Villa María | pandemia | actividades | medidas

Piden subsidio a varios sectores además del gastronómico y el Ejecutivo expone que ya fueron entregados

Ediles de la oposición solicitaron que el monto no reembolsable sea mayor a 100 mil pesos para varias actividades y desde la Secretaría de Economía, Lucarelli aclaró que los bares, restaurantes, cantinas, cafés y similares son considerados "críticos" y los adhieren al decreto 440 que ya contempló a los restantes rubros en 2020

Tras la aprobación por unanimidad del decreto referido al Programa de Refuerzo Asistencia a Sectores Económicos más afectados por la pandemia Covid-19, el bloque Vamos Villa María solicitó que sean tenidas en cuenta actividades perjudicadas por la pandemia. Además, solicitaron que se aumente el monto del beneficio no reembolsable hasta $ 100.000 otorgado en esta oportunidad al sector gastronómico.

En este sentido, la secretaria de Economía y Modernización del Municipio, Daniela Lucarelli, expuso: “El pedido es extemporáneo, lo hicimos el año pasado y lo anunciamos de la mano de las cámaras empresariales”.

La funcionaria explicó que la medida tiene como fin incorporar a los diferentes rubros relacionados con la gastronomía como categoría crítica junto a las demás actividades que fueron beneficiadas el año pasado bajo las decisiones económicas del decreto 440 anunciadas entre finales de julio y principios de agosto.

“Sobre los otros sectores que la oposición reclama, la verdad que llama mucho la atención, porque fuimos pioneros en tomar medidas de este tipo”, afirmó Lucarelli y continuó: “No creo que corresponda porque ya lo hemos hecho en el momento oportuno”.

En efecto, el bloque opositor sostiene que la coyuntura afecta el desarrollo de las actividades, inclusive destaca que algunas se encuentran inhabilitadas. En este sentido, escribieron: “Tampoco es una razón válida para no incluirlos, la circunstancia que algunos de ellos hayan recibido una ayuda económica similar durante el año 2020”.

Asimismo, la funcionaria remarcó que se han mantenido “las conversaciones correspondientes” y que desde el Ejecutivo se tomaron “oportunamente las decisiones”.

En este marco, subrayó que las medidas fueron evaluadas, “cuantificando el impacto en las arcas debido a que las ayudas económicas implican la transferencia de un sector a otro considerados críticos”.

“Hay que ser cautos y prolijos porque debemos velar por el equilibrio entre la salud, la integridad de las cuentas públicas y garantizar a todos los villamarienses, mucho más en pandemia, que los servicios públicos no se interrumpan”, acentuó.

Arcas municipales

Desde la oposición aseguran que el Ejecutivo está en condiciones de brindar a las diferentes actividades ese monto no reembolsable debido a que “no solo el presupuesto se lo permite (más de 3.900 millones) sino porque esa asistencia debe ser una política prioritaria”.

Destacan que la misma Lucarelli dio a conocer que “en enero y en febrero de este año (Villa María) recibió en concepto de coparticipación, un 42% más que en iguales meses del año 2020”.

Por otro lado, detallaron que durante el año pasado el Municipio “apenas otorgó en concepto de ayudas económicas a actividades afectadas por la pandemia, la suma de $ 3.934.907”.

Por el contrario, Lucarelli ratificó que el Ejecutivo “entre eximiciones y aportes no reembolsables lleva más de 5.500 millones de pesos entregados en beneficios”.

A los cuales, agregó la entrevistada, serán adheridos los otorgados en el decreto aprobado la semana pasada en el Concejo y la suspensión del OIM.

“Ya asistimos a todos los sectores que la oposición pide. Ahora se suma el sector gastronómico”, aseguró Lucarelli

“Son casi 3.000 los contribuyentes beneficiados con las medidas que hemos tomado. Siendo Villa María la pionera en la instrucción e implementación de las medidas de fomento y apoyo a los sectores económicos en el medio de la pandemia”, alegó.

Respecto a la demanda realizada por la oposición, señaló que mediante el decreto 440 de ayudas económicas fueron entregados dichos subsidios no reembolsables.

“Ya asistimos a todos los sectores que la oposición pide. Ahora se suma el sector gastronómico, que no lo tuvimos en cuenta porque en 2020, oportunamente, pudieron trabajar con algunas restricciones”, expuso.

Además, indicó que con lo aprobado en el órgano legislativo de la ciudad el jueves pasado, la suspensión del OIM alcanza a “una cantidad importante de rubros, que incluso abarca a más de los nombrados”.

Sobre el decreto de ayuda económica recalcó que nunca cambiaron las condiciones e indicó que los beneficios siempre estuvieron vigente.

“Todos los que s postularon, cumpliendo los dos requisitos (registro y habilitación) recibió el subsidio. Por lo tanto, no es verdad que no los hayamos contemplado”, sentenció.

En relación, manifestó que el decreto 538 “vuelve a prorrogar la tasa hasta tanto puedan retornar a su actividad, no tiene fecha de caducidad”.

Por otro lado, apuntó que la pandemia también implicó una dificultad para recaudar.

“No se pueden tomar decisiones unilaterales, irresponsablemente, sin medir el impacto que tienen en las arcas municipales porque son las que afrontar todo lo que es indispensable en esta pandemia”, aseguró.

Posibles nuevas medidas

Sobre la posibilidad de que el panorama empeore y exista la probabilidad de que se entreguen nuevos subsidios, consideró: “Al ritmo de vacunación que vamos y en relación a los datos arrojados desde la Nación, Argentina estaría en condiciones de regresar a la situación anterior a la pandemia en cuanto al desarrollo a las actividades económicas antes de lo imaginado”. Asimismo, dudó de que la coyuntura sea negativa aunque “quedan dos meses complejos sin lugar a duda”.

“Se podrá generar la inmunidad buscada por lo que permitirá llevar a cabo las actividades con casi normalidad”, estimó.

Asimismo, mencionó que los diferentes sectores lo podrán hacer “sin la necesidad de requerir un subsidio”.

Para cerrar, expresó: “En la gestión de la pandemia estamos trabajando en todos los frentes que deben ser atendidos y con todas las respuestas que deben estar analizando cada una de las situaciones”. En relación, sostuvo que la demanda es infinita y los recursos finitos. “Allí apunto sobre la responsabilidad y razonabilidad sobre todos de los que ocupan lugares públicos”, finalizó.