo a las necesidades que se presentan en este escenario de incertidumbre que se atraviesa.