Villa María | pandemia | obras | artista

Exponen en la Usina y en el Bonfiglioli obras que reflejan la etapa más crítica de la cuarentena

La artista villamariense Julieta Bonetto recreó en una serie de 8 pinturas los primeros meses de aislamiento. Uno de sus trabajos fue premiado por la Agencia Córdoba Cultura. "Contradicciones en tiempos de pandemia" es el nombre que lleva el proyecto

Una serie de pinturas que son el fiel reflejo de los días más difíciles de la cuarentena se exponen por estos días enel Museo Bonfiglioli y en la Usina Cultural.

Se trata de 8 obras que dejan en evidencia los comportamientos contradictorios que tuvieron las personas en la primera etapa del aislamiento, es decir, durante los meses de mayores restricciones.

Actualmente, los cuadros de la artista visual Julieta Bonetto (26) están siendo presentados en dos espacios diferentes (siete se hallan en la Usina de avenida Sabattini y uno en el Salón de las Mujeres del Bonfiglioli, donde está expuesta la pintura que fue premiada por la Agencia Córdoba Cultura).

En diálogo con Puntal Villa María, la joven villamariense explicó que el proyecto denominado “Contradicciones en tiempos de pandemia”, fue llevado a cabo en el marco de la última materia del Profesorado de Artes Visuales, carrera que cursó en la Escuela Superior de Bellas Artes Emiliano Gomez Clara.

El proyecto -según cuenta Bonetto- se inspira en las situaciones que vivió durante la cuarentena. “Al principio no encontraba un tema que me permitiera explayar. Analizando mi situación y la de mi familia, es que decidí hablar sobre la pandemia”, afirmó.

“Contradicciones en tiempos de pandemia”

En un primer momento, Bonetto se volcó a observar las conductas de sus familiares directos. “Si bien la pandemia logró unir a las familias, haciendo que la gente pase más tiempo junta, también provocó situaciones de desunión, debido a que las personas no estaban acostumbradas a compartir tanto tiempo. Empecé a jugar con esos comportamientos, y de ahí surge el nombre de ‘Contradicciones en tiempos de pandemia’”, acentuó.

Y añadió: “Llegué a la conclusión que todos estos comportamientos eran contradictorios, pero a la vez, un complemento, ya que nos ayudaban a poder sobrellevar esta situación”.

La joven artista remarcó que en las obras se logra vislumbrar la presencia de la tecnología, que toma protagonismo a través de los teléfonos celulares y los televisores.

“En todos los trabajos se observa un osito de peluche que me representa a mí, vendría a ser como una autoreferencia, una especie de firma”, mencionó.