Villa María | pandemia | trabajadores | Villa María

La crisis en el sector comercial afecta a un 40% de trabajadores

Es el efecto visible del coronavirus en la economía. Un millón doscientos mil empleados comerciales del país ya perdieron sus trabajos. Además aseguran que hay relajamiento en las normas de bioseguridad

El mercado laboral acusó el impacto de la pandemia de COVID-19 desde el mismo inicio de la cuarentena, y muchos argentinos viven con temor a perder su empleo.

La actividad comercial es una de las más afectadas por la pandemia en la ciudad.

Los negocios pudieron abrir desde mediados de mayo pero esto no fue suficiente, los estrictos protocolos, la reducción de horarios y la disminución de la capacidad de ocupación dentro de los locales son situaciones que afectan el normal funcionamiento que tenían.

Desde el gremio “Empleados de Comercio” reclamaron por la pérdida de empleos en la ciudad de Villa María durante la pandemia.

“En realidad hubo despidos, negocios que cerraron e incluso no se recuperaron de esta nueva normalidad, podemos ver en las zonas céntricas que hay negocios cerrados, hay una gran dificultad en el sector”, aseguró el titular del centro de empleados de comercio de Villa María, Eduardo Belloccio

“El gremio de comercio perdió un millón doscientos mil empleos desde que comenzó la pandemia, particularmente los servicios que están vinculados con el convenio colectivo de trabajo”, se lamentó el secretario general.

Esta plantilla de trabajadores quedó afuera del sistema ante el ajuste que hizo la actividad en todo este tiempo que se atraviesa la pandemia.

En ese sentido, Villa María no fue la excepción. “Ocurre que hay un 40% de empleo en negro y no registrado, esos son los primeros que se perdieron”, dijo Belloccio y agregó: “La falta de empleo se vio reflejada en los padrones, cuando hacemos una comparación con el mes de marzo y observamos los datos actualizados de los padrones del último mes, se redujeron mucho, por lo cual entendemos que hay menos trabajadores en el sector”.

Estas frías estadísticas solo reflejan una foto de lo que está sucediendo en uno de los sectores más dinámicos de la economía.

Belloccio explicó que hubo una gran dificultad para llegar a diferentes lugares, por el mismo impedimento de la pandemia. “Tenemos muchos afiliados en el departamento General San Martín en localidades cercanas a Villa María pero no se permite viajar, por ende se dificultó la llegada a esos lugares. Recién ahora con las nuevas flexibilizaciones intentaremos acercarnos más a los lugares que no pudimos llegar, por supuesto esta situación perjudica mucho a los trabajadores del sector”, indicó.

Además Belloccio señaló que los acuerdos de indemnización por despido que se realizan entre los empresarios y los empleados se efectúan a través de escribanías omitiendo la legislación laboral, como indica el Ministerio de Trabajo.

Cuidados y protocolos

Por otro lado, desde la organización comercial manifestaron que los cuidados de bioseguridad disminuyeron conforme avanzaba el aislamiento:“Los cuidados y los protocolos de higiene de los establecimientos comerciales de la ciudad al principio de la pandemia se respetaban, de hecho, había una persona en el ingreso de los supermercados que eran los únicos que estaban abiertos y prestaban servicio donde tomaban la temperatura, ponían alcohol en gel en las manos de las personas que entraban o limpiaban los changos con sanitizante.Hoy después de varios meses de transitar el aislamiento ya no se observa esta actitud por parte de las grandes superficies comerciales”, remarcó Belloccio.

“Incluso con el distanciamiento social se observa que tampoco se cumple. No hay tanto control como antes por parte de los establecimientos, creemos que están relajados y hay un potencial problema que es el contagio de los trabajadores que es lo que a nosotros nos perjudica”, subrayó Belloccio.

“No hay conciencia social, si no la hay cuando la gente se junta cuando esta prohibido o el no uso del barbijo, eso perjudica a los comercios ya que los contagios se dan en en ese ámbito y afecta a nuestros trabajadores”, manifestó el representante de la cámara comercial.

Y agregó: “En menor medida sabemos de casos que hicieron trabajar a empelados con síntomas, hubo uno muy notorio en Villa María de un comercio que hacía trabajar a los empleados cuando deberían haber estado aislados, el dueño del lugar fue imputado pero esas cosas pasaron en nuestra ciudad”.

Asistencia

Desde el inicio del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) se dieron curso a diferentes iniciativas de asistencia a las empresas y a los trabajadores que, por las restricciones operativas, vieron disminuida su actividad o bien, en el caso de los informales, autónomos y monotributistas, perdieron su fuente de ingresos. Entre esas medidas, se destacan el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), así como líneas especiales de crédito para Mipymes y monotributistas.